La obsesión de Pampita Ardohain durante su luna de miel: la decoración

Pampita lanzó una línea de muebles con su nombre.
Pampita lanzó una línea de muebles con su nombre. Crédito: Philippe Bacqué
Guillermo Courau
(0)
6 de diciembre de 2019  • 11:40

¿Una línea de muebles diseñado por Pampita? ¿Por qué?, "Porque tenía ganas", contesta ella divertida. A menos de 24 horas de haber vuelto de luna de miel, Carolina Ardohain se acomoda en uno de los sillones que ayudó a diseñar, durante el evento que la tiene como protagonista en Puerto Madero, y se dispone a hablar con LA NACIÓN sobre su pasión por el diseño, su obsesión por los detalles y, por supuesto, cómo le fue en su romántico viaje a París con su flamante marido , Roberto García Moritán, y los primeros días de convivencia.

A diferencia de otras figuras del medio que se limitan a ceder los derechos de su nombre no sabiendo muchas veces para qué, la modelo le explicó que fue parte activa del proceso de creación de la línea 'Pampita by Fontenla', de principio a fin: "Me gusta mucho la estética, y desde hace varios años que quería hacer cosas de decoración. Aunque te parezca mentira, todo lo que ves acá lo diseñé yo. Desde los centímetros que tenía que tener este apoyabrazos, hasta las plantas que fuimos a buscar al vivero, este lino que elegimos entre muchísimas muestras, las mantas, hasta mandamos a imprimir las fotos para que tuviera el estilo de mi casa".

Las imágenes a las que se refiere la estrella, y que decoran varios rincones del espacio, son de su casamiento con Roberto García Moritán, quien por lo visto, también fue testigo de la pasión de su esposa por la decoración y su obsesión por estar en todos los detalles, " Desde París estaba eligiendo la planta, el tamaño del cuadro, dónde era mejor ponerlo. Y seguí cuando volví, por ejemplo, hasta hace un rato acá había un adorno que lo terminé sacando porque no me gustaba cómo quedaba".

Pampita en Fontenla, Puerto Madero.
Pampita en Fontenla, Puerto Madero. Crédito: Philippe Bacqué

Uno podría suponer que a alguien tan minucioso no le alcanza el tiempo para disfrutar de los pequeños placeres de la vida, pero son justamente estos los que Pampita destaca a la hora de recordar su luna de miel: "Fue hermosa, pero si me tengo que quedar con algún momento elijo los que fueron simples y especiales: un abrazo en una esquina, el cafecito en la calle, abrigados. Son los que más rescato. Es verdad que hubieran sido igualmente especiales en cualquier lado, pero París ayudó a estar en el lugar perfecto en el momento indicado".

Pero, ahora, la romántica luna de miel dio paso a la segunda etapa: la convivencia. "Nunca habíamos convivido -se emociona-, empezamos ayer y ahora tenemos que darle a nuestra familia el tiempo para que se acomode y disfrute de este momento así como estamos. Por eso cuando me preguntan por los hijos, aclaro que no estoy embarazada ni que va a suceder ahora, pero estoy segura de que por las ganas que tenemos los dos y el proyecto que estamos construyendo, en algún momento se va a dar. Pero por ahora estamos transitando los primeros días de casados".

Nada fácil en el caso de él, si es de los que dejan las zapatillas al lado del sillón del living, convivir con una esposa enamorada del diseño y la estética: "No -se ríe-, en casa no pasa nada, está todo bien. Pero si tengo que diseñar un espacio me fijo en todos los detalles. Amo trabajar, y no hay nada que lleve mi nombre y que no tenga algo de mi esencia".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.