Premios Hugo 2019: perlitas, polémicas y grandes ganadores

Todos los ganadores
Todos los ganadores
Silvina Ajmat
(0)
4 de septiembre de 2019  • 11:29

La Ballena Azul fulguraba energía musical anoche. Latía. Reunía en su interior la celebración de un número redondo y por eso estaba más alborotada que nunca. En el cumpleaños número 10 de los Premios Hugo al teatro musical, que incluyó torta, sorpresas, bloopers e hinchadas bullangueras, hubo también un regreso al origen. Si el premio toma su nombre del creador del universo teatral infantil más rico de la Argentina, Hugo Midón, el máximo galardón se lo llevó una obra que sin dudas marca un camino para el nuevo musical nacional, ese que echa mano a los más grandes pensadores y poetas nuestros para crear una historia conmovedora. Recuerdos a la hora de la siesta, un infantil hecho en base a textos de María Elena Walsh, que arrasó este invierno del novel y talentosísimo Emiliano Dionisi, alzó el oro.

La actriz más joven de la ceremonia, que interpretó a la hija de la protagonista de Una vez en la vida, al momento de ganar el premio a mejor musical
La actriz más joven de la ceremonia, que interpretó a la hija de la protagonista de Una vez en la vida, al momento de ganar el premio a mejor musical

Pero no fue el único premio que muestra un camino sólido hacia la definición de un género muchas veces ecléctico, confuso, díscolo para el teatro local. El mejor music hall fue De eso no se canta, un trabajo que recorre canciones exquisitas del acervo cultural argentino prohibidas por la dictadura militar. El mejor musical off fue para Fierro, una recuperación del Martín Fierro, la gran epopeya nacional. El mejor musical del circuito comercial lo obtuvo Una vez en la vida, que habla de un crisol de razas, una historia foránea y cercana a la vez.

Raúl Lavié se llevó el primer Hugo de Platino
Raúl Lavié se llevó el primer Hugo de Platino

Quizás por eso, por reivindicar las raíces, hubo homenajes sinceros a lo largo de toda la noche. La primera en ser reconocida por su trayectoria fue Mecha Fernández y la coreógrafa usó una palabra que se repetiría durante toda la velada. "Gracias por visibilizar", dijo, antes de leer un listado de bailarines que trabajaron con ella en el pasado y nunca tuvieron la ocasión de ser premiados, pues no existían premios para bailarines. También recibieron una placa a la trayectoria Adriana Aizemberg, Zulema Alcayaga y Vicky Buchino. Para visibilizar también, se inauguraron los premios Hugo de Platino, que se entregaron al final de la noche, y que, según se explicó, serán otorgados una vez cada diez años como reconocimiento al trabajo de una persona que se destacó en la década. En esta primera ocasión, fue para Raúl Lavié. En una búsqueda de reafirmar la fuerte personalidad de los premios, otra decisión: los premios de Oro a lo mejor del año se convertirán en un premio que se otorgue cada cinco años a lo mejor del lustro. La contradicción intrínseca a premiar cada categoría y luego imponer algo aún mejor exigía revisarse. Y se hizo.

El cuadro de Camarera, a cargo de Josefina Scaglione
El cuadro de Camarera, a cargo de Josefina Scaglione

A lo largo de cuatro horas, Laurita Fernández y Diego Reinhold llevaron adelante el ánimo del público ansioso por conocer los resultados. La actriz que descolló en Sugar debutó como presentadora con solidez y se convirtió en el alma de la fiesta, además de sostener los inconvenientes técnicos -que fueron varios- con holgura y simpatía. Un blooper en particular quedó para el anecdotario de los premios: se entregaba la categoría Traducción de Libro y/o Letras, en la que estaban nominados los adaptadores de Chorus line, Una vez en la vida y Tommy. Cuando se anunció el premio los nombres que leyeron fueron los de Agustín "Soy Rada" Aristarán y Pablo Fábregas, quienes estaban nominados en la categoría Mejores Letras, no en Traducción y Adaptación. La platea fue la que notó la incoherencia y gritó "no", mientras "Soy Rada" celebró su premio anticipado. Entre chistes la situación quedó solucionada cuando finalmente se supo que los ganadores en la terna eran Lily Ann Martín y Pablo del Campo, por su trabajo para Una vez en la vida.

Paula Reca se llevó el premio a mejor actriz
Paula Reca se llevó el premio a mejor actriz

La obra dirigida por Julio Panno -también premiado- fue una de las grandes triunfadoras de la noche. Sus dos protagonistas, Eliseo Barrionuevo y Paula Reca, ganaron el premio a mejor intérprete, batiendo nada más ni nada menos que a figuras como Mike Amigorena y Alejandra Radano, respectivamente. Amigorena se retiró inmediatamente después de que su colega finalizara el discurso de agradecimiento, pero lejos de mostrarse molesto, aprovechó la retirada para felicitar a algunos galardonados, sobre todo a los de la obra Fierro, que aseguró haber disfrutado mucho. El resto del equipo de Cabaret, sin embargo, no hizo notar su presencia en la gala -Florencia Peña no estaba nominada y no asistió-, y aunque fue la propuesta más ambiciosa de la temporada, solo alzó dos estatuillas de las 13 a las que aspiraba: mejor diseño de sonido y mejor maquillaje.

Hair, en escena
Hair, en escena

Conocidos como una fiesta de la familia musicalera argentina, los Hugo no se habían caracterizado por abundar en comentarios políticos. Pero en un año electoral, con el país entero pendiente de las noticias económicas, hubo quienes aprovecharon su momento al micrófono para expresarse. Hubo arengas kirchneristas que recibieron la ovación de un ala de la platea, hubo un chiste grabado de Luis Novaresio acerca de la diferencia entre llamar al lugar donde se celebraban los premios Centro Cultural Kirchner o CCK, y hubo quien hizo lo contrario y pidió dejar de lado "la grieta". "Justicia social mata la grieta", dijo Manuel Ablin, del equipo de El Choque Urbano que se convirtió en lo mejor de la temporada en el circuito off.

Hacia el final de la noche, las ovaciones no cesaban así como algunas caras largas también. Los nominados a mejor musical se lucieron con sus escenas: Josefina Scaglione interpretó una dulcísima versión de "Me quiero encontrar"; Eliseo Barrionuevo y Paula Reca cantaron juntos "Voy cayendo"; el elenco de Hair -que se llevó 5 premios- bajó del escenario y se montó en las butacas para corear "Deja que entre el sol"; los bailarines de Chorus Line brillaron con los pasos de la coreografía final; los chicos de Tommy mostraron su energía arrolladora. Cabaret no presentó ningún cuadro, lo que provocó críticas. En una celebración del género, el musical que está causando un impacto masivo a nivel público y recepción general es naturalmente uno de los más esperados de la noche, se llevara o no un premio. Las razones detrás de su ausencia, probablemente vinculada a la falta de una candidatura para su protagonista, Florencia Peña, levantaron suspicacias.

Un homenaje a Hugo Midón no podía faltar como broche de oro. Al son de Vivitos y coleando, Laura Oliva, Roberto Catarineu y Carlos March entraron en escena luciendo sus narices rojas y se sumaron a un gran elenco para cantar canciones icónicas de la dupla Midón-Gianni. Los aplausos de pie y las lágrimas demostraron cuánto amor hay en este género. Hay respeto por la historia del musical pero también hay vida y una mirada certera hacia el futuro. "Pensamos cumplir diez años más", dijo Pablo Gorlero. "Cuarenta años más", dijo Ricky, y un "así sea" vibró en todos los presentes.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.