La historia de amor de Alejandro Lerner y Marcela y un casamiento en "malla y ojotas"

El cantante y su esposa estuvieron en Cortá por Lozano
El cantante y su esposa estuvieron en Cortá por Lozano Fuente: LA NACION - Crédito: Gerardo Viercovich
(0)
23 de septiembre de 2019  • 19:02

El próximo 8 de noviembre Alejandro Lerner ofrecerá un show en el Luna Park. "Va a ser un espectáculo increíble con invitados y sorpresas tecnológicas", adelantó. pero antes, el 4 de octubre, estrenará el video de "Juntos para siempre", la canción que registró junto a Andrés Calamaro . "Nos une un lazo de amistad enorme que se remonta al inicio de nuestras carreras", dijo el autor de "Todo a pulmón" en Cortá por Lozano , el ciclo de Telefe que conduce Verónica Lozano .

Invitado al programa junto a su mujer Marcela y sus hijos, Luna y Tomás, Lerner recordó en familia los momentos más lindos de su vida. "Cuando conocés a la mujer de tu vida, te llega la señal y pensás: soy un tonto si me la pierdo. Eso me pasó con Marcela . Nos casamos en San Bernardino, en California, en malla y ojotas. No lo conversamos demasiado, lo hicimos. Decir que sí es una filosofía que practicamos, en las cosas que nos hacen bien, construir, arriesgar. Vivimos una realidad en la que nos quieren imprimir el no y es importante que en nuestro mundito el sí y el no dependan de nosotros. Tratamos de crear la realidad que queremos, para compartir, generar trabajo y una linda vida. No se lo dijimos a nadie, ni siquiera hubo testigos. Estábamos los dos solos, muy mal vestidos y nos lloramos la vida. La jueza estaba vestida como hawaiana, todo muy estrambótico", detalló Alejandro. Y concluyó que la vida los tenía destinados a estar juntos. "Había muchas personas que me hablaban de ella y a ella de mi y había muchas cosas en común. Lo único que faltaba era el encuentro".

Lerner hablo también de sus hijos. "Cuando tenés hijos tu identidad es otra. Sos otra persona. Ser padre me dio una felicidad enorme. Luna es una dulzura, canta, edita sus videos. Y Tomás es un lernercito en miniatura. Una vez estábamos cenando en un restaurante argentino en Los Ángeles y sonaba una salsa. Y en casa no es que escuchemos mucha salsa, pero escucho que sigue el ritmo, me mira y me dice: 'azúcar'".

Remontándose s sus inicios, el cantante contó qué hizo con el primer dinero que cobró por derechos de autor. "Me lo gasté en un sandwich de pavita en un bar, al lado de Sadaic. Y en los Estados Unidos los sandwiches de pavita miden como un metro y sentís que ganás un millón de dólares".

Por último, Alejandro Lerner quiso dejar un mensaje. "Tenemos que volver a encontrar esas cosas que nos unen, porque todos juntos vamos a salir adelante en este país. Encontremos lo que nos une y no lo que nos separa. Hay que ser sensibles ante la necesidad del otro y también en la forma de pensar del otro", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.