ShowMatch 2019: de la angustia de Lourdes Sánchez, a la misteriosa comida de Fede Bal con Juana Viale

Lourdes y Fede no pudieron lucirse
Lourdes y Fede no pudieron lucirse Crédito: Prensa LaFlia
(0)
1 de octubre de 2019  • 01:18

La noche del lunes en ShowMatch continuó con el ritmo de Rock Nacional, y hasta las parejas consagradas se encontraron en problemas. Eso sucedió con Federico Bal y Lourdes Sánchez, que no pudieron cumplir las expectativas.

Al momento de recibirlos, Marcelo Tinelli le preguntó a Lourdes qué pensaba sobre Sofía Morandi considerándola una "fiestera". La bailarina se mostró disgustada por la connotación de esa palabra: "Odié eso, mi marido se puso celoso". El conductor le preguntó entonces si su esposo, el Chato Prada, era alguien que disfrutara de las fiestas, pero ella respondió: "Es un embole, él es muy feliz regando las plantas, también le gusta lavar la ropa".

Por su parte, a Fede Bal le preguntaron por una nueva novia de la que circulan rumores, pero él explicó la situación: "Conocí a una chica el sábado y el domingo la invité a almorzar". Él contó que la conoció en un boliche: "Me pidió una foto. Y le dije que era linda, y empezamos a hablar un poco cerca, y eran cinco y media de la mañana. Le dije que no iba a besarla, que iba a hacer las cosas bien. Ella es linda, y por los cinco minutos que hablé me pareció una chica interesante. Pero no pasó nada, comimos y hablamos bien de la vida, y me subí al auto. Y ella le contó a todo el mundo".

Dicho eso, la pareja se entregó a un baile que obtuvo un puntaje para el olvido. Ante todo, Ángel de Brito le preguntó a Fede Bal por su comida con Juana Viale, y él dijo: "Ella es una mujer hermosa, pero la charla que tuvimos fue por laburo. Fue un almuerzo genial de trabajo, tenemos buena onda y yo estoy detrás de un proyecto muy lindo en el que me encantaría que ella estuviera. Es una obra de teatro, y me dijo que lo está pensando. Estuvimos dos horas y hablamos de nuestras vidas".

Con respecto al baile, expresó que no lo convenció del todo, pero agregó: "Lourdes baila como los dioses, a Fede lo vi tosco pero a ella la vi acelerada con el acting, como exagerado. No me sorprendió, yo esperaba más" (4). Carolina "Pampita" Ardohain opinó que los vio con distintas energías, Lourdes muy arriba, pero Fede más tranquilo, y dijo: "Todo el ritmo se lo jugó Lourdes, pero no había esa cosa que me emocionara. Pero no me pasó nada. No hubo fallas, pero pueden más" (voto secreto).

En su turno, Florencia Peña coincidió con sus compañeros de jurado, y destacó que no estuvieron empatados en sus energía: "Hubo un cosa de Fede que no terminó de suceder" (7). En ese momento, Bal intentó explicar el objetivo del baile: "La idea era la de una mujer que decidía sobre una situación de pareja que se terminaba". Al final, Marcelo Polino pidió el BAR y respondió que la versión de Fede solo "embarró aún más las cosas", y le comentó que él estaba "pesado", pero no por su peso, sino por su manera de moverse, y concluyó: "Un disgusto, yo cambiaría todo" (0).

Al momento del BAR, Flavio Mendoza opinó que el ritmo debe contar algo y ser teatral, pero que con esa coreografía no se lucieron y no hubo ni evolución ni creación, dicho eso mantuvo la nota. Laura Fidalgo manifestó que le pasó lo mismo, que no hubo matices, que los vio inestables y que Fede necesita estar más aeróbico, y que eso no tiene que ver con el peso, motivos por los que bajó la nota. En el cierre, Aníbal Pachano notó a Bal "desconectado del certamen, y estás relajado. En la pista no te veo brillar, y vos sos un tipo talentoso", y les dio otro punto para abajo. De esa manera, y con nueve puntos en total, son el puntaje más bajo del ritmo.

Antes de irse, Fede quiso aclarar: "Yo me siento pesado, y que del otro lado entiendan que para este show está bueno estár más flaco, pero si estás un poco excedido podés bailar igual. Vamos a dar lo mejor, vamos a ver qué podemos cambiar, queremos seguir".

Al final, Lourdes sorprendió al mostrarse angustiada, Marcelo le preguntó entonces qué le pasaba, y ella contó que su hijo estaba con fiebre y eso la tenía preocupada: "Tenía a Valentín enfermo y me parte el alma estar acá y en realidad tengo ganas de estar en casa con él. Estaba con 39 de fiebre, y todo el tiempo me está llamando, ahora gracias a Dios está bien ,pero me sensibiliza eso".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.