Así empezaron Las puertitas del Sr. López

Las puertitas del Sr. López
Las puertitas del Sr. López
El nuevo programa del ex CQC pisa terreno firme, pero sin asumir demasiados riesgos
Martín Fernández Cruz
(0)
30 de abril de 2017  • 23:30

De manera apresurada (porque hubo ciclos previos de esquema similar) podría decirse que hay un modelo tipo “ La biblia y el calefón”. El recordado programa de Jorge Guinzburg sigue siendo sinónimo de entrevista simultánea principalmente por el ágil estilo del conductor, que al día de hoy sigue resultando de vanguardia. Y Las puertitas del Sr. López es un excelente ejemplo de programa que toma esa antorcha con la intención de darle una nueva vuelta de tuerca a través del estilo de Guillermo López, su anfitrión.

El molde es muy sencillo: el pelado López se sienta rodado de distintos invitados con los que comparte un divertido diálogo sobre temas livianos, charla que es interrumpida por segmentos de distinto color protagonizados por el propio López junto con alguno de esos invitados. En el primer programa los personajes que asistieron fueron todos pesos pesados: Adrián Suar , Peter Alfonso, Paula Chaves, Lizy Tagliani y Mariana Fabbiani, y con ellos Guillermo compartió clips, uno con Suar en Nueva York, luego con Peter y Paula haciendo terapia de pareja, otro en el que Fabbiani mostró su guardarropa, y un último con Lizy en las calles de Mar del Plata.

El gran desafío de López

En el programa es imposible no destacar el trabajo de López. Dueño de un estilo que está siempre guiñándole un ojo al espectador en busca del chiste cómplice, Guillermo desembarca en Canal 13 con una propuesta en la que tiene todo para lucirse. En Las puertitas... el pelado logra combinar las entrevistas con famosos, mezclando eso con los segmentos especiales en los que hasta puede utilizar uno de sus fuertes: charlar con esos curiosos ciudadanos anónimos que rápidamente se prenden en cualquier broma en cuanto ven una cámara prendida. De esa forma, el ciclo se ajusta con cintura a los puntos fuertes de su conductor.

En su debut y como ya se mencionó, los nombres de los presentes fueron inmejorables. Cada uno representaba rubros bien definidos dentro de la grilla del canal. Peter y Paula corporizan la esfera Showmatch, Lizy tiene que ver con la actuación y es una de las sorpresas de Quiero vivir a tu lado, Mariana Fabbiani es la cara de un magazine que cosecha a diario un muy buen rating, y Adrián Suar es básicamente sinónimo del canal.

Todos ellos tuvieron una muy buena química y López supo conducirlos y llevarlos a la par, siempre con humor y procurando no cruzar el perímetro del buen gusto (quizá ése es el gran atractivo del conductor, que sabe burlarse coqueteando con el límite de lo indebido, pero jamás sobrepasándolo). Pero el probable punto débil de este esquema es justamente el de depender de los invitados, teniendo en cuenta que no todos los domingos podrán repetirse mesas como las de su debut. Aunque claro que según cómo se lo mire, el verdadero desafío puede que sea del conductor y no tanto de los invitados, porque el peso del ciclo siempre recaerá sobre Guillermo López y su habilidad de sacar agua de las piedras cuando eventualmente (porque tarde o temprano sucederá) tenga una emisión con personajes que a priori no resultan atractivos. De esa forma se entiende entonces que el pedigree de Guillermo López como conductor es en realidad la clave del éxito, porque a fin de cuentas en eso consiste el sostener con altura el sueño del programa propio: en saber ganar todas las manos por muy malas que resulten las cartas.

Por lo pronto, el estreno de Las puertitas del Sr. López cumplió en términos de rating y con un promedio de 10 puntos (y convirtiéndose en trending topic durante su emisión) el programa debe ahora no solo comprometerse a aumentar esa cifra, sino también a perdurar en el tiempo frente a los gigantes domingueros que pronto comenzarán a asomarse en el horizonte.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.