Viviana Canosa, con las piernas en el aire, repudió el Nodio: "No quiero que el Estado me vigile"

Viviana Canosa volvió a sorprender con una actitud inesperada en su programa Nada personal
Viviana Canosa volvió a sorprender con una actitud inesperada en su programa Nada personal Crédito: Captura de pantalla / elnueve
(0)
13 de octubre de 2020  • 12:26

Viviana Canosa revolucionó una vez más la pantalla de elnueve. Este lunes, durante la emisión de Nada Personal, se subió a la mesa con las piernas para arriba en un gesto teatral y rechazó tajantemente la creación de Nodio. "Yo no quiero que el Estado me vigile ni me controle, yo me arreglo sola", manifestó la periodista.

El lanzamiento de un observatorio estatal para monitorear y "desarticular" presuntas noticias falsas impactó en la prensa. Canosa fue una de las periodistas que se manifestó al respecto. En el comienzo de su programa, aseguró: "Bienvenidos a Nada personal, todas las noches, todas las voces, hasta que Nodio quiera, si es que quiere. Vamos a hablar de este engendro autoritario, de esta vocación de censura de algunos personajes".

Tras citar el tuit de Alberto Fernández, en el que repudia que manifestantes hayan ido a la puerta de la casa de Cristina Kirchner, la conductora aclaró: "A mí me parece perfecto que el Presidente diga esto, todo el mundo sabe donde vive la expresidenta, ojalá se rasguen las vestiduras todos por eso como por el Nodio, como por la censura a la prensa". Y siguió: "Como la gente está protestando por un montón de cosas, yo también digo esto: no está bueno que vayan a la casa de la expresidenta y tampoco está bueno lo del Nodio. A mí me irrita mucho la censura a la prensa. Los veo a los políticos desesperarse porque van a la puerta de la casa de Cristina, pongamos en la balanza, ¿no está bien? No, pero no es el tema central".

Subida a la mesa, como ya es una costumbre en su ciclo, y alzando las piernas en el aire, Canosa expresó su indignación respecto de la creación de este observatorio: "Lo más importante es el odio ahora". Y continuó: "Yo no quiero que el Estado me vigile ni me controle, yo me arreglo solita. Nosotros debemos observarlos a ellos, no ellos a nosotros. No lo resisto, me vuelvo loca. No quiero que nadie me diga lo que tengo que decir ni cómo tengo que pensar". Hacia el final de su exposición, se preguntó: "¿Por qué no le pedimos que hagan un observatorio para la gente que la está pasando horrible?".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.