Argentina, tierra de amor y venganza: Raquel y Aldo dan rienda suelta a su pasión y son sorprendidos por Alicia

Lucía sigue sin saber si debe creerle a Torcuato o a Bruno
Lucía sigue sin saber si debe creerle a Torcuato o a Bruno Crédito: Prensa eltrece
(0)
31 de julio de 2019  • 23:20

El capítulo del miércoles de Argentina, tierra de amor y venganza comenzó con un corte de luz en la mansión Ferreyra. En realidad, no se trató de un accidente sino de una maniobra de Bruno (Albert Baró) para visitar a su amada Lucía (Delfina Chaves) y decirle que no conoce a aquella mujer que apareció argumentando que es su expareja. Ella, sin embargo, sigue sin saber a quién creerle y lo echa.

Aprovechando que no se encuentran presentes ni Mariquita (Frida Jazmín Vigliecca) ni Aldo (Gonzalo Heredia), Gabriel (Federico Salles) vuelve a intentar seducir a Alicia (Mercedes Funes). Los dos terminan coincidiendo en el escritorio y dando rienda suelta a su pasión una vez más, pero son interrumpidos por Torcuato (Benjamín Vicuña).

Más tarde, Bruno entra al escritorio mientras su enemigo duerme sobre el escritorio. Toma un arma, le apunta y le dice que es momento de arreglar cuentas. "Aquí, en tu trinchera, vamos a ver quien vive y quien muere", le dice. Ferreyra toma también un arma y le apunta. "Relájate, ya no te queda nada; ni tu fortuna, ni tu prestigio. Tu mujer esta a punto de dejarte", le dice el joven español. El impostor, entonces, le dice que está pensando en una nueva manera de matarlo, y cuando Bruno baja el arma y la guarda, aparece Lucía y encuentra a su marido apuntándole a su amante.

Confundida, Lucía vuelve a echar a Bruno, pero tampoco quiere escuchar a Torcuato. Por eso, se encierra sola en su habitación y rompe en llanto.

Inma (Mirela Payret), la impostora, aparece al otro día por la Mansión Ferreyra y Torcuato le promete más dinero por seguir con la farsa. La mujer, de todos modos, va a buscar a Bruno para pedirle, también, dinero. Cuando el muchacho le entrega el sobre, Lucía los ve desde lejos malinterpretando la situación.

En el teatro, Aldo, su familia y la tía Filomena (Edda Díaz) siguen de cerca a Raquel (China Suárez), que fue a ver a Luis Sandrini invitada por Salaberry (Luciano Cáceres). Al terminar la función, Paco Jamandreu (Mariano Saborido) le muestra al director el vestido que lleva puesto la polaca y le entrega unos figurines, para que lo tenga en cuenta para futuras obras. Harto de los celos y la inmadurez de Moretti, Salaberry decide enfrentarlo, pero Raquel salva una vez más la situación.

Ya en el conventillo, Aldo va a pedirle disculpas a la Polaca a su habitación, pero sigue mintiéndole, diciéndole que fue una casualidad el encuentro en el teatro. Ella, entonces, le dice que no está enamorada del comisario, pero que por el bien de los dos tienen que olvidarse uno del otro. "No nos hacemos bien", asegura, pero él la besa apasionadamente. Cuando están por hacer el amor, aparece Alicia y les dice que tienen que hablar los tres.

La Polaca, entonces, le pide disculpas, pero Alicia aprovecha para presionarlos insistiendo en una paternidad que no es cierta. Además, le dice que si va a dejarla, lo haga antes de que nazca el bebé, para que sea menos humillante. "Dicen que los bebés sienten el dolor de sus madres. Yo estoy llena de amargura y no quiero pasarle mi amargura con la leche. ¿Vas a elegir a la madre de tu hijo o a esta mujer?, le pregunta, y Aldo asegura que los elige a ellos

Sin embargo, ya en la intimidad de su casa, el muchacho le vuelve a aclarar que sólo está a su lado porque está embarazada. Alicia, entonces, le da a entender que gracias a ella su hermano, que desconfía de él, todavía no accionó en su contra. "No nos amamos. Esto va a ser un infierno para los tres. Yo voy a hacerme cargo de ese hijo. Vos no merecés esta vida, merecés alguien que te ame", intenta explicarle, pero ella comienza a sentir fuertes dolores en su panza.

En el club social, Helga (Daryna Butryk) en su nuevo rol de mesera atiende a Julián (Tomás Kirzner) y le entrega una carta que llegó para él. Es una nota de su madre, Ivonne (Andrea Frigerio), que le promete que esa será la última vez que tendrá noticias de ella. "Todo lo que hice, incluso ser prostituta, fue pensando en vos", le explica y le cuenta su historia por primera vez. "Por vos me peleé por mi familia cuando mi novio me dejó y soporté el rechazo de tus abuelos. Por vos sobreviví como pude y me metí a p.... Por vos me alejé de vos", le dice y le adelanta que va a hacer un nuevo sacrificio. El muchacho parece conmoverse por primera vez y guarda la esquela. Ivonne, en tanto, enferma y sola, pierde la conciencia.

Julián llega justo para salvarla e internarla en el hospital. "Me tendrías que haber dejado morir", le dice ella al recuperar la conciencia. "Usted es una basura, quería que cargue con el peso de su muerte", le responde el muchacho y abandona la sala, pidiéndole que nunca más vuelva a ponerse en contacto con él.

Francesca (Malena Sánchez), en tanto, va a visitar a Trauman (Fernán Mirás) a la cárcel. Lo insulta y luego apela al dejo de "bondad" que cree que él posee en algún sitio. "Le suplico que se comporte como un buen hombre, como el padre que es y me diga dónde esta el bebé de Anna (Candela Vetrano)". Él, entonces, promete decirle la verdad.

Ya en su casa, la muchacha le cuenta a Córdoba (Diego Domínguez) que Trauman le dijo que el bebé está vivo y que le dio un número de teléfono para que llame y pregunte por su paradero. Cuando llaman, sin embargo, nadie responde. Y al verlos hablar una y otra vez, Anna descubre que algo le están escondiendo.

En el club social, mientras tanto, Dina (Luli Torn) sorprende a sus amigas con su regreso, pero todo parece indicar que no le fue nada bien en su pueblo."Fue un calvario. Me trataron como si tuviera sarna. Mi papá no me habló y mi mamá me insultó. Parece que se olvidaron que me vendieron. No tengo más familia. Una señora me escupió en la calle y otro tipo me dio un coscorrón y a la noche, cuando no lo veía nadie... Lo peor es que dijo que yo me le insinué. Por eso me echaron del pueblo", les revela, ante la atenta mirada de Serafina (Julia Calvo).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.