Argentina, tierra de amor y venganza: Bruno y Torcuato, cara a cara enfrentados por el amor de Lucía

Los antagonistas de la ficción, protagonistas de un nuevo round
Los antagonistas de la ficción, protagonistas de un nuevo round Crédito: Gentileza eltrece
(0)
13 de agosto de 2019  • 21:45

Se produjo uno de los encuentros más esperados en Argentina, tierra de amor y venganza. La ficción de Pol-ka que se emite por la pantalla de eltrece puso por primera vez a sus antagonistas (Bruno Salvat y Torcuato Ferreyra) cara a cara a solas y con una charla reveladora e inquietante.

Recordemos que la novela se inició con la traición de Torcuato (Benjamín Vicuña) a su amigo Bruno (Albert Baró), a quien creyó haber asesinado en la guerra, y de cuyos bienes se apodera, además de vender a su hermana Julia a un burdel, donde la mujer es asesinada por Gabriel (Federico Salles).

El catalán planea por largo tiempo la venganza y, semanas atrás, expuso el pasado turbio del marido de su enamorada, Lucía Morel (Delfina Chaves). De todas formas, el magnate se apoya en sus contactos para desestimar la verdad de Bruno, y para mantener cerca a su mujer, quien duda constantemente de su versión de los hechos. La aparición con vida de Bruno lógicamente sorprendió a Torcuato, quien planea el contraataque, pero quien solo enfrenta a su adversario en charlas esporádicas. Finalmente, llegó el encuentro a solas de los personajes, nada menos que en la casa de campo de los Morel comprada por Salvat, el refugio de Bruno y Lucía, donde pasaron su primera noche juntos.

ATAV: Bruno y Torcuato, por primera vez a solas

06:17
Video

Luego de que la joven citara a su amante en dicho lugar, intenta avisarle por medio de Raquel (la China Suárez) que no podrá asistir por los problemas de salud de su madre. Como en toda novela, hay un obstáculo: Bruno nunca recibe la noticia y permanece en la casa, sin advertencia de lo que le espera. Ferreyra, quien sigue a su esposa atentamente, escucha la conversación y decide presentarse en el lugar para poner las cartas sobre la mesa y amenazar a Bruno una vez más.

"No te puedo matar, si desaparecés no la veo a Lucía nunca más", le dice Torcuato, quien le da dos opciones: volver a su España natal y rehacer su vida, o bien quedarse en Buenos Aires. De aceptar la segunda alternativa, Ferreyra le asegura que hará sufrir a todas las personas que lo rodean, a quienes no dudará en lastimar con la crueldad y el sadismo que lo caracterizan. "No me iré nunca, no descansaré hasta verte en una celda, con tus cómplices", le responde Bruno, quien no se "achica" ante las amenazas de su examigo. Como era de esperarse, ambos retoman el tópico de Lucía, y el catalán le dice a Torcuato que ella jamás lo amará como lo ama a él. "Preparate para ver sufrir a toda la gente que querés, va a ser un final sangriento y trágico por tu culpa", le espeta un desencajado Ferreyra, antes de irse de la casa.

ATAV: Raquel y Salaberry, cada vez más cerca - Fuente: Eltrece

03:38
Video

Por otro lado, Libertad (Virginia Innocenti), quien sufre de demencia, se muda a la casa de Torcuato, donde también habitan Aldo (Gonzalo Heredia) y Alicia (Mercedes Funes), cuyo matrimonio se hunde en la infelicidad. En cuanto a la relación entre el comisario Salaberry (Luciano Cáceres) y Raquel, ésta se afianza cada vez más, si bien por ahora los une solo una gran amistad luego de que el hombre salvara la vida de la hermana de "La Polaca", quien ahora lo ayuda a recuperarse de las consecuencias del disparo que recibió en ese acto heroico.

La banda del conventillo sufre un contratiempo cuando sus integrantes contratan a un matón para que los proteja de Samuel Trauman (Fernán Mirás), sin saber que el hombre es un infiltrado del dueño del burdel, cuya misión es la de asesinar a Gallo (Matías Mayer).

Sobre el final del capítulo, Bruno le cuenta a Lucía sobre las amenazas de Torcuato, y le detalla cómo su hermana vivió en esa misma casa donde ahora se encuentra ella, a la que definió como "una cárcel". La joven termina encontrando un mueble con las marcas que hizo Julia, mediante las cuales contaba los días que permanecía encerrada por Ferreyra. De esta forma, Lucía va abriendo los ojos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.