Reacción del sector teatral: marchas y pedidos de protocolos para la reapertura

"Esto ya es una verguenza...", sostuvo Flavio Mendoza en relación a la falta de un protocolo para el sector. El artista reacondicionó el teatro Broadway y mañana hará público su descontento
"Esto ya es una verguenza...", sostuvo Flavio Mendoza en relación a la falta de un protocolo para el sector. El artista reacondicionó el teatro Broadway y mañana hará público su descontento
Alejandro Cruz
(0)
8 de noviembre de 2020  • 21:31

Cuando el viernes el Ejecutivo Nacional decidió que CABA, entre otras jurisdicciones, pasaba de la fase del aislamiento al distanciamiento social todo indicaba que los teatros del circuito porteño (tanto los públicos como los comerciales y los independiente) estaban ya listos para la esperada vuelta a la actividad bajo, claro, estrictos protocolos sanitarios. También los cines. Se sabía o intuía que no involucraba a todas las salas, pero era un efecto más que simbólico para un sector duramente golpeado por la pandemia.

Sin embargo, el Gobierno Nacional prohibió la actividad en salas con público siempre con un aforo limitado, aspecto que en la Ciudad se venía trabando en diversas reuniones que mantuvieron los representantes de los tres circuitos de salas con el ministro de Salud, Fernán Quirós, y de Cultura, Enrique Avogadro. Reuniones que, de un lado como del otro, siempre se las consideró como sumamente favorables. Según fuentes cercanas, en la reunión matinal entre el presidente Alberto Fernández, el gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el retorno del público a las salas formaba parte del paquete de medidas a anunciar. Claro que al momento de la información oficial de la tarde se vino la noche para el sector. El gobierno porteño informó, por ejemplo, la vuelta a los deportes grupales como el retorno a las escuelaspara desarrollar actividades recreativas, artísticas y lúdicas, pero no hubo novedades concretas para la reapertura de salas teatrales. O sí: seguirán cerradas al público como sucedes desde fines de marzo salvo aquellas que realicen actividades al aire libre.

El mismo viernes, Aadet, la entidad que nuclea a los teatros comerciales, emitió un comunicado en el cual su primer punto afirma: "evidentemente el teatro y la música en vivo no son considerados importantes ni forman parte de la agenda política". En el mismo escrito, si bien reconocen el continuo diálogo con las autoridades como su preocupación por el estado sanitario, aseguran: "La reapertura de la actividad teatral y musical sigue postergada y con falta de certezas respecto a su evolución". Y solicitan la apertura de los teatros con "protocolo ya" (un hastag presentes en las redes).

Artei, la entidad que nuclea a 110 salas del circuito alternativo porteño, viralizó una campaña en las Redes. "Nuestra actividad está agonizando y nuestras salas van camino al cierre definitivo. Toda la ciudad de Buenos Aires abierta (mientras) nuestros teatros siguen cerrados". La Asociación Argentina de Actores, a los que algunos sectores le vienen reclamando mayor presencia en medio de esta grave situación que afecta al sector, se sumó a las voces de protesta e instan a las autoridades gubernamentales de cada juridicción a revisar la medida que mantiene paralizada la actividad teatral.

La alerta del sector alternativo por la situación crítica que viven los teatros independientes
La alerta del sector alternativo por la situación crítica que viven los teatros independientes

La salas no subirán el telón pero desde mañana el amplio entramado de la actividad escénica decidió tomar las calles. Para este lunes, a las 13, el bailarín, coreógrafo y productor Flavio Mendoza convoca a la reunión en la puerta del teatro Broadway, la sala que reacondicionó a fin de octubre para recibir al público según la métrica de la la llamada nueva normalidad. "Este lunes espero el apoyo de todos los artistas de teatro, circo, parques de diversiones, escuelas de danza, de teatro, actores, cantantes, bailarines, artistas callejeros, técnicos, boleteros y etc, perdón si me olvido de algunos de la angustia que tengo; pero es necesario unirnos de una vez. Esto ya es vergonzoso...", expresó el artista en las redes bajo el hashtag #elarteesesencial. El martes, en el Obelisco, el sector musical realizará otra manifestación que se llevaría a cabo en una caravana de autos. El miércoles, en la Plaza del Congreso, será el turno de los técnicos ligados a la actividad escénica. El domingo por la tarde, en el Obelisco, confluirían todos los sectores.

Sin embargo, antes de que se produzca la convocatoria de Mendoza, este lunes desde las 11 de la mañana quedará establecido el *Protocolo general para las actividades teatrales con autoridades de la Secretaría General de Presidencia, el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo de la Nación, junto a miembros de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales (AADET) y la Asociación Argentina de Actores (AAA), según informan fuentes oficiales. "Este Protocolo recomendado para las actividades teatrales, sujeto a la aprobación de cada jurisdicción del territorio nacional, es resultado del trabajo con las partes involucradas para atender las demandas y necesidades específicas del sector para la vuelta segura a la actividad", agrega la comunicación oficial.

El impacto del anuncio del viernes es similar al que se generó cuando Kiciloff afirmó un lunes de hace ya tres semanas que esta vez no habría temporada de teatro de verano en la costa atlántica. Sin embargo, cuatro días después, el gobierno provincial dio marcha atrás. Pregunta sin respuesta por ahora: ¿sucederá lo mismo esta vez? Claro que hay matices entre las dos situaciones. Desde que representantes del sector ligado a las actividades teatrales y musicales se juntaron por primera vez con el ministro de Salud de la Ciudad, el funcionario dejó en claro que el tema de la ventilación natural como mecánica era fundamental para imaginar la vuelta del público a las salas, siempre según precisas normas sanitarias. Siempre los dueños o gestores de salas reconocieron claramente que bajo esos parámetros la actividad no iba a ser rentable desde el punto de vista financiero, pero que sí era fundamental volver a subir los telones para empezar a transitar la compleja vuelta de los espectadores a las salas.

Carlos Rottemberg le toma temperatura al ministro de Salud de la ciudad en una de las visitas que junto Enrique Avogadro ministro de Cultura, realizó a salas comerciales porteñas
Carlos Rottemberg le toma temperatura al ministro de Salud de la ciudad en una de las visitas que junto Enrique Avogadro ministro de Cultura, realizó a salas comerciales porteñas

En estas semanas, en el contexto de crisis económica, algunos teatros comerciales invirtieron fuertes sumas de dinero para reacondicionar la ventilación de sus salas mientras algunas alternativas ya andaban pensando en medidas acordes a sus posibilidades. Con ese objetivo, en estos días días se barajaron nombres de espectáculos ya estrenados para el Multiteatro, La Plaza, Broadway y el Teatro San Martín. El anuncio oficial se lo esperaba para el viernes, pero no sucedió.

"Me parece que no se entiende el valor simbólico que tiene la reapertura de las salas ahora. En la práctica solo un puñadito de salas, que no superan la media docena, se iba a abrir en lo inmediato. Pero iba a ser una señal equívoca a la profesión que dejaba de ser una actividad prohibida. Si no tenemos un gesto concreto ahora olvidémonos de la temporada de verano, porque nadie mueve ni productores, ni salas, ni artistas, ni alquileres ni todo lo que significa movilizar pequeñas temporadas con esta señal de una actividad clausurada o prohibida", señaló el productor Carlos Rottemberg.

Esta semana, los telones de los teatros seguirán sin abrir. Las protestas son los que coparán la escena a la espera de una respuesta por parte de la política.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.