La confesión de Cacho Fontana: "Si no recibiera ayuda, no tendría para comer"

El legendario locutor se refirió en Debo decir a los problemas económicos que enfrenta
El legendario locutor se refirió en Debo decir a los problemas económicos que enfrenta Fuente: Archivo
(0)
17 de abril de 2019  • 09:48

Horas después de recibir un homenaje junto a Héctor Larrea, Cacho Fontana pasó por el programa Debo Decir para hablar de su carrera y, también, de su presente. A los 86 años, el legendario locutor y conductor de ciclos como Odol Pregunta se confesó frente a Luis Novaresio y dio cuenta del difícil momento que atraviesa.

"Fui un mal administrador de mi propio programa", dijo, haciendo un paralelismo con su trabajo. "Llegó el momento en que los años cumplieron su tiempo, mis hijas no me vieron bien, y me llevaron un lugar para rehabilitarme", explicó, en referencia a la residencia en la que se encuentra viviendo, compartiendo tiempo con su amiga Pinky Satragno.

"Alguien le dijo a otro oyente de Fontana Show, 'de pibe iba en la bicicleta escuchando en la Spika el programa de la mañana y a (Hugo) Guerrero Marthineitz a la tarde'. Y ese hombre es el administrador y creador de [la clínica geriátrica] Interplaza, Salvador Lijtenberg", contó Fontana. Según su relato, el empresario se puso en contacto con sus hijas y las invitó a conocer el lugar. "'Nosotras no tenemos dinero para pagar esto', le dijo una de mis hijas, y él respondió: 'Nadie habló de dinero, hablé de atención'", señaló emocionado.

La confesión de Cacho Fontana: "Si no recibiera ayuda, no tendría para comer" - Fuente: América TV

03:59
Video

Luego, mientras el resto de los invitados debatía sobre el complicado momento económico que atraviesa el país, Fontana expresó su adhesión a la gestión de Mauricio Macri. "Yo lo respeto políticamente. Lo he votado y estoy más que nunca envuelto en las verdades que dicen los demás", dijo. "Estimo que se necesitaría un plazo superior para equilibrar los tantos. Yo, si no recibiera ayuda, no tendría para comer. Así de fácil. Tengo una jubilación de la más baja. Esta es la verdad".

Ante la sorpresa de Novaresio, Fontana agregó: "La gente pensará que no sé qué hice yo con el dinero... Cuando tuve dinero compré una casa para mis hijas, para su futuro. En ese momento no se me dio para comprar un departamento para mí. (...) Nunca pensé en decirle adiós a esa propiedad y sucedieron los acontecimientos. Lo que no puedo admitir son los chicos sin comer y la gente cómo está; después paso por los restaurantes y están medios llenos, no es que hay tanta escasez de la gente".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?