Mirtha Legrand, sobre los Premios Tato: "Fue todo muy desagradable; me ignoraron"

La diva dijo haberse sentido "ninguneada" durante toda la ceremonia por parte de Marley y el director de cámaras
(0)
15 de diciembre de 2017  • 15:41

Mirtha Legrand, enojada con los Premios Tato:

08:53
Video

Mirtha Legrand no tuvo reparos en mostrar su enojo al abandonar la ceremonia de los premios Tato 2017 , el miércoles por la noche. La diva esperaba llevarse a su casa alguno de los seis galardones por los que estaba nominada; sin embargo, se retiró con las manos vacías.

"Fue todo muy desagradable", aseguró esta tarde, en diálogo con Intrusos. "Me ignoraron, nunca me sacaron al aire, nunca me hicieron un plano, en ningún momento. (...) Yo no lucho por un premio. He ganado muchos premios a lo largo de mi vida y soy una mujer agradecida, pero no me gusta que me hagan sentir menos. Eso es muy feo".

En ese momento, la diva de los almuerzos recordó el momento en que Marley abandonó el escenario para conversar con algunas de las personalidades que poblaban las mesas, como Marcelo Tinelli, Pampita o Griselda Siciliani. "Hizo una nota con ellos y después pasó detrás mío para ir a otra mesa, sin siquiera saludarme. No se si estaba siguiendo directivas o qué, pero todo fue muy adverso", apuntó. "Fue algo alevoso, esa es la palabra".

Legrand contó que el miércoles por la noche tenía el cumpleaños de una amiga, y que por eso estaba en duda sobre si ir o no a la entrega de los galardones entregados por la Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (Capit). "Nacho me dijo 'no vayas, abu'. El debía saber algo ya. Pero, digamos, entre lo social y la profesional, yo me incliné por la profesión. Me puse un vestido lindísimo, me peiné, me maquillé, todas esas cosas que hacemos las mujeres para ir a esas fiestas.Y pensé que al menos un premios nos llevábamos, pero perdimos en todas las ternas", señaló, notablemente molesta."Me fui furiosa, enojadísima, me sentí una infeliz".

La conductora recordó que vivió una situación similar en 2015: "No es la primera vez que me pasa. Hace dos años también fui Tato y perdimos en todas las categorías. Me acuerdo que me fui diciendo que no volvía más, pero pensé que esta vez se revertía la situación. Pero no, sentí que me hacían de menos".

Al ser consultada sobre los posibles motivos detrás de la "ninguneada", primero deslizó que podía tratarse de una cuestión de rivalidad entre los dos canales líderes, Telefé -el encargado de la emisión de los premios Tato 2017- y Eltrece, señal del que ella es figura. "Es bien sabido que los canales se detestan", indicó. Sin embargo, luego encontró una explicación ligada a cuestiones políticas.

"Los vi bastante politizados a los premios. Es muy sintomático, hace dos años pasó lo mismo. Me gusta la votación independiente, que cada uno vote lo que siente", dijo. "Nadie lo percibió, pero yo tengo muy buen oído. Cuando me nombraron en la terna de conducción femenina, desde una de las mesas en las que siempre se ubica la gente de Canal 7, escuché unos silbiditos. Eso nadie me lo saca de la cabeza".

Finalmente, la diva le advirtió a los directivos de Capit que no se molesten en invitarla en las próximas ediciones de los Tato. "No cuenten conmigo, no voy nunca más. (...) Fue una fiesta totalmente desangelada. Me pareció aburridísima, lo único que quería era irme a mi casa", disparó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?