Una fotógrafa puso en evidencia a Julián Serrano y él tuvo que pedirle disculpas