El gran show del caos: Hollywood busca olvidar un papelón histórico