Héctor Larrea: "Para mí, Seis para triunfar era una porquería"

Héctor Larrea recordó sus comienzos en la radio y se sinceró al hablar sobre Seis para triunfar, el popular programa de entretenimientos que condujo en los 80
Héctor Larrea recordó sus comienzos en la radio y se sinceró al hablar sobre Seis para triunfar, el popular programa de entretenimientos que condujo en los 80 Fuente: Archivo
(0)
6 de agosto de 2019  • 18:47

Pionero de la radio y conductor también de televisión, Héctor Larrea recorrió hoy su trayectoria, durante una entrevista, y por supuesto que las anécdotas no faltaron.

"A los 6 años ya hablaba de mi deseo de estar en la radio y a los 10 decidí ser locutor. Saber no sabía nada del futuro, daba los pasos básicos", contó. "Cuando murió mi papá, mi madre dejó de reír. Era una falta de respeto escuchar la radio y divertirse si estabas de luto. Habían pasado tres meses y yo quería volver a escuchar la radio. Un día mi tía María habló con mi mamá, que accedió. Pusimos radio El Mundo y de pronto, el humorista hace un remate con un chiste muy bueno y me reí. La miré a mi mamá y estaba riendo. Por primera vez estaba feliz. La radio le devolvió la sonrisa", recordó emocionado.

Al contar cómo comenzó a trabajar, dijo que le escribió a Antonio Carrizo porque él fue quien "cambió el sonido" de la radio. "Después llegó Rapídisimo que, para mí, sigue siendo una gran incógnita. Yo quería dar humor y música. Estuve 30 años en Rivadavia hasta que se rompió el matrimonio y vine a Nacional. Fue como una relación de pareja y yo me quería dar todos los gustos: quería a Luis Landriscina y lo tenía. Y así. No me interesaba acumular dinero sino hacer un programa lindo", indicó, entrevistado por Rodrigo Lussich para Confrontados.

Más tarde, Larrea desembarcó en la televisión: "No había visto televisión nunca y empecé como productor. Me dijeron que para poder hacer lo que quería en radio, tenía que hacer tele, para hacerme más conocido. Me conseguí una recomendación y fui a ver a un tipo en Canal 13. Justo necesitaban nuevos animadores y me llamaron".

Seis para triunfar fue el programa que lo llevó a la fama. "Fue una gentileza de la vida. Para mí el programa era una porquería. Al principio no me gustaba pero hacia buen rating y de 5 puntos lo llevamos a 17", se sinceró.

A los 81 años, Larrea dice que no puede pedirle más a la vida. "Conservo la voz, respiro bien pero los achaques no los voy a contar", bromeó. Sobre la nueva camada de colegas dijo: "Me gustan Santiago Del Moro, Beto Casella, pero hay muchos pibes buenos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.