Valeria Mazza, un hada celestial con legión propia

En medio de risas cómplices y cariño, Valeria posó en exclusiva para ¡Hola! con sus ''''hombres'''' (de izquierda a derecha): Benicio, Tiziano, Balthazar y Alejandro Gravier
En medio de risas cómplices y cariño, Valeria posó en exclusiva para ¡Hola! con sus ''''hombres'''' (de izquierda a derecha): Benicio, Tiziano, Balthazar y Alejandro Gravier Crédito: Matías Salgado y Marcelo Bartolomé
Volvió a ponerle el corazón al piso pediátrico del Hospital Austral y, junto a Alejandro Gravier y sus tres hijos varones, recaudaron dos millones y medio de pesos. “Quiero contagiar a todos de compromiso solidario”, dijo Vale
(0)
17 de noviembre de 2015  • 17:14

La magia austral existe y Valeria sabe "contagiarla" como ninguna. Tomada de la mano de sus varones y con ese porte impecable que conserva desde las épocas en que recorría las pasarelas del mundo, Valeria Mazza (43) fue la anfitriona perfecta de la décima edición de la gala a beneficio del área de Pediatría del Hospital Austral, que amadrina. Junto a su marido, Alejandro Gravier (53) –con quien arma codo a codo la fiesta– y sus hijos Balthazar (16), Tiziano (13) y Benicio (10), recibieron en el Palacio Duhau-Park Hyatt Buenos Aires a doscientos invitados, entre poderosos hombres de negocios, políticos, deportistas, modelos y amigos incondicionales que aportaron su grano de arena.

"Es una noche de celebración y de agradecimiento a todos los que nos apoyan", le confió a ¡Hola! Valeria horas antes de abrir las puertas del tradicional palacio. Y agregó: "Me encanta que ayuden mis hijos y sus amigos, que se vayan involucrando, es la mejor manera de educarlos".

La primera en llegar fue Dolores Cahen d’Anvers –íntima de los Gravier y madrina de Taína–, rodeada por sus hijos Simón y los mellizos Isidro y Rufino. "Saquemos una foto todos juntos, somos familia", dijo Gravier. Para Lulu era una noche especial. Más allá del amor que siente por sus amigos, era su vuelta a la fiesta desde la muerte de su marido, el arquitecto Horacio Mazza, en septiembre del año pasado. Y a medianoche, además, sus mellizos celebraban los 13 años.

DUELO DE DIOSAS

Crédito: Matías Salgado y Marcelo Bartolomé

Casi en simultáneo hicieron su entrada Pampita Ardohain , María Vázquez y Mirtha Legrand . Muy buscada por la prensa, con su sonrisa inalterable y mucha cordialidad, la exmujer de Benjamín Vicuña eludió las preguntas sobre su separación, y le dijo a ¡Hola!: "Vine porque quería acompañar a Valeria. La vi hacer cosas muy lindas por otros. Yo no me olvido, tengo memoria". Después, se sumó a su divertido grupo, del que formaban parte la DJ Puli Demaría y Flor de la V , y disfrutaron del recital de jazz que dio en la terraza de Gioia Delfina Oliver. Cuando salió al jardín para sacarse fotos, Valeria le recordó que podía contar con ella para lo que necesite. Pampita le agradeció y prometieron cruzarse en el verano por Punta del Este.

El momento del baile estuvo a cargo de Agapornis, que hizo un recorrido por sus hits. María Vázquez y Flor de la V no dudaron en subir al escenario para cantar con ellos
El momento del baile estuvo a cargo de Agapornis, que hizo un recorrido por sus hits. María Vázquez y Flor de la V no dudaron en subir al escenario para cantar con ellos Crédito: Matías Salgado y Marcelo Bartolomé

En el caso de María, fue acompañada por Jorge Lukowski, director de Relaciones Institucionales en Aeropuertos Argentina 2000, ya que su marido, Adolfo Cambiaso, había ido a Ezeiza para atenderse con el kinesiólogo de la Selección para que lo pusiera a punto antes de jugar el Abierto Argentino de Polo. "Este es un gran año para él. Ahora queremos que La Dolfina, su equipo, pase a la historia", dijo María, dueña de un cuerpo increíble, que mantiene con clases de baile y de tela, una técnica circense. El recordman le envió varios mensajes para saber si estaba volviendo a Cañuelas, donde viven.

Los minicaballeros de la noche, Santino Roca, Isidro Mazza, Gianni Pisani y Rufino Mazza quisieron llevarse la foto de recuerdo con Mirtha. La diva de los almuerzos aceptó encantada
Los minicaballeros de la noche, Santino Roca, Isidro Mazza, Gianni Pisani y Rufino Mazza quisieron llevarse la foto de recuerdo con Mirtha. La diva de los almuerzos aceptó encantada Crédito: Matías Salgado y Marcelo Bartolomé

Mirtha Legrand fue directo al salón Posadas, donde se habían dispuesto las veinte mesas que se vendieron entre ochenta mil y cien mil pesos. Allí saludó a los anfitriones, con quienes compartió la mesa principal. Impactada por la ambientación de Martín Roig, lo felicitó y también elogió a la organizadora, Bárbara Diez. Después, bromeó: "Mi instinto me dijo que tenía que estrenar este vestido dorado que combina con la decoración".

MINIAYUDA DE LOS CHICOS

Los más jóvenes fueron grandes protagonistas al encargarse de vender las llaves, a mil pesos cada una, con las que se podía acceder al cofre más preciado: el que tenía una joya de Bvlgari de Eve Joyeros. Cumplido el objetivo, se sentaron en una mesa preparada sólo para ellos, fuera del salón. Divertidísimos, cada tanto asomaban para ver si ya había una ganadora (finalmente se la llevó Isabella Furlotti). Hubo además muchos premios y subastas. ¿Lo más original? Las "experiencias" que subastó Iván de Pineda: una comida hecha en casa para diez personas por Donato De Santis, un partido con amigos en la cancha de Boca Juniors y otro en el estadio de River, una salida en el Buenos Aires Golf, un match de polo en La Ellerstina, una estadía con aéreo incluido en la Bodega Salentein y Vips Emotions para la Fórmula E.

PALABRAS DE VALERIA

Cuando la fiesta casi era historia, Valeria y Alejandro se abrazaron, felices por el resultado de la recaudación: dos millones y medio de pesos
Cuando la fiesta casi era historia, Valeria y Alejandro se abrazaron, felices por el resultado de la recaudación: dos millones y medio de pesos Crédito: Matías Salgado y Marcelo Bartolomé

"Siento un eterno agradecimiento con el equipo que año a año hace esto posible. Estoy convencida de que el cambio empieza por cambiar uno y su entorno. Quiero contagiar a todos de compromiso solidario. Así se genera un estado de ánimo que inspira a otros". Se emocionó con el video que proyectaron con toda la actividad del área que amadrina y recibió un álbum conmemorativo con fotos de los logros conseguidos en la última década, de manos del director del Departamento Materno Infantil del Hospital Austral, Dr. Manuel Rocca Rivarola. Terminada la comida, que incluyó ojo de bife asado con mouseline de calabazas y papas andinas y lingote de chocolates, bajaron al salón Nogal, donde Agapornis le puso ritmo a la fiesta. Florencia de la V y María Vazquez dieron cátedra de baile desde el escenario. La décima noche austral recaudó dos millones y medio de pesos y promete seguir elevando su mágica vara.

Texto: Lucila Olivera y Sofía Kotler

Fotos: Matías Salgado y Marcelo Bartolomé

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.