Verónica Perdomo relató la experiencia sobrenatural que vivió cuando tuvo el ACV

La actriz contó que fue lo que vio cuándo estuvo al borde de la muerte
La actriz contó que fue lo que vio cuándo estuvo al borde de la muerte
(0)
21 de julio de 2019  • 01:59

Hace diez años, Verónica Perdomo tuvo un ACV que casi le cuesta la vida. La actriz estaba trabajando en Chile cuándo de repente se sintió mal y decidió volver al país. "Empezó un poco en Chile, me dolía mucho la cabeza y me vine a la Argentina. Me subí al avión, dije 'voy a dormir', y no me acuerdo más nada. Llegué bien, fui a mi casa y ahí me agarró el ACV", relató durante su visita a PH: Podemos Hablar.

"Estuve un mes en coma y tres meses internada. De repente no sabía nada, ni una palabra, ni cocinar, ni tomar mate, tuve que aprender todo despacito. Viví con un casco puesto un año", agregó. "También tuve una trombosis en los pulmones, y ahí casi me muero de vuelta. En ese momento, un médico agarró a mi familia y les preguntó si sabían que quería yo, si sentían que me iba a bancar estar en silla de ruedas y ciega toda la vida. Mi papá no entendió nada, mi mamá solo decía que yo iba a estar bien, y mi exmarido dijo que si había una esperanza prefería la vida, gracias a Dios".

En ese momento, la actriz se dispuso a relatar la experiencia sobrenatural que vivió en el momento en el que tuvo un paro cardíaco. "Cuándo tuve la trombosis me tuvieron que reanimar dos veces. Lo único que me acuerdo es de un sueño en el que me vi muerta", narró. "Mi papá era agnóstico, por lo cuál nos reíamos del tema del túnel y todo eso. Perdón pero es así, sin embargo después me pasó".

"Me vi muerta y pensaba: 'Que bueno, voy a dormir'. Ahí estaba un tío mío que se había muerto hace poco. Al rato sentí las piñas en el pecho de la reanimación, y pensé: '¿Por qué me despiertan si quiero dormir?'", rememoró. "De repente otra vez me vi muerta, y me fui a un teatro. Estaba como enamorada de ese lugar... Apareció una chica que me empezó a cerrar una puerta. Yo intentaba abrirla y me preguntaba por qué no me dejaban entrar. Pensaba que se habían olvidado de mí, pero que ya iban a volver. Me senté en el piso a esperarlos y ahí empezaron otra vez las piñas en el pecho".

Una vez que le retiraron la traqueotomía y pudo volver a hablar, Verónica le relató lo sucedido a su expareja. "Lo loco es que cuándo me desperté, cuándo pude hablar, le conté esto a mi exmarido que era muy católico, y él me dijo: '¿Y ahora que vas a hacer?'. Le dije que era solo un sueño por mi papá".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.