Pico Mónaco: "Me veo con uno, dos, tres hijos; tengo mucha química con los chiquitos"

El tenista habló con LA NACION Revista sobre su presente en el tenis, sus planes a futuro y su relación con Pampita Ardohain
Juan "Pico" Mónaco sueña con ser padre y formar un familia
Juan "Pico" Mónaco sueña con ser padre y formar un familia Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Coló
El tenista habló con LA NACION Revista sobre su presente en el tenis, sus planes a futuro y su relación con Pampita Ardohain
(0)
13 de enero de 2017  • 15:21

Pico Mónaco afronta el final de su carrera con muchas dudas, pero sin miedos. En 2013, sufrió una lesión en su muñeca que lo obligó a someterse a numerosas infiltraciones y tratamientos para poder seguir adelante en los courts, hasta que en 2015 le "explotó la mano" mientras disputaba un partido frente a Robin Haase en Kitzbuhel, Austria. Entonces, sólo quedaba la opción más temida: pasar por el quirófano.

"He llegado a despertar a la mañana con la mano tan empastada de tantas infiltraciones, que tenía que abrir la canilla de agua caliente y dejar la mano debajo del agua durante cinco minutos para poder empezar a moverla. Eso lo viví durante cinco meses antes de operarme, todos los días", le contó el tenista, de 32 años, a LA NACION Revista . Y, aunque se encuentra ya recuperado, decidió "bajarse" del abierto de Australia para preservarse: "Me operé en 2015, tengo que elegir bien el calendario. (...) Con mi equipo de trabajo decidimos esperar un poco más y arrancar la temporada en canchas lentas, que es donde menos resentimiento tengo en la muñeca".

La decisión de dejar los courts aún no tiene fecha, pero parece inminente para el tandilense. "Estoy grande, son muchas temporadas. Todo lo que soñé cuando era chico, lo logré", aseguró antes de enumerar algunos de los hitos que tuvo su carrera. "Lo que me replanteo muchas veces es si vale la pena seguir esforzándome. (...) Me cuesta, porque es algo que hice toda la vida".

A los 32, Mónaco piensa en su vida fuera de los courts
A los 32, Mónaco piensa en su vida fuera de los courts Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Coló

¿Trabajaría Pico una vez que deje el tenis? "Sí porque soy hiperquinético. Tengo una cervecería con socios amigos en Mar del Plata (se llama La Paloma) que me requiere tiempo y me encanta. También tengo un campo de yerba. Son cosas que fui armando a medida que se acercaba el final de la carrera para que, cuando llegara el cimbronazo de no jugar más, automáticamente, al día siguiente, tuviera la cabeza ocupada", confió.

Pero más allá de lo laboral, en la entrevista también cuenta detalles de su relación con Pampita Ardohain, el modo en que se conocieron, cómo la agendó en su celular y el pésimo histeriqueo que mantuvieron por WhatsApp en un primer momento. "Al principio, cuando empezamos a chatear, sentía que era muy cortada, me contestaba muy seca. En un momento le pregunté si la estaba pasando bien. 'No pienses que soy así, soy malísima escribiendo', me dijo. Entonces le dije que hiciéramos a la antigua: hablemos por teléfono", apuntó con humor.

Además, el tenista abrió su corazón sobre su deseo de convertirse en padre y formar una familia: "Me veo con uno, dos, tres hijos. ¿Por qué no? Me encantan, tengo mucha química con los chiquitos, tengo sobrinas, soy padrino, hoy en día están los hijos de Carolina. ¿Me veo como padre? Sí, me veo".

  • Podés leer la entrevista completa a Juan "Pico" Mónaco en la edición de este domingo de LA NACION Revista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.