Bailando por un sueño 2015: la gran noche de Ergün Demir

Con picos de 30,1, el segundo programa de Tinelli estuvo dominado por el galán turco, que se adueñó de la pista de baile; aquí, lo mejor y lo peor de su participación
(0)
13 de mayo de 2015  • 08:46

Lo mejor

La previa de la previa

Como suele suceder, el primer bailarín del certamen es el que más expectativa genera. Este año, dicho honor fue a parar a manos de Ali Kem….¡perdón!, de Ergün Demir , de Las Mil y una noches . El primer tramo del programa se centró en la previa de la previa. Con un conocimiento enorme del timing televisivo requerido para generar expectativa, Marcelo Tinelli usó el primer fragmento de este segundo ShowMatch para charlar con Jazmín, la traductora oficial del actor. Ese momento, en el que Marcelo jugó a aprender algunas palabras turcas, sirvió como divertida antesala de la esperada aparición del popular participante. Fueron pocos minutos, pero sin lugar a dudas, Tinelli los exprimió a más no poder, especulando con la idea de captar más y más espectadores que se quedaran atornillados a la pantalla de El Trece esperando la aparición del artista.

La llegada de Ergün

En la portada de una famosa revista jugaron con la idea de bautizar a Ergün como "el Nicolás Cabré turco" y ya quisieran los medios que Cabré fuera una especie de Ergün, porque en una sola noche en ShowMatch... ¡el turco habló más que Cabré en 20 años de carrera! A lo largo de los 30 minutos aproximados que duró la presentación de Ali Kemal, Marcelo explotó todas las aristas que podía brindarle el actor: el obligatorio intercambio de casacas futboleras, los chistes de Marcelo intentando hablar algo de turco y hasta las bromas acerca de Diego Armando "Mumumumu" [porque no lo puede nombrar ya que el futbolista mandó una carta documento al respecto]. Pero lo interesante es que en una instancia de la conversación, Tinelli dejó de manejar la batuta y la sincera calidez de Ergün torció el tono jocoso de la charla cuando el actor disparó fases del tipo "no me siento extranjero en este país". Para hacerle honor a su simpatía por los argentinos, podemos decir que es un tipo vivísimo, que entendió al dedillo el ritmo del "Bailando..." y que en 5 minutos le pudo jugar a Tinelli de igual a igual, sin por eso robarle protagonismo (algo que muchas estrellas habitués del programa nunca llegan a lograr).

Ergün Demir, se nota, tiene un carisma más grande que el estudio de Ideas del Sur, y cada centavo que le hayan pagado, al menos por hoy, les fue devuelto con creces.

Lo peor

El puntaje

El número disco de Ergün con la bailarina Macarena Rinaldi fue un "ni fu ni fa", pero el acting del turco claramente merecía un mayor puntaje (Moria, acertadísima, habló de la "coreo facial" del actor). Los jueces no fueron del todo benevolentes, pero se notó que para esa instancia, lo más interesante ya había pasado, y algunas veces, ése suele ser el problema de ShowMatch. Cuando la previa resulta tan ganchera, cuando tenés un artista tan atractivo como Ergün, que puede ir de la broma pícara a la moraleja tipo autoayuda en apenas 5 segundos, el corset en el que se encuentra el programa de Tinelli atenta contra esa espontaneidad. Entrar en el circo del puntaje, en el tira y afloje de los jueces, termina por quitarle velocidad al asunto. Ojo, los jueces estuvieron bien (Angel de Brito, Nacha Guevara, Solita Silveyra, Moria Casán y Marcelo Polino), pero ese segmento del programa se terminó estirando, y la evidente cara de cansancio/disgusto de Ergün también ayudó a que esa parte fuera menos atractiva.

Y por fuera de Ergün, el vacío…

Aunque la promesa inicial había sido una noche de cuatro famosos en la pista (Ergün, Florencia de la V, Gisela Bernal y el Negro Alvarez), toda el envío fue para el actor de Las mil y una noches. La espontaneidad que eternamente busca Tinelli (y que siempre está acompañada del minuto a minuto, que es el árbitro que decide cuánto debe durar cada segmento), a veces termina atentando contra las expectativas, y los espectadores que esperaban con ansias ver el debut de los otros participantes se quedaron con las ganas.

De yapa: un gran video animado

El otro gran protagonista de la noche fue un emotivo video de animación que celebró los diez años del "Bailando por un Sueño". En un clip de apenas cuatro minutos, el cortometraje captó a la perfección los mejores momentos y las caras más famosas que alguna vez pasaron por este popular programa.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.