Preguntas con historia

Matías Martin habla de La línea de tiempo, el programa que comienza hoy por la TV Pública y que lo trae nuevamente a un canal abierto
Cecilia Millones
(0)
18 de agosto de 2014  

Ya lustró los botines para salir a la cancha. Sabe que los cuatro años de ausencia de la televisión abierta están a punto de ser historia. Y este regreso le plantea un partido que lo entusiasma: sentarse junto a reconocidas figuras para cruzar historias personales con los hechos más resonantes de los últimos tiempos.

¿Qué estaban haciendo cuando sucedió el atentado a las Torres Gemelas? ¿Dónde gritaron el gol de Maradona a los ingleses? El periodista y conductor Matías Martin adelanta la tarea que tendrá a partir de hoy, a las 22.30, cuando comience La línea de tiempo, la nueva propuesta de la TV Pública.

Lleva 13 años ininterrumpidos al frente de Basta de todo, el programa emblema de Radio Metro; además, en cable, conduce Más que f útbol, junto a Juan Pablo Varsky. Dice que ahora siente que encontró un proyecto a su medida para regresar al prime time televisivo. Su último trabajo en la pantalla de aire había sido Vértigo, con Maju Lozano, cuatro años atrás por Telefé.

"Tenía ganas de hacer algo diferente y entretenido -asegura. Todos recordamos donde estábamos o lo que hacíamos cuando sucedieron algunos hechos que marcaron la historia y que se relacionan con nuestra propia experiencia. Ése es el corazón del programa: un cruce de los momentos históricos con los personales de cada invitado."

De lunes a jueves, La línea de tiempo coincidirá con programas establecidos, como ShowMatch, Susana Giménez, Intratables y Duro de domar, pero eso no lo altera. "Lo que me gusta de la TV Pública es que siento que no me voy a volver loco por el rating -remarca. Primero, vamos a tratar de hacer algo que nos salga bien y que sea redondito. No pretendo ganarle a nadie ni entristecerme si pierdo en los términos que los medios hablan de los programas, como si fuera una competencia en la que hay un campeón y otro desciende."

Desde la TV Pública aseguran que sumarlo a su grilla de programación era una cuenta pendiente. "Siempre me interesó probar cosas distintas, y lo que todavía no había hecho era trabajar en la televisión pública. Fueron varias las posibilidades que tuve desde el canal. Y creo que hacer La línea de tiempo junto a Endemol, que es la productora con la que trabajé en los últimos programas, es una buena plataforma para empezar."

Asegura que le costó la decisión de volver a la pantalla chica. "Podría, por ejemplo, estar ahora haciendo un programa de entretenimientos en Telefé. Pero la propuesta tiene que encajar con lo que tenés ganas de hacer, con lo que la gente quiera ver, y que haya un canal que lo quiera poner al aire", explica.

Cosas de la polarización

En cada emisión de La línea de tiempo la tribuna participará con juegos e intercambiando historias con los invitados, cuyo listado está encabezado por músicos, actores y deportistas. "En principio no tengo intenciones de entrevistar a políticos, y estar todo el tiempo auditados, con la gente esperando a ver qué pregunto, y por qué se lo pregunto o no -enfatiza. La idea es desmarcarme de esta polarización bastante imbécil, y mi granito de arena para combatirla es tratar de correrme de todos esos lugares en los que te quieren encasillar."

A su vez, reafirma el deseo de que cualquier televidente, independientemente de su opinión política, pueda disfrutar del programa. "Hay sectores muy radicalizados: por una pregunta que hagas o no, se confirman todas las presunciones de unos u otros, y pasás a ser el más ladri del planeta o el más combativo del mundo. Pretendo zafar de esa polémica."

Una de sus motivaciones para regresar a la televisión abierta es lograr que el invitado cuente algo más de lo que suele expresar normalmente. Así comparte en la entrevista una experiencia que considera entre las mejores: cuando entrevistó en 2011 al cantautor argentino Facundo Cabral, dos meses antes de que fuera asesinado en Guatemala. "Charlamos unos 40 minutos durante un mano a mano que hacía en la radio. Fue una nota hermosa, en la que contó muchas historias; quedamos todos encantados -recuerda. Al poco tiempo nos enteramos de su muerte, con el agravante de que lo mataron por error y, como en la película El gran pez, comenzaron a aparecer las personas vinculadas a todas esas historias que nos contó. Me pone la piel de gallina recordarlo."

Esa misma búsqueda es la que llevará a La línea de tiempo. "Los periodistas odiamos las respuestas «cassetteras». Y para que no las haya tampoco tiene que haber preguntas «cassetteras». Queremos que el invitado cuente cosas que en otro lado no se animó a contar."

Mientras cierran detalles para las próximas jornadas en los estudios de la TV Pública, el conductor muestra su entusiasmo: "Siempre uno tiene la esperanza de que el nuevo proyecto sea el que más vaya a disfrutar".

Con sello personal

Dueño de un estilo propio, se divierte recordando sus comienzos, cuando llevaba pilotos de programas a las radios. "De repente aparecían 80 pibes que querían ser como Dolina, y eso sólo le quedaba bien a él", se ríe. "Me parece que no hay formatos replicables en radio. Lo que funciona es lo genuino. En Basta de todo no hay pose. Armamos un programa muy a medida, y con nuestros propios gustos musicales", señala, en relación a sus compañeros Diego Ripoll y Eduardo "Cabito" Massa Alcántara.

"A veces parece que fuera una charla de café permanente, pero hay una producción detrás. El que nos escucha siente que es verdad lo que está pasando en la radio. Y se nota que nos llevamos bien, hasta cuando discutimos", asegura.

Agrega sentirse feliz de compartir el estudio radial con amigos como Varsky, Andy Kusnetzoff y Sebastián Wainraich. "Somos generacionalmente del mismo palo. Siempre digo que la radio es mi casa y la tele es mi trabajo, y cada tanto trabajo", remata con picardía.

La línea de tiempo

Con Matías Martin

De lunes a jueves, a las 22.30

Canal, TV Pública

Su paso por la TV abierta Cuatro años sin hacer televisión

2010 Vértigo (Telefé) 2008 La liga (Telefé) 2005 Cámara en mano (Telefé) 2004 Aunque usted no lo viera (Telefé) 2003 Arde Troya (América) 200o Fugitivos (Telefé) 1997 Locos por el fútbol (Canal 13) 1995 Buenos muchachos (Canal 9)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.