Una inmersión en el universo lírico del Colón, desde el juego

Crédito: Arnaldo Colombaroli
Juan Garff
(0)
7 de diciembre de 2018  

El Teatro Colón abre sus puertas a los chicos, ya no solo como espectadores, sino también como pequeños creadores en una colonia de verano. La experiencia, que se realiza por primera vez entre nosotros, parte del concepto de los opera-camps frecuentes en teatros líricos europeos y estadounidenses. En este caso se tomó como modelo inspirador el del Teatro di San Carlo de Nápoles, según Valeria Kovadloff, coordinadora del proyecto.

La colonia se desarrollará a lo largo de una semana, repetida cuatro veces, a partir del 14 de enero. La primera y la tercera semana girarán en torno a Cenicienta, sobre la partitura de Telemann, la segunda y la cuarta tendrán por eje temático Don Quijote, con la música de Rossini. "Serán los mundos de referencia a los que se va a circunscribir el imaginario creativo de los chicos", explica Kovadloff. El Quijote es tomado como símbolo de la amistad, la aventura y el delirio por el sueño propio, Cenicienta como la posibilidad de elegir un destino. En ambos casos aparecen los personajes secundarios como los que ofrecen la posibilidad de apoyarse en sus pares para rebelarse contra las convenciones y los mandatos impuestos.

Es opcional la inscripción en dos semanas, a fin de pasar por ambas historias. Los chicos serán recibidos el lunes de inicio junto a sus padres en el Salón Dorado, para pasar luego a las clases de canto en la Sala Bicentenario y a las de danza en la 9 de Julio, las dos salas de ensayo de los cuerpos estables del Teatro Colón. Cada semana se conformarán dos grupos de 25 chicos en edad de escuela primaria, uno con egresados de primero a tercer grado, el otro con las que ya cumplieron del cuarto grado en adelante. Tendrán clases por separado, pero también algunas actividades conjuntas entre los dos grupos etarios.

Atraviesa toda la actividad la presencia de la clown Romina Amato, caracterizada según la obra de la semana, que "encarna con sus cruces el inconsciente onírico infantil y a los espíritus mágicos del teatro, en contrapunto a las clases", según Mariana Cincunegui, la música a cargo de la coordinación pedagógica de la colonia. Y se introduce el manejo de elementos estéticos como la escenografía, el vestuario y el maquillaje. "Trabajarán sobre objetos icónicos, como el zapato de Cenicienta o el escudo y espada de Don Quijote" , explica Kovadloff.

La mañana comenzará siempre con una clase de canto y una de ballet, acompañados al piano, por docentes caracterizados como personajes de la ópera de la semana. La tercera clase del día, en tanto, será el eje de crecimiento de la labor creativa de los chicos. Arrancará el lunes con un tour por todo el mundo del teatro, el martes se pasará a recrear y analizar en el distendido ambiente del Salón Dorado y con la coordinación de Silvia Hopenhayn los relatos en que se basan ambas versiones líricas.

En la tercera y cuarta jornada trabajarán los chicos a ensamblar lo aprendido en fragmentos de puesta en escena, tomando los elementos de régie, para finalmente poder presentar los viernes con presencia e incluso participación de los padres. "Pero los chicos no vendrán a aprender a cantar y bailar como una formación vocacional con exigencia de mostrar algo, sino como una inmersión en el mundo lírico desde el juego", aclara Kovadloff. "La idea es que puedan seguir jugando, cantando y bailando, en sus casas".

Para agendar

Inicio, 14, 21 y 28 de enero, 4 de febrero

Horario, lunes a viernes, de 8.30 a 12.30.

Arancel, $ 4000, segunda semana y hermanos 20 % de descuento.

Inscripción, a partir del 12 de diciembre.

Por: Juan Garff
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.