Rumbo al Oscar: el gran momento del documental

Temas políticos y biografías musicales en los cinco largometrajes que compiten en la categoría de no ficción; cuatro de ellos, disponibles en Netflix
Diego Batlle
(0)
20 de febrero de 2016  

Que el documental está pasando por un excelente momento en todo el mundo no es novedad, pero los abonados a Netflix podrán comprobarlo ya que el servicio de streaming online ofrece cuatro de los cinco largometrajes nominados al premio Oscar que se entregará -al igual que el resto de las distinciones de la Academia de Hollywood- el próximo domingo 28 de febrero.

Los candidatos en el rubro de no ficción se dividen en dos grandes sectores, ya que tres documentales son de fuerte sesgo político (sobre conflictivos países como México, Ucrania e Indonesia) y dos sobre cantantes tan brillantes como dueñas de una sufrida existencia (Amy Winehouse y Nina Simone). El único de los cinco nominados que no está disponible en Netflix es The Look of Silence, de Joshua Oppenheimer (una suerte de secuela de The Act of Killing, también sobre el genocidio en Indonesia), pero los otros cuatro ya pueden ser vistos antes de la ceremonia de los Oscar.

  • Tierra de carteles (Cartel Land), de Matthew Heineman.

Ganador de los premios a mejor dirección y fotografía en el Festival de Sundance de 2015, Heineman expone con una crudeza por momentos al borde de lo intolerable lo que ocurre a nivel de narcotráfico y violencia tanto al norte como al sur del río Grande. Por un lado, sigue en el sur de los Estados Unidos al veterano de guerra Tim "Nailer" Foley, líder del Arizona Border Recon, un grupo extremista y paramilitar que se dedica a prevenir la inmigración ilegal y a combatir a los narcos mexicanos que ingresan droga a su país. Por otro (el segmento más interesante), muestra la cotidianeidad de José Manuel "el Doctor" Mireles, cabeza visible del movimiento armado conocido como Autodefensas que surgió de manera autogestiva y al margen del gobierno para combatir al sanguinario cartel de los Caballeros Templarios en el estado de Michoacán. Heineman acompaña a Mireles y en ese viaje se va describiendo la compleja trama sociopolítica y económica que lo llevó de ser un líder de inmensa popularidad en medio de una suerte de guerra civil a convertirse en el enemigo público número uno (actualmente está preso), ya que la mayoría de sus compañeros de lucha aceptó sumarse a las fuerzas policiales y él se negó a entregar las armas.

  • Winter on Fire: Ukraine's Fight for Freedom, de Evgeny Afineevsky.

Entre noviembre de 2013 y febrero de 2014 miles de ucranianos ocuparon Maidán, la plaza de la independencia en Kiev, para protestar contra la decisión del presidente Víktor Yanukóvich, líder del prorruso Partido de las Regiones, de suspender la anunciada firma del Acuerdo de Asociación y el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea. En principio, fueron los estudiantes quienes encabezaron el movimiento Euromaidán, pero luego se fueron sumando muy diversos sectores, desde grupos fascistas que chocaron con la policía hasta representantes de la Iglesia Ortodoxa. Afineevsky registró casi como si fuera un corresponsal de guerra, el día a día (fueron 93 jornadas hasta que Yanukóvich fue depuesto y huyó a Rusia) de este movimiento que se inició como demostración pacifista y finalizó casi como una revolución con enfrentamientos armados en las calles y decenas de muertos. El documental se sostiene por la potencia y urgencia de sus imágenes que permiten comprender las dimensiones y alcances del movimiento de protesta y de la represión lanzada desde el aparato estatal.

  • Amy, de Asif Kapadia.

El celebrado director de Senna tuvo un acceso privilegiado durante tres temporadas a la intimidad de Amy Winehouse, la brillante intérprete de soul y jazz londinense que murió en 2011, a los 27 años. Lo mejor de Amy pasa por la cercanía, la crudeza desgarradora, la visceralidad con que se expone el descenso a los infiernos de esta digna heredera de Ella Fitzgerald o Billie Holiday, sus múltiples adicciones, su traumática manera de convivir con la fama y la miserable prensa amarillista británica y la tóxica relación con su abusivo marido Blake Fielder-Civil. La tierna escena en que ella muestra todos sus miedos a la hora de compartir la grabación de un dueto con el mítico Tony Bennett (y las hermosas palabras que él le dedica) es lo mejor del film. Unos instantes de una intensidad y una humanidad que conmueven y justifican la visión de esta polémica, contradictoria, pero finalmente fascinante película (también puede verse estos días en OnDirecTV).

  • What Happened, Miss Simone?, de Liz Garbus.

Garbus es una prolífica y consagrada directora de documentales, como The Farm: Angola, USA; Girlhood; Bobby Fischer Against the World y Love, Marilyn. En este caso, excede por mucho los lugares comunes y las limitaciones del film-tributo para escarbar no sólo en su brillante trayectoria artística sino también en su turbulenta vida personal. Con un extraordinario material de archivo (imágenes, fotos, cartas, shows y grabaciones de todas sus épocas y de muy diversos orígenes y connotaciones) y con conmovedores testimonios a cargo de su hija, de su ex marido, de sus ex músicos y de sus amigos más cercanos, Garbus reconstruye una historia plagada de éxitos y fracasos, de ascensos y caídas, de reconocimientos y acusaciones, de éxtasis y locura, de amor y violencia, de poder y fragilidad. Así fue Eunice Waymon (1933-2013), más conocida como Nina Simone (Nina por Niña y Simone por la actriz francesa Simone Signoret), formada como pianista clásica desde los ¡tres años!, dueña de una prodigiosa voz de barítono (que algunos cuestionaron como demasiado masculina) que se lució a pura versatilidad cantando jazz, gospel, soul y folk. El film es clásico en su estructura (recorre incluso su vida de manera cronológica), pero siempre contundente y valioso. A la medida del inmenso talento de Nina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.