Una pareja porteña es la campeona mundial de tango de pista