Oscar Martínez habló sobre el episodio de vértigo periférico que padeció en Madrid: "Creí que tenía un ACV"

Oscar Martínez habló sobre el desagradable episodio que sufrió en Madrid, durante la gira promocional de su última película, Vivir dos veces
Oscar Martínez habló sobre el desagradable episodio que sufrió en Madrid, durante la gira promocional de su última película, Vivir dos veces Crédito: Captura de TV
(0)
13 de septiembre de 2019  • 16:20

Oscar Martínez habló sobre el episodio de vértigo periférico que sufrió el pasado 31 de agosto, mientras se encontraba en Madrid, promocionando el estreno de la película Vivir dos veces.

"Estoy recuperado después de la autopsia", bromeó este mediodía, en diálogo con El diario de Mariana. Y aclaró que es una persona muy sana, y por eso considera que éste fue el peor momento de su vida. "Fue inesperado", señaló.

De muy buen humor, y en pleno reposo, Oscar contó: "Llegamos el viernes y al día siguiente fuimos a cenar con amigos queridos. Comí algo, fui al baño a orinar, bajé tres escalones y en el acto que llevaba a cabo empezó a girarme el campo visual a una velocidad espantosa. Me caí y en ese momento pensé: 'mirá a dónde te estás muriendo'. Creí que tenía un ACV".

"Aguanté un rato ahí en el suelo, y luego, con mucha dificultad, volví a la mesa. Habían pasado cuatro minutos y yo era otra persona. Mi amigo, que es cardiólogo, me preguntaba si me dolía el pecho, creían que era un infarto. Tuve vómitos de película de terror. Estábamos en un ventanal que daba a la calle y pude tener cierto decoro. Llamaron a una ambulancia y me llevaron al hospital. Estuve 48 horas internado, con vértigo periférico. Y luego pasé cuatro días encerrado en el hotel, con mareos. Marina [Borensztein, su pareja] me tenía que llevar al toilette", relató el actor.

Oscar Martínez habla después de su internación de urgencia desde España. Fuente: El Trece

01:07
Video

Martínez contó que lo atendieron muy bien en el hospital. "Enseguida me rodearon cinco profesionales que me hacían preguntas y yo contestaba con los ojos cerrados porque no podía más. El mundo me daba vueltas como a 80 kilómetros por ahora", explicó. "Tengo una salud de hierro, nunca fui operado ni internado y esa fue una experiencia nueva para mí. Y espantosa. Me hicieron algunas pruebas para saber si el vértigo era periférico o central, porque si era central era un problema cerebro vascular. Se dieron cuenta inmediatamente qué me pasaba. Como es periférico, el origen puede ser por la cervical, estrés o interno, otolitos. La cervical es mi punto débil. Viajé con dolor cervical pero convivo con eso y no le di importancia. Nunca pensé que podía llegar a producirme eso. Estaba en un estado horroroso, con suero, corticoides durante las 48 horas que estuve internado. Determinaron que fue por estrés".

Fabbiani le preguntó si alguna vez le había ocurrido algo parecido. "Una vez, pero ni punto de comparación, tome un medicamento y se fue. Esto es lo peor que me pasó en mi vida, espantoso. Cuando vuelva voy a mi otorrinolaringólogo y voy a hacer acupuntura, que me dijeron que es buena. Quedé con un poco de miedo, tanto que no pude volver a comer lo que estaba cenando esa noche y eso que sé que nada tuvo que ver. Comí unas alcachofas asadas riquísimas y mi comida preferida: jamón pata negra. No creo que vuelva a probar eso", dijo el actor.

Finalmente, Martínez contó que no pude hacer nada de lo que tenía planeado en este viaje. "Esa primera semana de septiembre tenía una agenda de prensa repleta con notas para diarios, revistas, radios, televisión, fotos. Inclusive un viaje a Valencia, porque en parte la película fue financiada con dinero de la comunidad valenciana. Nada puede hacer", se lamentó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.