Un rey solitario, que escucha perdido en un laberinto de sonidos

Luciano Berio decía que su obra no era una ópera, sino una "acción sonora"
Luciano Berio decía que su obra no era una ópera, sino una "acción sonora"
El Teatro Argentino de La Plata presenta Un re in ascolto, obra maestra de Luciano Berio con texto de Italo Calvino
Pablo Gianera
(0)
5 de julio de 2019  

Poco antes de morir, Italo Calvino había imaginado una serie de relatos dedicados a los sentidos. El libro quedó inconcluso, pero en todo caso sobrevivió uno de sus escritos más originales: "Un rey a la escucha", dedicado, justamente, al oído y recogido en el volumen Bajo el sol jaguar.

El rey está solo en su trono, del que no puede moverse, por el temor acaso infundado de que lo maten o porque su condición real así lo impone. Todo lo que sabe lo sabe por el oído, y el día -cada día, todos los días- es un "calendario de sonidos".

"El palacio es la oreja del rey", nos dice Calvino. Ya desde la pieza electroacústica Omaggio a Joyce, de 1958, resultó claro que el compositor Luciano Berio tenía una predilección particular por la literatura, pero una predilección que guardaba poca o ninguna subordinación a la anécdota. Cuando, en 1984, decidió escribir Un re in ascolto se quedó solamente, por decirlo así, con el tinglado del cuento de Calvino. Más que las peripecias inmóviles del rey, le interesó su oreja.

En uno de los ensayos recogidos en Scritti sulla musica, el propio Berio fue bien claro sobre estas intenciones. "La escucha implica un número infinito de correlaciones y de interpretaciones, ya sea que se trate del sonido de la naturaleza, del trabajo, de la música o del diálogo humano".

Para Berio, la escucha es un síntoma, una situación del sonido en el espacio.

El palacio tiene la inmaterialidad del sonido, una arquitectura de voces, gritos, ruidos. Carne y sangre incorpóreas a las que se agrega otra ficción, la de Próspero, el protagonista de La tempestad, de Shakespeare, en la visión que el poeta Wystan Hugh Auden dejó de su destino en el poema "The Sea and the Mirror".

En la misma línea de otros estrenos (recordemos El Gran Macabro, de Ligeti; De Materie, de Andriessen, y Candide, de Leonard Bernstein), el Teatro Argentino vuelve a apostar por un estreno. La dirección musical estará a cargo de Pablo Druker, y Martín Bauer se ocupará de la puesta. Intervendrán la Orquesta y el Coro Estables del Teatro Argentino, y los papeles principales correrán por cuenta de Víctor Torres, Carlos Natale, Hernán Iturralde y Patricia Deleo. Completan el elenco Marisú Pavón, Fabiola Masino, Verónica Cánaves, Miguel Ángel Lezcano, Alfredo Martínez, Víctor Castells, Ximena Ibarrolaza, María Inés Franco, Maximiliano Agatiello, Walter Schwarz y la pianista Lucía Zapata.

Víctor Torres y Pablo Druker, cantante y director
Víctor Torres y Pablo Druker, cantante y director Crédito: Gza Teatro Argentino

La política de estrenos es una obsesión de Bauer. Además de lo que lleva hecho en el Argentino, le debemos, en el Colón, La vendedora de fósforos, de Helmut Lachenmann; Prometeo, de Luigi Nono, y Die Soldaten, de Bernd Alois Zimmermann. Un re in ascolto no es la excepción.

Más que como ópera, Berio prefería pensar la pieza como una "acción musical". Tenía razón: la única causalidad que ocurre durante casi una hora y media es sonora.

En una evocación que escribió tras la muerte de Calvino ("La musicalità di Calvino"), Berio contó que los dos trabajaron mucho y se hicieron sufrir mutuamente mucho. "Sufrimos porque perseguíamos, y lo alcanzamos, pero con premisas y direcciones diferentes". A diferencia de Edoardo Sanguinetti o Umberto Eco, "que vivían la experiencia musical en su totalidad", Calvino mantenía una lejanía con la música que estaba en el origen de la fascinación de Berio por él. "Incluso usé esa lejanía".

Berio convirtió la narrativa de Calvino en un laberinto, un colosal juego de espejos con un rey que lo escucha todo.

Un re in ascolto

Pieza de Luciano Berio, sobre un relato de Italo Calvino

Dirección: Pablo Druker

Mañana, a las 20, y el domingo, a las 19.

Auditorio de La Usina del Arte.

Agustín Caffarena 1.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.