Sundance sufre el embate de la era de oro de la TV

El desembarco de los grandes nombres del cine alternativo en la pantalla chica preocupa al festival de Redford
El desembarco de los grandes nombres del cine alternativo en la pantalla chica preocupa al festival de Redford
Brooks Barnes
(0)
31 de enero de 2015  

PARK CITY, Utah (The New York Times).- Ese sarcástico apelativo de "pantalla chica" ha sido puesto en duda en el Festival de Sundance. ¿La razón? Tras convertirse en un competidor de peso para la industria cinematográfica, la TV ahora preocupa a los realizadores independientes. Una gran mayoría de las 123 películas que se presentarán en el festival de este año será vista a través del sistema On Demand o en servicios streaming como Netflix o Amazon, y no en una sala de cine.

El cambio deja a Sundance, según los especialistas, al borde de una crisis de identidad. El festival, orgulloso de ser la vitrina más importante del cine independiente de los Estados Unidos, está trabajando para no perder su perfil y abrazar un nuevo medio como la TV, en el que la innovación y la energía abundan por estos días. Una ex alumna de Sundance como Jill Soloway acaba de ganar el Globo de Oro por su serie Transparent, proyecto financiado por el gigante minorista Amazon.

Las señales de estas idas y venidas están en todos lados, comenzando con Animals, una serie animada sobre ratas de Nueva York con mal de amores y palomas con cuestiones de género que hará su debut aquí como "acontecimiento especial". Animals espera que su presentación en el festival le sirva para encontrar distribuidor. ¿Un show de TV que se vende en Sundance? No es tan extraño en una época en que los analistas estiman que los servicios digitales y el On Demand están reemplazando a las salas de cine como principal punto de exhibición de las películas independientes.

Doce documentales ya han sido adquiridos aquí por señales como HBO, CNN, Showtime y Netflix. "El cine se mudó a su living", explica Jason Blum, productor de Whiplash, el film nominado al Oscar, que abrió Sundance en 2014.

Al mismo tiempo, más directores y guionistas independientes esperan usar a Sundance como plataforma de lanzamiento para su carrera en la TV. "Ahora el sueño es escribir y dirigir un film indie, ser elegido para participar en Sundance y luego crear tu propia serie, como Lena Dunham -explica Reed Martin, autor de la guía T he Reel Truth-. En la TV está el dinero y la gente que celebra correr riesgos."

Es notable la fuga de cerebros hacia la pantalla chica: los hermanos Mark y Jay Duplass, una presencia recurrente en Sundance con sus films de bajo presupuesto, crearon la serie Togetherness para HBO y son también productores ejecutivos de Animals (recientemente firmaron contrato con Netflix para varias películas). Woody Allen está haciendo una serie para Amazon. John Ridley, autor de la ganadora del Oscar Doce años de esclavitud, creó American Crime, un thriller que se estrenará en marzo en la cadena ABC.

¿Dónde queda Sundance? Los organizadores del festival están entusiasmados por la aparición de la pantalla chica como un terreno fértil para el cine independiente. El objetivo de Sundance es "apoyar a quienes cuentan historias independientes, sin importar el medio". El Instituto Sundance agregó en 2014 un laboratorio de guiones televisivos a su lista de talleres: más de 900 personas se presentaron para los diez lugares disponibles. "Escuchamos a nuestros artistas y lo que empezamos a ver, como todos, fue que aparecieron oportunidades para las voces independientes en la TV y en las plataformas online. Es una continuación natural de nuestro trabajo", analiza su directora, Keri Putnam. No están solos: el festival Tribeca neoyorquino empezó un programa dedicado a las series online , y South by Southwest, en Texas, agregó una sección de TV.

Pero Robert Redford, fundador de Sundance, y su equipo quieren proteger su base cinematográfica. Por ello se esfuerzan en conseguir que las películas que exhiben sean estrenos mundiales (en esta edición, 106 de un total de 123). Cuando los ejecutivos de los estudios ya no necesiten ir a Utah y simplemente puedan ver las películas con un link de Vimeo, Sundance perderá gran parte de su público.

Traducción de María Elena Rey

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.