India Oxenberg, víctima de la secta NXIVM: "Vivo aterrada, pero quiero contar mi verdad"

India Oxenberg, una de las víctimas del culto NXIVM, cuenta su verdad en la serie documental Seduced
India Oxenberg, una de las víctimas del culto NXIVM, cuenta su verdad en la serie documental Seduced Crédito: Starzplay
Tomás Balmaceda
(0)
18 de octubre de 2020  • 00:03

La increíble y desgarradora experiencia de India Oxenberg -quien pasó siete años en la secta NXIVM, víctima de coerción, torturas y abusos- es ahora contada en primera persona en un documental, Seduced,que se estrena este domingo por Starzplay y que se suma al interés que despertó el caso en estos días la producción The Vow. LA NACION habló en exclusiva con ella y con su madre, la actriz Catherine Oxenberg, cuya lucha fue fundamental para poder lograr escapar de sus opresores.

NXIVM es una organización que, bajo la fachada de ofrecer "Programas de éxito ejecutivo", reclutó cerca de 17 mil personas en los Estados Unidos para lo que revelaría ser un culto alrededor de su líder, el "maestro" Keith Reniere. Una vez dentro de la organización, estas personas descubrían que se habían vuelto sus "esclavas" y que debían responder a sus deseos sexuales, además de ser marcadas en sus cuerpos con un hierro cauterizador y sometidas a humillaciones y vejaciones.

Trailer Seduced: Inside the NXIVM Cult

01:10
Video

India Oxenberg fue una de esas víctimas. Hija de la actriz Catherine Oxenberg y con un linaje que desciende de la realeza europea, jamás imaginó que inscribirse en un programa de educación ejecutiva, al que llegó recomendada por su propia madre, se volvería una pesadilla. El patrón de reclutamiento solía ser similar: mujeres de buena posición económica vinculadas al mundo de las artes.

A lo largo de cuatro episodios, Seduced: Inside the NXIVM Cult muestra cómo fue la seducción, el adoctrinamiento, la esclavitud y la fuga que consiguió India, mientras Catherine recorría oficinas públicas y los medios de comunicación denunciando algo que, de tan horroroso, muchos se negaban a creer.

A horas de su estreno y en medio del mayor sigilo para evitar que aquellos que aún siguen en NXIVM conozcan el paradero de ambas mujeres, LA NACION habló con madre e hija sobre esta experiencia.

Tiempos felices: Catherine Oxenberg con su hija India antes de caer en las garras de NXIVM
Tiempos felices: Catherine Oxenberg con su hija India antes de caer en las garras de NXIVM Crédito: Starzplay

-India, realmente has vivido un infierno y has logrado escapar de él, ¿por qué decidiste volver a revisitar todo ese sufrimiento con Seduced? ¿Tenés miedo de recibir represalias por parte de tus captores?

India Oxenberg (IO): -¡Claro que sí! Vivo aterrada. Sufro muchísimo... estoy con la piel de gallina mientras hablo con vos y vienen a mi mente muchas cosas que viví como flashes. Hoy por la mañana también me desperté con miedo porque ayer anunciamos la serie y sus detalles. Te juro que pensé: "Dios mío, ojalá que esto funcione". Le temo mucho a aquellos que aún creen en Keith y que pueden atacarme por contar la verdad, pero tengo una gran motivación: deseo ser libre y contar mi versión de mi historia, no que la cuenten otros. Ya no quiero ser la "chica de la secta", quiero contar mi lado de la historia. Quiero sentirme libre del control que tuvieron sobre mí y cómo aprendí que el miedo es una forma de controlar y limitar esa libertad, siempre estoy luchando por no sentirlo.

Vivo aterrada. Sufro muchísimo, pero quiero sentirme libre del control que tuvieron sobre mí
India Oxenberg

-Catherine, ¿tenías idea de lo que era una secta o un culto antes de la experiencia que viviste con tu hija?

Catherine Oxenberg (CO): -Es una muy buena pregunta y una muy difícil la que me hacés. Yo siempre me sentí atraída por todo lo espiritual y por todo lo que significara acceder a otro tipo de entendimiento de lo que nos sucede. Sin embargo, nunca hubiese sospechado que una persona violenta y maligna podría estar detrás. Jamás había escuchado de la maldad de Keith Ranieri, que para mí es el "depredador definitivo", el enemigo más grande al que jamás nos enfrentamos. Nunca reconocí las señales de advertencia que se me fueron presentando en el camino. No lo hice. Y nunca me había puesto a pensar en cuán peligrosos y engañosos eran estos grupos y cómo ni tu educación ni tu inteligencia te previenen de ser sus víctimas. Ellos a menudo escogen tus puntos fuertes, buscan personas buenas y trabajadoras porque entienden que creen serán buenas 'abejas obreras' para ellos, y tus puntos débiles. Lo cuento y me duele un poco más el corazón porque si lo hubiera hecho, si hubiese visto esas señales, si hubiese entendido lo que pasaba... ¡hubiese sido una mejor madre! Mi corazón está roto porque expuse a mi hija a un grupo que parecía tan inocente, tan 'nada que ver', quiero decir: ¡"Programas de éxito ejecutivo" no suena a culto sexual! Pensé que era un programa de negocios para ella, que era lo que estaba buscando y me equivoqué. Tendré que vivir con ese error que cometí el resto de mi vida, pero si puedo proteger a otras personas exponiendo el tipo de estrategias que despliegan, entonces podré evitar que otras personas de otras familias sufran de la forma que lo hizo nuestra familia.

-¿En algún momento a lo largo de estos años alguna vez perdieron la fe y creyeron que era imposible ganarle a esta secta?

IO: -Cuando vivía en Albania y estaba en lo que ellos llamaban "Dominus Obsequious Sororium", que era la hermandad de mujeres dentro de NXIVM, un día desperté y creí que estaría allí para siempre. Cerraba los ojos y no podía ver un futuro para mí. El horizonte volvió una vez que logré huir.

CO: -Muchas veces pero muchas veces, me pareció imposible poder salvarla y me daba cuenta que era una lucha difícil de ganar porque me enfrentaba a tantos frentes y a tantas personas... Pero incluso cuanto más adverso parecía todo, había una parte de mí que seguía haciéndose más y más fuerte. Supongo que esa fuerza me la daba mi maternidad, mi seguridad de que yo no podía fallarle a mi hija... ¿Llamarías a eso instinto? ¿Llamarías a eso fe? Yo lo llamo amor, pero no siempre estoy segura de qué es. Sólo sabía que jamás me desanimaría, que jamás me rendiría y para eso hice de todo: fui a los medios, conté mi historia, presioné a las autoridades, busqué ayuda legal. Nunca me detuve, nunca jamás me detuve, pero en un momento me dije 'bueno, tal vez yo nunca recuperaré a India', pero voy a acabar con toda la organización porque esa es la única manera de detener esto. Así que fue duro, pero por suerte lo conseguí.

Sin saberlo, Catherine Oxenberg facilitó que su hija se uniera al culto NXIVM
Sin saberlo, Catherine Oxenberg facilitó que su hija se uniera al culto NXIVM Crédito: Starzplay

-¿Pero creés que si no hubieses sido su madre no hubieses luchado tanto?

CO:-¡No lo sé realmente! Nunca sabré lo que es ser un hombre, así que es una respuesta en donde no tengo certezas. Sí te puedo asegurar algo: sentí en mi cuerpo cada vez que ella estuvo en peligro. ¡Lo sentí! No sé si es intuición, conexión, genética... y tampoco sé si su padre alguna vez sintió algo similar.

-¿Y por qué creen que este tipo de culto pone a las mujeres como objetivos?

IO: -Tal vez sea porque en este culto en particular su líder era un depredador, alguien que goza con el abuso y la violencia. Como era el líder lograba que incluso las mujeres explotaran o abusaran de otras mujeres. Creo que todos podemos ser víctimas de abuso y todo depende de quién esté en una posición de poder y si alguien conoce tus debilidades.

CO: -Por supuesto que también le puede suceder a los hombres, pero lo cierto es que, en general, las estadísticas muestran que las víctimas son mujeres. Yo creo que es porque la sociedad nos ha enseñado a ser muy duras con nosotras mismas. No sé si los hombres se ven obligados a hacer el mismo tipo de autocrítica que nosotras: siempre sentimos que deberíamos ser mejores de lo que somos. ¡Pensá en la literatura clásica del autoayuda! Siempre las ideas de superación personal atraen más a las mujeres porque son las que sienten que necesitan mejorar algo sobre sí mismas. Los hombres en general sienten que son geniales como son o, si reciben una crítica, se encogen de hombros y siguen adelante. En ese sentido, me encantaría ser un poco más hombre, encarnar un poco más esa fuerza. Es decir, yo estoy bien con quien soy, pero no dejo de ver que las mujeres también tenemos una tendencia a ceder más nuestro poder a otras personas. Así que mi consejo sería... ¡al diablo con el autoayuda!

-En el documental se menciona que no es casual que esta organización criminal sea denunciada luego de movimientos como el MeToo, ¿creen que están viniendo tiempos mejores para las mujeres?

IO: -¡Ojalá! Creo que lo que hace poderoso a un movimiento es si existe un apoyo mutuo y genuino porque cuando uno está solo, todo es cuesta arriba y muy difícil, cuesta mucho más que te escuchen. Desde que anuncié que iba a contar mi historia en Seduced empecé a recibir historias de otras mujeres que pasaron por situaciones como yo. No puedo expresar cómo me siento apoyada por estas personas que no estuvieron estrictamente en un culto, pero vivieron momentos de violencia con una pareja, con sus familias, en el trabajo... Creo que empezamos a entender que esto es mucho más grande que un caso aislado. Me siento la punta del iceberg.

-Con la crisis del Covid- 19 estamos viviendo una situación global inédita, con muchas personas encerradas en sus casas o sin poder realizar la vida cotidiana a la que estaban acostumbradas, ¿creen que son una oportunidad para este tipo de organizaciones?

IO: -He estado pensando mucho en eso y creo que en este momento, especialmente por el coronavirus y la pandemia en la que estamos, muchas personas nos sentimos perdidas, desanimadas y desesperadas, tal vez sin trabajo y sin dinero. Esta clase de circunstancias son las que vuelven a las personas vulnerables y susceptibles a la manipulación... Cuando caí en las redes de NXIVM yo estaba muy vulnerable, en un momento de transición de mi vida en la que no entendía qué era lo que podía hacer y qué cosas no.

CO: -Algo bueno del coronavirus es que estamos todos en nuestras casas, nuestras experiencias son de aislamiento en soledad o con nuestras familias. Pero si no fuera porque todos estamos de una u otra forma aún en cuarentena, naturalmente estos tiempos serían un entorno perfecto para que las personas sean reclutadas porque hay tal sensación de inquietud y desestabilización, que la gente no sabe en qué confiar y muchas personas están realmente luchando porque no pueden pagar el alquiler o sus servicios médicos. Esta es una época aterradora para la gente y una oportunidad perfecta para que los abusadores encuentren a las personas en un estado vulnerable.

La secta NXIVM se escondía bajo la fachada de una organización empresarial
La secta NXIVM se escondía bajo la fachada de una organización empresarial Crédito: Starzplay

Esta es una época aterradora para la gente y una oportunidad perfecta para que los abusadores encuentren a las personas en un estado vulnerable
Catherine Oxenberg

-Si bien, como bien queda claro en Seduced, aún quedan secuelas y heridas por curar, ¿sienten que pueden sacar alguna enseñanza de esta experiencia?

IO: -¡Sin dudas! Aprendí mucho de mí. Soy más resistente de lo que jamás creí y el amor de mi madre creó un lazo muy fuerte que no se podrá romper. Tenemos nuestros defectos y diferencias, pero la fuerza del amor que nos tenemos es pura.

-Y, finalmente, ¿qué consejos le darían a otras personas que tal vez, a partir del documental o de esta entrevista, comienzan a sospechar que pueden estar en una organización similar a NXIVM?

IO: -La clave, creo, es entender que tan pronto como le entregues tu poder a otra persona para que tome las decisiones de tu propia vida, te has vuelto vulnerable. Eso no es un problema si se trata de tu familia o tus amigos muy cercanos porque es posible que querrán lo mejor para ti, pero otras personas podrían querer usar ese poder o volverlo en contra de vos. ¿Alguien te está prestando muchísima atención y energía, pero casi no te conoce? Eso debe ser una señal de alerta.

CO: -Coincido: hay muchas señales de advertencia, pero lo primero es entender que le puede pasar a cualquiera. No importa tu educación, tu trabajo, cómo te ves o cómo es tu familia. Ellos despliegan lo que los especialistas llaman "lazos de amor", que es la forma en la que un grupo o una pareja o familiar puede dañarte: alguien muy carismático que se enfoca en vos y te hace sentir como la persona más especial del mundo, y cuando ya tiene tu confianza y cariño empieza a castigarte y a señalar tus errores bajo la premisa de que lo hacen por tu bien. Por eso mi consejo, que puede sonar terrible, es que tengan cuidado de las personas que son extremadamente amables y buenas con vos sin razón. No es que quiero que todos seamos cínicos, pero lo cierto es que ese "amor incondicional" es sólo un ropaje para ponerte cadenas alrededor del cuello.

Cuándo y dónde verlo. La serie documental Seduced: Inside the NXIVM Cult, se estrena en simultáneo en todo el mundo, hoy (domingo 18), por la plataforma Starzplay.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.