La angustia de Diego Ramos por la muerte de su padre: "Es muy duro no poder despedirlo"

La angustia de Diego Ramos por la muerte de su padre: "Es muy duro no poder despedirlo"
La angustia de Diego Ramos por la muerte de su padre: "Es muy duro no poder despedirlo" Crédito: Captura de pantalla
(0)
30 de septiembre de 2020  • 18:19

Al igual que sus amigos Florencia Peña, Elizabeth Vernacci y Agustín Sierra, Diego Ramos perdió a su padre en plena pandemia. Este lunes, el actor -que también se contagió de Covid-19 y debió permanecer dos semanas aislado- lo despidió en las redes sociales con un emotivo mensaje y este miércoles rompió el silencio en Intrusos.

"Cuando yo me contagié, mucha gente me dijo: 'Qué bueno, me gustaría contagiarme para ya tener inmunidad'. Primero que no está bueno porque nadie te garantiza que no te recontagies. Segundo, no sabés para dónde puede disparar. En mi caso empezó con un leve resfrío y mucho cansancio, no me daban ganas de hacer nada; me pasé los 15 días tirado en un sillón viendo series", comentó Ramos que decidió transitar la enfermedad en silencio para que no influyera en su participación en la obra Sex virtual.

Tras asegurar que tanto su madre como su padre también se contagiaron, el actor contó que Alberto, su padre, contrajo el virus en una de sus tantas internaciones. "Mi papá estuvo aislado desde marzo. Estuvo dos veces en terapia intensiva por otras cuestiones. Considero que fue la última vez que se contagió. Le habían puesto un marcapasos hace poco, él estaba bien pero al final se complicó todo", explicó sin poder creer aún la pérdida.

Mientras recalcó lo "duro y horrible" que es perder a un ser querido en este contexto de pandemia, Ramos reveló que, en cierta forma, su padre se fue cerca de su esposa. "Mi mamá pasó bien dentro de todo la enfermedad, pero el sábado se empezó a sentir un poco mal. La llevé al mismo lugar que él y se murió un piso más abajo que ella, en cierta forma acompañado".

"A partir de los mensajes que me llegan, me di cuenta de que en una despedida, más allá de llorarlo, hay que celebrar la vida que tuvo, el compartir recuerdos y anécdotas con los que lo conocieron, y eso es lo que falta en este momento", reflexionó al tiempo que aseguró que lo más difícil fue tener que darle la noticia a su mamá. "Ella estaba aislada. Por suerte, como yo había tenido el virus, me dejaron entrar y estar a distancia. Pero mis hermanos no pudieron estar. Es una enfermedad muy triste y solitaria. Ella está muy triste, eran muy pegados con mi papá", indicó.

Minutos después, el actor contó cómo era la relación con su padre y reveló que en el último tiempo había empezado a disfrutar mucho más de ese vínculo. "Siempre hubo mucho respeto, mucho amor, mucha confianza. Con esto de la cuarentena, lo llamaba todos los días; junto a mis hermanos estábamos muy presentes. Como mi viejo ya venía con algunos temas de salud, empecé a disfrutar de cada charla, cada llamado, cada cagada a pedos. Cada vez que cortábamos me decía: 'abrigate que hace frío'", recordó, entre risas.

"Mi papá era cardiólogo, en un momento fue Jefe de cardiología del Hospital Argerich. Me escribieron muchos pacientes, compañeros de trabajo o de universidad. Es muy emocionante cuando alguien deja una huella en su profesión, en su camino. Fue un gran profesional y una muy buena persona. Es un momento de mucha tristeza pero se puede transformar en alegría por todo lo que se vivió antes, durante sus 87 años", agregó con lágrimas en los ojos.

Tras asegurar que de chico, él era el candidato para seguir sus pasos, el actor relató cómo fue la reacción de Alberto cuando le dijo que quería dedicarse a la actuación. "Siempre me decía que me iba a dejar su consultorio. Cuando empecé a hacer mi camino, costó un poco pero nunca me pusieron peros. Me reconozco en muchas cosas de él. Mi viejo siempre fue muy estudioso hasta el último día, y yo hago lo mismo cada vez que tengo un proyecto, estudio mucho, investigo", indicó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.