El show vía streaming de Fátima Florez despertó quejas y críticas en las redes sociales

El show vía streaming de Fátima Florez despertó quejas y críticas en las redes sociales
El show vía streaming de Fátima Florez despertó quejas y críticas en las redes sociales Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Alejandro Cruz
(0)
5 de octubre de 2020  • 20:01

El paso de Fátima Florez por Cantando 2020, en reemplazo de Carmen Barbieri y luego como invitada de Floppy Tesouro en la ronda de tríos, volvió a poner en el candelero a la actriz, cantante e imitadora, que aprovechó la ocasión para promocionar su espectáculo vía streaming, Fátima Superstar.

El show, que se emitió este viernes por la plataforma Teatrix, fue un verdadero éxito en términos de convocatoria. Sin embargo, muchos de los asistentes virtuales mostraron su descontento porque, en realidad, no se trató de un espectáculo nuevo sino de uno grabado en 2018. Otros, en tanto, aseguraron que la plataforma se vio superada por el número de usuarios conectados y no consiguieron disfrutar del espectáculo. "Lamentablemente recién llego y me desayuno con estas quejas de muchos que tuvieron problemas para poder ver la obra", dijo Florez al otro día, en su cuenta de Instagram. Y luego de pedir disculpas, agregó: "Estamos aprendiendo a manejarnos con estas nuevas técnicas de presentaciones, y la tecnología escapa a nuestro manejo".

El espectáculo Fátima Superstar fue el que obtuvo el premio Estrella de Mar en 2018 que, luego de las funciones en Mar del Plata, se trasladó al Maipo. Algunos videos promocionales dan cuenta de la cantidad de artistas en escena frente a un teatro cubierto de gente que la ovaciona. En las redes se anunciaba como "función exclusiva de Fátima Superstar y después el Zoom en vivo"; también como "el primer espectáculo teatral musical por streaming" y que Florez estrenaba "su nuevo espectáculo en Teatrix".

Mirta Romay, quien lanzó la plataforma de streaming en 2015, da sus explicaciones sobre el caso. "Nosotros estamos contentos. Vendimos 18 mil tickets, 36.200 personas ingresaron a la página y hasta hace un rato tuvo 23.600 horas de visualización. El mismo sábado, cuando ya nos habíamos olvidado de Fátima, volvieron a entrar 5 mil personas. Fue algo impresionante", asegura. En relación a los comentarios negativos en Twitter, la empresaria indica que "es un punto para conversar sobre los medios y el uso de las palabras".

"Con Fátima habíamos decidido presentar esta obra que ella quiere muchísimo y que le permitió afianzar su popularidad. En todos nuestros posteos esto está aclarado. Ahora bien, ¿por qué la gente entiende algo no fue dicho?", se pregunta en diálogo con LA NACION. Y eso la lleva a reflexionar sobre la palabra streaming: "Puede ser transmitir en vivo, algo grabado o una mezcla de vivo y grabado como pasa en la televisión; pero en la cabeza de la gente se entiende al streaming como un show en vivo, cosa que no siempre es así. Como sabemos de este problema, la anunciamos como una función exclusiva. Quizá sean las redes o el contexto de tantos tipos de medios entrecruzados los que van modificando el significante de una palabra", asegura.

Romay asegura que la comunicación fue clara. "Ahora bien, ¿por qué la gente entendió algo que no se dijo? Yo creo que nos lleva a tener que parar la pelota y preguntarnos si realmente nos estamos escuchando. Nada nos hizo pensar el viernes que podía suceder algo así. (...) Si decimos que la obra se llevó el premio Estrella de Mar es porque se trata de un espectáculo grabado. Tuvimos impresionantes números de audiencia y no veo el motivo por el cual me tenga que hacer eco de lo que opina el uno por ciento. Creo que hicimos las cosas bien, de otro modo no hubiéramos llegado a los números de audiencia que alcanzamos. Y si Fátima le dio la posibilidad de hacer catarsis a ese uno por ciento está bien, son momentos complicados, de escasa relación interpersonal, hace 7 meses que estamos guardados y seguramente ese uno por ciento no la está pasando bien".

"Nada nos hizo pensar el viernes que podía suceder algo así. Más obvio de lo fuimos en la comunicación no podemos serlo", asegura Mirta Romay
"Nada nos hizo pensar el viernes que podía suceder algo así. Más obvio de lo fuimos en la comunicación no podemos serlo", asegura Mirta Romay Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

"Anoche vi el show y me defraudó saber que era grabado, no en vivo. Es la primera vez que veo algo por streaming y será la última", se quejó un espectador en Instagram. Quizá pertenezca a ese uno por ciento, pero eso no le quita validez a su reclamo en tiempos de un tipo de consumo cultural que no todo el público conoce su letra chica, su manual de estilo. De hecho, dentro de esas 36 mil personas que entraron a la página de Teatrix el viernes por la noche, más de 20 mil eran nuevos usuarios.

El escenario pandémico plantea otros desafíos que van desde la confiabilidad de la conexión, el modo de consumo y la posible expansión de la audiencia hacia otros territorios. Las obras de Teatrix, así se lo anuncia, quedan a disposición a lo largo de la semana. Por un lado, es una forma de sortear posibles problemas de conexión, pero detrás de esa postura hay otra que tiene que ver con el modo de consumo. "El modelo hoy de visualización es 'cuando quiero y donde quiero'", asegura Romay. "En el traslado a la lógica del mundo del espectáculo al mundo de Internet es que se le pone un día y un horario. Lo nuestro es una plataforma on demand que hace un Zoom para darle sentido al vivo, como hicimos el viernes. No es la matriz de Teatrix producir".

"Ahora mismo estamos ocupados en que la plataforma tenga un despegue internacional. Estamos cerrando acuerdos con México, España, Paraguay, Colombia. Ahí pensamos que puede haber una salida para los artistas", continúa la hija del mítico zar de la televisión Alejandro Romay. "Todos los que estamos en esto sabemos que la transmisión en streaming tiene que ver con los nuevos medios en el cual pueden aparecer nichos de todo lo que se te ocurra, como el rescate de aquellas experiencias televisivas que se cayeron. Sabemos que después de la pandemia el teatro argentino va a necesitar aumentar su público, y la única manera en que podrá hacerlo es apelando al público internacional, por eso los acuerdos con otros países", recalca.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.