En Years and Years, una familia tipo enfrenta un futuro tan tétrico como probable

Emma Thompson en Years and Years
Emma Thompson en Years and Years
Hernán Ferreirós
(0)
1 de julio de 2019  • 10:15

Years and Years (Reino Unido/2019). Creador: Russell T. Davies. Elenco: Rory Kinear, Emma Thompson, Russell Tovey y T Nia Miller. Disponible en: HBO Go, Flow y HBO (los viernes, a las 22). Nuestra opinión: muy buena.

El novelista William Gibson dijo "el futuro ya está entre nosotros, solo que injustamente distribuido". Las diferencias en el acceso a la tecnología hacen que un viaje desde un país periférico a uno más rico se sienta, también, como un viaje hacia el futuro. Sin embargo, el insistente retroceso de la democracia liberal y el ascenso del populismo autoritario en Europa y los Estados Unidos producen el efecto contrario: el primer mundo recién ahora está llegando a un estado que, en el tercero, conocemos de hace rato. Por eso, el futuro tétrico presentado por la nueva serie Years and Years, con sus líderes demagógicos y sus corridas bancarias, parece una parte de nuestra historia.

Trailer serie "Years and Years" - Fuente: YouTube

01:02
Video

Esta serie de seis capítulos comienza en el más estricto presente (un locutor radial hace referencia a la muerte de Doris Day, que sucedió en mayo) y luego se proyecta hacia el futuro cercano, a razón de un par de años por episodio hasta llegar a 2034. Aunque hay una muy evidente influencia de Black Mirror , aquí el énfasis no está puesto en las crisis y transformaciones sociales que podría producir la evolución de la tecnología, sino la evolución de las tendencias políticas actuales, tales como la llegada al poder de líderes populistas o la guerra comercial entre las potencias mundiales, que podría terminar en otro tipo de guerra. También hay, es cierto, una mirada irónica sobre la tecnología, por ejemplo, en una inteligencia artificial ubicua que recuerda a Siri o una adolescente que se presenta como trans, pero no transexual, sino transhumana y aspira a volverse íntegramente digital.

Como toda distopía, este serie opera como una admonición sobre el presente, llevando a un extremo lógico lo más alarmante de la coyuntura actual. Para esto, sigue de cerca a los Lyons, una familia que cubre todo el espectro de la clase media (uno de los hermanos es un asesor financiero que lleva un vida acomodada; su hermana es una madre soltera discapacitada que necesita de ayuda para llegar a fin de mes) y también de la política (otro hermano es un progre que trabaja con refugiados y otra, una activista antisistema, pero también está el ala de los desencantados que se deja fascinar por el ascenso de Vivienne Rook, una millonaria intepretada por Emma Thompson que aspira al gobierno y es un híbrido escalofriante de Donald Trump, Marine Le Pen y Nigel Farage).

En general, las distopías ponen más énfasis en la exploración de su mundo que en las historias privadas de los personajes. Si esta serie funciona es porque se ocupa de contar de modo íntimo los efectos del nuevo orden sobre las vidas de la familia protagónica, enfocándose en problemas comunes como la enfermedad o la debacle financiera y tratándolos con un realismo emocional heredero de los tradicionales kitchen sink dramas de la ficción británica. Se puede objetar que se enfatiza demasiado lo negativo de nuestra cultura (y por eso resulta muy deprimente) pero ese es el modo en que funciona este género. Si bien Years and Years no tiene el grado de ironía de Black Mirror, recupera una ponzoña política y despierta un grado de inquietud sobre nuestro presente que la serie de Charlie Brooker no alcanzaba desde sus primeros episodios.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.