Streaming: en Utopía, las teorías conspirativas más delirantes son la triste verdad

Sasha Lane, la elegida de Gillian Flynn para el rol clave de la serie Utopía, estreno de Amazon Prime Video
Sasha Lane, la elegida de Gillian Flynn para el rol clave de la serie Utopía, estreno de Amazon Prime Video Crédito: Gentileza Amazon Prime Video
Hernán Ferreirós
(0)
3 de noviembre de 2020  • 11:57

Utopía (EEUU/2020). Creadora: Gillian Flynn. Elenco: John Cusack, Rainn Wilson, Dan Byrd, Sasha Lane y Ashleigh Lathrop. Disponible en: Amazon Prime Video. Nuestra opinión: regular.

En su versión original británica, estrenada en 2013, Utopía es un relato certificadamente malvado que intenta incomodar desde todos los flancos posibles: hay una prolongada escena de tortura focalizada en los ojos de la víctima (acaso, como en Un perro andaluz, replicando el asalto visual que está por venir), hay personajes que padecen enfermedades degenerativas terminales, hay un brutal sociópata homicida y hay una ejecución masiva de niños en una escuela. Se puede objetar que todo esto es cruel y gratuito, pero también es parte del juego que ofrece la ficción: espiar por un momento en un mundo irreal y, en este caso, negrísimo (aunque mostrado con un technicolor saturado y alucinatorio) para explorar nuestras sensaciones ante temas marcados como tabú y obtener una experiencia intensa sin que nadie resulte lastimado. Tal cosa es lo que justifica el género del terror, aunque con una diferencia: el susto conlleva una catarsis, mientras que la inquietud que aún produce esta serie no se lava tan fácil.

Trailer Utopia - Fuente: YouTube

01:19
Video

Tras que esta versión se convirtiera en un programa de culto, comenzó el proyecto de adaptarla para la televisión norteamericana. David Fincher iba a ser el realizador y la novelista Gillian Flynn, su guionista (ambos trabajaron juntos en la transposición al cine de Perdida, la novela más exitosa de Flynn). Luego de años de desarrollo, la eventual salida de Fincher dejó a Flynn como showrunner, además de autora de todos los episodios. Flynn se atribuye a sí misma, también, el rótulo de "creadora" del programa, algo curioso porque su apropiación tiene solo innovaciones laterales respecto del original, creado y escrito por el guionista británico Dennis Kelly. Corresponde también hacer una salvedad: casi todos los cambios introducidos por Flynn son para peor.

Ambas series plantean que la más delirante y paranoica de las teorías conspirativas resulta rigurosamente cierta: un grupo de nerds cree que una historieta, llamada Utopía, cifra masacres pasadas y anticipa una próxima, la aparición de un virus que acabaría con buena parte del género humano (cualquier parecido con la realidad es, efectivamente, una coincidencia, porque la serie se rodó en 2019). Cuando un asesino imparable se lanza tras sus pasos para recuperar el cómic, esta teoría creída solo a medias se vuelve una realidad peligrosísima para todos ellos.

Flynn introduce algunas variaciones cosméticas e innecesarias en la historia (para los primeros homicidios, por ejemplo, no se usa un gas venenoso sino una inyección letal) y otras más relevantes: la escena más polémica de la serie inglesa (el tiroteo en la escuela) aquí es reemplazada por el asesinato de una familia, pero sin que se muestre la muerte de ningún niño. Este súbito recato deja en claro que los límites habituales que se autoimponen las ficciones para no perturbar o provocar a los espectadores ni se van a rozar. Puede haber violencia, pero nada que rompa pactos preexistentes. Manifiestamente, lo opuesto a lo que intenta la original. Algunas otras modificaciones apuestan a sorprender o desconcertar a quienes conozcan la historia, pero suelen estar pobremente justificadas (como el "shock" al final del episodio 2). Otro cambio desafortunado es que este programa no recupera del original la paleta de colores saturados, ni sus estrictas composiciones geométricas: en vez de lucir como casi ningún otro, éste luce como casi todos.

Así como hay problemas con aquello que Flynn modifica, también los hay con lo que deja igual. La original es una serie que ya tiene siete años, cuando el mundo era otro: aun no existían las burbujas de información creadas por las redes sociales que blindan a cada tribu en lo que cree que sabe, nadie hablaba de "fake news" y los hechos y la realidad eran considerablemente menos porosos que en la actualidad. Un relato sobre teorías conspirativas era una oportunidad inmejorable para comentar sobre este nuevo estado de cosas, pero la serie opta por quedarse solo en la paradoja de que la conspiración inverosímil al final era cierta y su único comentario sobre el presente es apenas la declaración antitrumpista de rigor, que es más una forma de indicar la propia virtud que la voluntad de expresar alguna idea: el asistente del villano mayor está caracterizado como Jared Kushner, el principal asesor de Donald Trump y esposo de su hija.

Hay otra referencia a la actualidad, desde luego, y es la trama acerca de la pandemia letal, algo que viene de la original, escrita hace casi una década: es solo por una coincidencia que la nueva versión se estrene cuando el mundo real parece estar cumpliendo sus predicciones paranoicas. Sin embargo, esta coincidencia tampoco es muy feliz, porque la serie ofrece apoyo a la peor explicación posible de la pandemia: que se trata de una conspiración gubernamental. A pesar de estas objeciones, Utopía no resulta enteramente fallida, por momentos es intrigante y sorpresiva, sobre todo si no se conoce la original, y no deja de ser amena, si uno puede desarrollar tolerancia al personaje de Jessica Hyde (Sasha Lane), y también, y sobre todo, si puede dejar de prestar atención a su hemisferio lógico.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.