Tras abandonar la residencia geriátrica, Pinky celebró su regreso a casa con sus íntimos

Lidia "Pinky" Satragno, de 83 años, se prepara para regresar a la televisión
Lidia "Pinky" Satragno, de 83 años, se prepara para regresar a la televisión Crédito: Gerardo Viercovich
(0)
20 de julio de 2019  • 16:44

Sonriente y acompañada por su hijo, Gastón Satragno, Pinky abandonó este mediodía la clínica de rehabilitación en la que se encontraba internada desde hace poco más de un año. Para celebrar el regreso a su hogar, la legendaria locutora y conductora televisiva, se reunió con sus íntimos en un restó de Recoleta.

Acompañada por su hijo Gastón, la "señora televisión" almorzó con amigos en un restó de Recoleta
Acompañada por su hijo Gastón, la "señora televisión" almorzó con amigos en un restó de Recoleta Crédito: Gerardo Viercovich

Esta semana, Pinky, de 83 años, había dado muestras de su recuperación al asistir al Congreso, donde fue condecorada con la mención de honor "Domingo Faustino Sarmiento". Llegó hasta allí caminando, acompañada por su sobrina Kari Araujo, y de muy buen ánimo. "Ésta casa me trae muchos recuerdos. He frecuentado sus salones y he trabajado en ella", dijo la conductora, en alusión a su paso como diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, entre 2007 y 2011.

Pinky junto a su hijo, Gastón, sus nietos, Isidoro y Miranda, y su sobrina, Kari, durante el homenaje que se le rindió el martes, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional
Pinky junto a su hijo, Gastón, sus nietos, Isidoro y Miranda, y su sobrina, Kari, durante el homenaje que se le rindió el martes, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional Fuente: Archivo

A comienzos de 2017, tras sufrir una trombosis y lidiar con las consecuencias de un epoc, Satragno se encontraba prácticamente recluida en su departamento en Palermo. "Me tengo que movilizar con mucha cautela. Solo camino dentro de mi departamento y con bastón", le contaba a LA NACION por entonces. Un año después, cuando sus dificultades motrices empeoraron, decidió internarse en la residencia geriátrica Interplaza, la misma en la que se encontraba viviendo su amigo y colega Cacho Fontana.

"Era una lástima que pasara la vida postrada. Así que me tuve que poner en el papel de la hermana fuerte. Ella decía 'más adelante, lo voy a pensar', pero por suerte la convencieron el dueño de la residencia y Cacho Fontana. Esta más animada, charla y tiene reuniones con Cacho y gente que los visita", explicaba en marzo pasado Raquel Satragno, su hermana.

En noviembre, Pinky y Fontana fueron homenajeados en la ceremonia de entrega de los Martín Fierro de Radio 2018. "La radio y la televisión son los únicos lugares en el mundo donde jamás he tenido miedo. Estuvimos con Cacho treinta años sin vernos, y un día me llama por teléfono, y me dice: 'Hay un amigo mío que se llama Salvador que quiere hablar con vos'. Y era el dueño de la clínica y él hace honor a su nombre. Por eso este homenaje que me sensibiliza tanto y se lo dedico a él, porque si no fuera por él, yo no estaría aquí para recibirlo", dijo ella al momento de recibir su premio honorífico.

Pinky, homenajeada en los Martín Fierro - Fuente: YouTube

01:08
Video

En enero, la muerte de su hijo mayor, Leonardo, fue un golpe durísimo para ella. En silla de ruedas, Pinky concurrió a la Chacarita para despedirlo, en medio de muestras de profunda congoja.

Una neumonía complicó el cuadro de Satragno en mayo, que debió ser hospitalizada durante varios días. Sin embargo, ella siguió adelante con sus ganas de rehabilitarse y nunca dejó de soñar con regresar a la televisión.

Ese sueño, de hecho, se hará realidad muy pronto: en agosto, la "señora televisión" estará al frente de un ciclo semanal en la TV Pública, que se llamará Memoria desordenada. Así, Satragno volverá a la conducción, luego de 18 años de ausencia en pantalla.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.