Netflix: Between Two Ferns, una película repleta de estrellas que se ríen de sí mismas

Zach Galifianakis retoma su desopilante entrevistador de famosos en esta película original de Netflix
Zach Galifianakis retoma su desopilante entrevistador de famosos en esta película original de Netflix Crédito: Netflix
Natalia Trzenko
(0)
25 de septiembre de 2019  • 13:45

Between Two Ferns (Estados Unidos/2019). Dirección: Scott Aukerman. Guión: Scott Aukerman , Zach Galifianakis. Fotografía: Benjamin Kasulke. Edición: Hank Friedmann, Brendan Walsh. Elenco: Zach Galifianakis, Will Ferrell, Lauren Lapkus, Matthew McConaughey, Brie Larson, Keanu Reeves, Tessa Thompson, Benedict Cumberbatch, Tiffany Haddish, Peter Dinklage, Jon Hamm. Duración: 82 minutos. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

El humor de Zach Galifianakis suele dividir a la audiencia. Sus giros absurdos, sus observaciones usualmente irónicas dichas en el tono de un hombre inmaduro no demasiado brillante, una descripción que le cabe a sus personajes en la serie Baskets, las películas ¿Qué pasó ayer? y Todo un parto y también a la versión de sí mismo que lleva haciendo en los cortos Between Two Ferns para el sitio de comedia Funny or Die. De hecho, el mejor modo de evaluar si la película de Netflix que extiende esa broma al formato largometraje será o no de su gusto sería repasar algunas de esas entrevistas que hacía el comediante con otras figuras del espectáculo y en las que participó hasta Barack Obama cuando todavía era presidente. Si los cortos lo hicieron reír seguramente lo hará también este film que utiliza como excusa narrativa una trama más bien endeble, apenas una excusa para apilar apariciones estelares y segmentos en los que Galifianakis y sus invitados vuelven a sentarse entre dos helechos para reírse de sí mismos y morder la mano de la maquinaria de Hollywood que les da de comer.

Between Two Ferns - Trailer Oficial subtitulado - Fuente: Youtube

02:44
Video

Uno de los actores que más protagonista tiene en la película es Will Ferrell, que como uno de los dueños de Funny or Die que lanzó el programa originalmente y que, como suele pasar con él, se roba todas las escenas en las que aparece siempre con un contador de clics digitales que, según él, se transforman en la su fuente de dinero constante que necesita para solventar su predilección por la cocaína. Comprometido con esta versión ridícula de sí mismo, Ferrell le propone a Galifianakis que haga diez nuevas entrevistas que le permitirán, por fin, cumplir el sueño de tener su propio talk show en un canal abierto y de alcance nacional.

Es que en el universo de Between Two Ferns, Galifianakis interpreta un modelo menos famoso, menos exitoso y muy tiránico de sí mismo. Un ridículo conductor que hace las preguntas agresivas y políticamente incorrectas que nadie pensaría o se animaría a formular. Su torpeza y megalomanía lo llevan a contratar a un equipo de filmación que documente su supuesto ascenso a la fama. Una línea argumental que permite utilizar la técnica del falso documental para unir lo que de otro modo sería una acumulación de segmentos separados en los que aparecen algunos de los actores y personalidades más famosas de Hollywood. Ahí están Matthew McConaughey, Keanu Reeves, David Letterman, Brie Larson, Tiffany Haddish, Benedict Cumberbatch, Jon Hamm y Paul Rudd, entre otros, participando de la broma.

Está claro que se trata de un chiste entre amigos, no hay cámara oculta ni nada parecido, aunque también es evidente que los invitados no saben lo que les van a preguntar . Esa sorpresa y los diferentes modos de sobrepasarla de actuar la indignación y de responder acorde son la esencia de todo el asunto. Que para los adeptos al humor de Galifianakis funciona de principio a fin y, de hecho, es durante los títulos, con las escenas fallidas que quedaron fuera de la edición, dónde provoca las risas más estruendosas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.