Su compañía de repertorio, según pasan los años

Las actrices preferidas de Allen, de Diane Keaton a Emma Stone, pasando por Scarlett Johansson y Mia Farrow
Cecilia Millones
(0)
27 de septiembre de 2015  

Los proyectos de Woody Allen representan una oportunidad única para las estrellas de cine: bajo sus órdenes, los actores se lucen representando a sus neuróticos personajes e incluso muchos de ellos han ganado un lugar especial en su filmografía.

Para Hombre irracional, Woody Allen volvió a convocar a Emma Stone, lo que la coloca entre los nuevos actores fetiche del prolífico cineasta neoyorquino, y se suma al listado de artistas que han marcado su prestigiosa carrera.

Su primera musa inspiradora fue la actriz Louise Lasser, quien, además de ser su segunda esposa, lo acompañó en la etapa inicial como director de comedia, con títulos como Bananas (1971) y T odo los que usted siempre quiso saber sobre el sexo (1972).

Luego, con Do s extraños amantes (1977), Diane Keaton logró imponer un estilo propio y bien alejado del estereotipo hollywoodense, además de llevarse el premio Oscar a la Mejor actriz. Fue pareja de Allen durante varios años y encontró en ella la inspiración necesaria para crear la aclamada Manhattan (1979).

Entrados los ochenta, Mia Farrow protagonizó una seguidilla de trece de sus películas, entre ellas, la comedia fantástica La rosa púrpura del Cairo (1985), donde compartió elenco con otra de sus actrices fetiche: Dianne Wiest.

Juntas interpretaron Hannah y sus hermanas, con la que este cineasta obtuvo el tercero de su cuatro premios Oscar. En tanto, Wiest recibió su primera estatuilla dorada a la Mejor actriz de reparto, mientras que la segunda llegaría en la década siguiente gracias a su trabajo en Disparen sobre Broadway (1994).

Finalizada su relación con Farrow, Allen volvió a convocar a Keaton, en esta oportunidad, para rodar Un misterioso asesinato en Manhattan (1993) junto a Alan Alda, amigo personal que lo acompañó además en Crímenes y pecados (1989) y Todos dicen te quiero (1996).

Esa rubia debilidad

Luego de la "era Scarlett Johansson" - Match Point (2005), Scoop (2006) y Vicky Cristina Barcelona (2008)- Allen continuó con la tendencia de elegir protagonistas rubias, como Rachel McAdams en Medianoche en París (2011) y Cate Blanchett en Blue Jasmine (2013), esta última junto a Alec Baldwin, otro actor mimado del cineasta.

Además, Johansson fue la primera musa que lo acompañó a rodar íntegramente en locaciones europeas. Luego, Allen realizó Medianoche en París, con la que Owen Wilson se sumó al listado de sus álter egos más destacados. Otros son John Cusack ( Disparos sobre Broadway), Kenneth Branagh ( Celebrity) y el emblemático Larry David ( Que la cosa funcione).

El año pasado eligió la Costa Azul para dirigir Magia a la luz de la luna, en la que la frescura de Stone fue determinante para que la convoque nuevamente y protagonice Hombre irracional junto a Joaquín Phoenix.

Hoy, Allen se encuentra en Los Ángeles con el rodaje de su nuevo proyecto que tiene como protagonistas a Jesse Eisenberg (ya habían trabajado juntos en A Roma con amor) y la ascendente Kristen Stewart, quien se medirá en 2016 para saber si ocupará un lugar de privilegio en el legado cinematográfico de este célebre artista.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.