Top Five: los Oscar más polémicos de los últimos años

Crash, un film con sabor a poco
Crash, un film con sabor a poco Fuente: Archivo
Palpitamos las inminentes nominaciones a los premios de la Academia repasando algunas malas decisiones
Milagros Amondaray
(0)
4 de enero de 2013  • 08:00

1. CRASH MEJOR PELÍCULA QUE SECRETO EN LA MONTAÑA (2006)

Todo el camino previo a la entrega de los Oscar de Secreto en la montaña fue uno de los más exitosos en la historia del cine. La película de Ang Lee ganó prácticamente todos los premios "antesala", desde el León de Oro de Venecia, pasando por los Independent Spirit Awards, hasta el BAFTA y el Globo de Oro (por lo general estos tres últimos nunca los obtiene un mismo film).

Asimismo, con el galardón del Sindicato de Directores para Lee, nadie hubiese imaginado que la mejor película, para la Academia, iba a terminar siendo la mediocre Vidas Cruzadas [Crash] . Más allá de que prácticamente no quedan dudas respecto a la diferencia de calidad entre un film y otro ( Secreto en la montaña tiene una mesura y una laconia completamente bellas, mientras que Vidas Cruzadas es una sucesión de golpes bajos y burdos estereotipos), también hay que destacar que en el 2006, en la categoría mejor Película, también estaban Munich y Buenas noches, y buena suerte . Esto no hace más que demostrar que un buen recorrido en la temporada de premiaciones no le asegura el Oscar a ninguna película (muchos otros factores entran en juego) ya que, claro, siempre el premio mayor de la Academia es, en sí mismo, una declaración de principios.

2. TOM HOOPER MEJOR DIRECTOR QUE DAVID FINCHER (2011)

Tom Hooper, director de El discurso del rey
Tom Hooper, director de El discurso del rey Fuente: Archivo

Todo tiene que ver con la trascendencia, con quien va a recordar, dentro de una década, a El discurso del Rey por sobre Red Social. Lo he dicho en más de una oportunidad y lo sostengo: hay películas que resisten el paso del tiempo y otras de las que probablemente muchos no podamos rastrear al autor que hubo detrás de ellas. El mayor mérito de Red social fue el de capturar un tema "actual" (la creación de Facebook y su crecimiento inmediato) para, paradójicamente, volverlo incuestionablemente atemporal. Porque Sorkin logró que la adaptación de The Accident Billionaires sea tan personalizada como abarcadora. Pero el hombre que marcó el pulso, el hombre que filmó esa extraordinaria competencia de remo, el hombre que cerró su obra con ese triste primer plano de Jesse Eisenberg... ese hombre es David Fincher . Por eso, Red social le pertenece a él en casi todas sus formas, en contraposición a cómo El discurso del Rey le pertenece, única y exclusivamente, a la excelente trifecta protagónica.

3. NICOLE KIDMAN MEJOR ACTRIZ QUE JULIANNE MOORE (2002)

Nicole Kidman como Virginia Woolf, en Las horas
Nicole Kidman como Virginia Woolf, en Las horas Fuente: Archivo

Ya es sabido cómo opera la Academia en líneas generales: pocas veces le da el Oscar a un determinado actor por la interpretación que más lo amerita. Por ende, cuando tiene la posibilidad de resarcirse, lo premian en otra entrega, y seguramente por el film por el que menos lo merece. Así como Nicole Kidman debió haber sido reconocida por su fantástica Satine de Moulin Rouge! de Baz Luhrmann, ese año la Academia se inclinó por Halle Berry . Por eso, cuando Nicole hizo una buena movida (personificar a Virginia Woolf en Las horas ), poco importó el escaso tiempo que estuvo en pantalla o que Julianne Moore haya brindado una de las mejores actuaciones de los últimos años en Lejos del paraíso : el Oscar se lo llevó Nicole. Sin dudas, su posterior actuación en Rabbit Hole fue mucho menos calculada, más natural y desgarradora. Mientras tanto, Moore, quien adoptó un registro de melodrama con una solvencia admirable en el mencionado film de Todd Haynes, sigue sin alzar la estatuilla dorada.

4. SEAN PENN MEJOR ACTOR QUE MICKEY ROURKE (2008)

Sean Penn, en Milk, dirigido por Gus Van Sant
Sean Penn, en Milk, dirigido por Gus Van Sant Fuente: Archivo

El comeback de Mickey Rourke casi cinco años atrás no pasó inadvertido para nadie. Lo que en un principio podría haber sido solo un mero golpe de suerte (es decir: ser dirigido por Darren Aronofsky en su mejor momento y encontrarse protegido por una dura historia semi- autorreferencial) terminó convirtiéndose en mucho más que eso. Rourke se cargó al hombro el papel de Randy "The Ram" Robinson sin jamás estancarse en la comodidad a la que ese paralelismo con su propia vida lo podría haber llevado. Su actuación suda, su actuación es entrega en todo el sentido del término, es sufrimiento a nivel corporal y es sufrimiento contenido (las charlas con su hija, protagonizada por un gran Evan Rachel Wood ). Sin embargo, y también a pesar de todos los galardones recibidos antes, la Academia no estuvo lista para que Mickey Rourke tenga un Oscar y esa noche optaron por Sean Penn , a quien ya habían premiado por Río místico y cuya interpretación es la menos lograda de Milk , película en la que se destacaron tanto Josh Brolin como James Franco.

5. PENÉLOPE CRUZ MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA QUE MARISA TOMEI (2008)

Penélope Cruz, en Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen
Penélope Cruz, en Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen Fuente: Archivo

El estigma de Marisa Tomei con el Oscar se remonta a 1992, cuando ganó la estatuilla dorada por su actuación de reparto en Mi primo Vinny y nadie pudo creerlo (de hecho, siempre suele decirse que Jack Palance se equivocó al decir el nombre de la ganadora). Si bien creo que ese año tenía el Oscar más que merecido (a fin de cuentas, Mona Lisa Vito es el corazón de esa película), Tomei también se destacó en un gran trabajo secundario en el drama In the Bedroom, por el que también recibió una nominación. Sin embargo, al igual que Rourke, en El luchador le puso el cuerpo a su personaje y su última charla con Randy es de una sutileza conmovedora. A pesar de esto, no pudo contra el torbellino que fue Penélope Cruz en Vicky Cristina Barcelona , una interpretación sobreactuada más allá de que las características de su personaje justifiquen ese costado exacerbado. Nadie como Woody Allen para conseguir que sus actores se lleven un Oscar. De todos modos, el caso de Cruz es incluso menos meritorio que el de Mira Sorvino en Poderosa afrodita, no solo por la competencia que ese mismo año tuvo en Tomei sino también en Viola Davis y Amy Adams , ambas brillantes en la no tan brillante La duda .

Participación: ¿Cuál les pareció el Oscar más injusto de los últimos años?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.