Lío Pecoraro, ante la denuncia de hostigamiento de Susana Roccasalvo: "Mi conducta es intachable"

El duro descargo de Lío Pecoraro ante la denuncia de hostigamiento de Susana Roccasalvo: "Mi conducta es intachable"
El duro descargo de Lío Pecoraro ante la denuncia de hostigamiento de Susana Roccasalvo: "Mi conducta es intachable" Crédito: Captura de pantalla
(0)
29 de julio de 2020  • 11:31

Lío Pecoraro desmintió esta tarde las acusaciones presentadas por su compañera de El Nueve Susana Roccasalvo contra su persona por presuntas amenazas y hostigamiento. En el programa Todas las tardes, del que es panelista, afirmó tener una conducta "intachable" y calificó de "incomprensible" lo afirmado por la conductora ante la Justicia.

Invitado al programa Nosotros a la mañana, fue Mauricio D'Alessandro, representante legal de Roccasalvo, quien hizo público el inicio de una causa judicial por este tema contra el periodista. Según indicó, cada vez que la conductora de Implacables quiere salir al aire en el programa que realiza los fines de semana desde su casa por zoom, recibe varias llamadas en su teléfono que le impiden la transmisión. Tras investigar la línea de la cual provienen estos llamados, el letrado indicó que se comprobó que el titular de la línea sería Pecoraro.

A través de un duro descargo, en el que fue fielmente respaldado por la conductora de Todas las tardes, Maju Lozano, el panelista negó rotundamente haber mantenido cualquiera de estas conductas y aclaró que, si bien sí se trata de su línea telefónica, las llamadas que éste habría realizado a su colega habrían sido puntualmente por motivos laborales.

El periodista asegura no comprender las razones por las que la conductora no se puso en contacto con él para aclarar la situación y despejar dudas respecto a las intenciones con que él se habría puesto en contacto con ella, optando en cambio por recurrir a la Justicia.

En todo caso, apuntó que se le ha acusado "sin pruebas" y adelantó que el tema está en manos de su abogado, Fernando Burlando. "Lo lamento mucho, pero siento que te equivocaste. Estoy acá para dar la cara", zanjó luego de un descargo de casi una hora en el que trató el tema junto a sus compañeros del panel, que le mostraron su apoyo.

Sobre cómo vivió el día de hoy al enterarse de la acusación, el periodista señaló. "Me empieza a sonar el teléfono sin parar y me dicen: 'Poné eltrece que están diciendo que Susana te denunció por hostigamiento y amenazas'. Si yo no hubiera visto la televisión esta mañana, jamás hubiera creído que eso estaba ocurriendo realmente. La situación es que Susana Roccasalvo entiende que hay alguien que la venía llamando para interrumpir su programa al aire desde un teléfono de identidad privada y manda a hacer una investigación y salta un número que me pertenece y que es cierto. Claramente llamé a Susana Roccasalvo y tengo el listado de las llamadas, y hay llamadas a Susana Roccasalvo como llamo a tantísimos colegas, estando o no al aire. Idiota sería de mi parte hacerlo desde mi casa queriendo ocultar esa identidad, haciendo tantos años que trabajo con este medio y creyendo que eso jamás hubiera saltado".

Tras ello, siguió: "Ella hace referencia a dos oportunidades puntuales, que seguramente habrán sido en ocasiones en que, como suele pasar como con un montón de gente, como una manera de comunicarnos, pasa todo el tiempo porque es una herramienta de trabajo".

Pecoraro dio a entender que, "por ahí, lo que a Susana Roccasalvo le falta es aggionarse a nivel técnico" y utilizar otro teléfono o una computadora para salir al aire, y continuó: "Se habló de treinta llamadas... La verdad es que yo acá tengo el listado, son del 30 de mayo y el 16 de junio, que es lo que está en la causa, que me llega hoy cuando consulto esto con mi abogado, que es Fernando Burlando".

Con esto, detalló que el 30 de mayo, el intento de comunicación por su parte fue a las 19.02, de 27 segundos de duración. "Una llamada entrante de mi casa al teléfono de Roccasalvo, en el medio de un montón de llamadas que no son mías; 19.05... Hay muchas más llamadas no mías en el horario del programa. Luego hay un listado de cinco llamadas seguidas en el mismo minuto, con diferencia de diez o quince segundos en un intento de llamar a Roccasalvo, porque la llamada no se establece o se corta. Nunca se estableció ese vínculo de llamada, por eso me llama poderosamente la atención que la denuncia sea por hostigamiento y amenazas. Decir que un compañero del mismo canal está amenazando, como reza en la denuncia, es extremadamente delicado", valoró disgustado.

Pecoraro se defendió argumentando ser una persona honorable: "Soy un tipo que trabaja desde hace añares en el medio. Nadie me regaló nada, todo me lo conseguí golpeando puertas. Soy una persona de bien y mi conducta como ser profesional, que puede gustarte o no, a nivel laboral, es intachable, como ser humano también, porque me considero un buen tipo, no un hijo de puta, que los hay y de sobra. No nos alcanzaría el programa para denunciarlos".

Sobre el listado de llamadas, el periodista defiende que "una era para pasarle, como hago con mucha gente del medio, información, un mensaje de texto, un audio", pero en ningún caso lo hizo con la intención de molestar a la conductora. "Es moneda corriente para mí comunicarme con un conductor. Yo no sabía que Roccasalvo usaba su mismo teléfono para salir al aire y no otro, como hacemos muchos. Ahora, decir que yo hostigué o amenacé a Susana Roccasalvo, quiero que me demuestren dónde hay un contacto de comunicación o una amenaza", apuntó.

Finalmente, el panelista expresó su deseo de que la periodista se disculpe. "Quiero entender que, como mujer de bien que es, asuma que se equivocó, que malinterpretó. Yo tenía una buena relación con ella. Susana dijo que yo la he llamado para pedirle trabajo y es muy digno, ahora me llama poderosísimamente la atención que diga que si ella tenía que pensar de alguien como primera medida haya puesto mi nombre, porque siempre he tenido un trato de cordialidad, de afecto, de respeto con Roccasalvo, con quien en algunos momentos de nuestras vidas hemos estado más cerca o más lejos".

El periodista lamentó también que su colega no contactara con él para aclarar lo sucedido. "Si tenés una duda, llamame. Estoy muy sorprendido por la situación. Van a tener que demostrar que yo hostigué o amenacé a Susana Roccasalvo. Es probable que yo haya querido contactar con ella para decir 'te paso un dato y no sos capaz mínimamente de citarme', pero creo que no era puntualmente el caso, porque creo que era por el fallecimiento de un actor y que yo quería pasarle un dato", aclaró sobre el motivo de sus intentos de comunicación con ella.

Hacia el final, el periodista reiteró: "Soy una persona de bien, un tipo honesto, desde lo intelectual, lo personal y lo profesional. Soy un buen tipo, jamás hostigué ni amenacé a nadie. Quizás se deja llenar la cabeza. (...) Me siento muy afectado con lo que pasó hoy, porque está muy lejos de mi intención, y si se sintió afectada, pido una disculpa, como creo que ella me lo tiene que pedir a mí, como muchas veces lo hemos hecho levantando un teléfono", remató.

Sobre la situación, Maju Lozano también se pronunció: "La Justicia decidirá qué es lo que pasa, porque claramente es un tema ya legal. La gente no va a las fuentes y escasean los compañeros con códigos", lamentó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.