Moria Casán conduce Incorrectas desde su casa

En cuarentena, Moria Casan conduce Incorrectas desde su hogar
En cuarentena, Moria Casan conduce Incorrectas desde su hogar Crédito: Instagram
(0)
16 de marzo de 2020  • 17:19

"No veo a mis nietos, Helena y Dante, pero hablamos por teléfono todos los días y hacemos skype. Helena filma constantemente, porque le encanta. Sofía es muy panicosa. Me llama y me dice: mamá, decime que no te vas a morir'. Tiene un mambo con la muerte de sus seres queridos. Le dije que se quede tranquila, que no me voy a morir y, en todo caso, no resucito al tercer día pero sí al cuarto", bromeó Moria Casán . Debido a la cuarentena por el protocolo del coronavirus, la actriz conduce Incorrectas desde su casa de Parque Leloir.

"Sofía está preocupada porque dice que soy población de alto riesgo, porque tengo más de 65 años. Ayer me llamó un montón de veces para ver cómo estoy. Y yo estoy divina, mejor no puedo estar", aseguró Moria, quien también suspendió las funciones de La gran depresión , que protagoniza junto a Nacha Guevara en el Multitabarís. "Mi hija es muy miedosa. Se suspendieron los ensayos de una obra que va a estrenar pero sigue grabando los capítulos de la segunda temporada de El Tigre Verón . Está mayormente en su casa, con una niñera que cuida a los chicos. Cuando llega a la casa deja los zapatos afuera. Todo es como una revolución social".

Moria trata de tomarse la cuarentena de la mejor manera posible. "Camino en la cinta todos los días. Y nado desnuda, porque soy nudista. Y algunas noches me doy un baño de luna". También aprovechó para mandarle saludos a su marido, Humberto Poidomani. "Besos mi amor, acá tengo el anillo de casamiento. Poido está en Miami, también en cuarentena, porque volvió de Nueva York y aunque es el mismo país tiene que cumplir un protocolo. Estamos todos rehenes en nuestro propio territorio".

Con respecto a las medidas de higiene y cuidado personal, "La One" asegura que siempre fue muy precavida. "Se terminó el alcohol en gel pero tengo el común. Me lavo las manos con jabón. Estamos teniendo cuidado en los pisos, por si el virus queda ahí. Después todo igual, porque yo no doy besos. No puedo besar a toda la gente que me quiere besar, haya coronavirus o no. Es por una razón de salud, siempre lo hice. Soy una loca de la limpieza". Y en cuanto a su alimentación, sumó: "Al no tener teatro estoy haciendo ayuno intermitente y como las viandas que me manda el doctor Mülberger".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.