El Tigre Verón terminó con traiciones, muertes y un final abierto

El Tigre Verón a todo o nada.
El Tigre Verón a todo o nada.
Guillermo Courau
(0)
26 de septiembre de 2019  • 01:59

El intento de asesinato de Fabito Verón (Marco Antonio Caponi) a El "Chaqueño" Morán (Manuel Callau) fue el punto cúlmine para que se derrumbara el castillo de cartas que prolijamente construyó El Tigre Verón -personaje y programa- en los dos meses y medio en el aire.

La trama de la tira, que se podría resumir como "la mafia del sindicalismo", no ahorró en sangre ni en ajustes de cuentas, por eso se esperaba que el último episodio fuera un compendio de los tópicos presentados a lo largo de los capítulos anteriores. Y lo fue.

Luego de escapar con su hijo de la casa del Chaqueño dejándolo al borde de la muerte, Miguel Verón (Julio Chávez) comienza a pensar cómo van a salir de esta. Es un hecho que el lugar tiene cámaras de seguridad, por lo que hay que evitar a toda costa que esas imágenes lleguen a la fiscal Raimundi (Muriel Santa Ana).

Prendete al último capítulo de El Tigre Verón. Fuente: El Trece

00:40
Video

Pero este no es el único problema del Tigre. También esta el asunto de Marcos "El Tano" Di Cesare (Diego Cremonesi), novio y padre del bebé que espera su hija Justina (Sofía Gala). Verón está convencido de que el Tano jugó a dos puntas, con él y con el Chaqueño. Por eso decide mantenerlo prisionero hasta que confiese y, oportunamente, matarlo.

Pero hay un problema: Norberto "Satán" Rodríguez, hombre de confianza de su rival y único poseedor de las imágenes de la casa, le ofrece trueque: "El Tano por las imágenes, de paso te liberás del problema de tener que matar a tu yerno".

El Chaqueño al borde de la muerte luego del ataque del hijo de Verón.
El Chaqueño al borde de la muerte luego del ataque del hijo de Verón.

Sin embargo, la propuesta no es más que una trampa para matar al Tigre, quien después de un intercambio de balazos mata a Satán y lo tira al río. Sin embargo, este se aseguró de que el disco rígido con los videos de seguridad llegaran a Raimundi, quien por fin tiene las pruebas necesarias para desarticular la mafia de los Verón, metiendo preso al hijo por intento de asesinato, y al padre como partícipe.

El final de El Tigre Verón y Julio Chávez te adelanta sus impresiones sobre esta increíble serie. Fuente: El Trece

00:43
Video

Como si de una partida de ajedrez se tratara, el Tigre Verón hace su jugada más arriesgada: se reúne con la fiscal y le ofrece que se olvide de su hijo y lo meta preso solo a él. De lo contrario, va a revelar el trato de ella con el Chaqueño para perjudicarlo. Y así sucede, aún cuando de todos modos las acciones ilegales de la fiscal salen a la luz por la declaración del Tano, cuando es detenido. ¿Otra maniobra de Verón?.

Así, la primera temporada de El Tigre Verón terminó con el protagonista detenido, y una última mirada a cámara, soberbia, con esa semi sonrisa que ostentó durante todos los capítulos. Y una serie de historias inconclusas que dejaron abierto el cierre para una posible continuación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.