La línea de cruceros Royal Caribbean ofrece acceso a una isla de fantasía en el medio del caribe.
La línea de cruceros Royal Caribbean ofrece acceso a una isla de fantasía en el medio del caribe.
(0)
21 de noviembre de 2019  • 11:41

La isla CocoCay es uno de los secretos mejor guardado del caribe. Se trata de una isla que encarna la fantasía de chicos y adultos. ¿Dónde queda? ¿Por qué es tan especial? ¿Cómo se llega? Estas son las respuestas.

1. Queda en Bahamas. Es una de las Islas Berry, un conjunto de cayos y pequeñas formaciones que se encuentran aproximadamente a 55 kilómetros al norte de Nassau. Con tan solo medio kilómetro cuadrado, Coco Cay es una porción de paraíso en la tierra convertido en un parque atracciones acuáticas que se ubica frente a una cuenca de coral. Allí los manatíes, las rayas, y los peces de colores se pueden observar a simple vista.

2. Es de acceso exclusivo. Se trata de un destino privado el cual pueden disfrutar únicamente los pasajeros de la línea de cruceros Royal Caribbean. Para crearla, la empresa invirtió US$ 250 millones. Está preparada para recibir entre 4.000 y 6.000 personas a diario.

Próximamente se sumará una segunda isla de la línea Perfect Day Island Collection en Lellepa Vanuatu.

3. Cuenta con el tobogán acuático más alto de Norteamérica. El Daredevil´s Peak mide más de 41 metros y es parte de la Daredevil's Tower, un complejo compuesto por siete emocionantes toboganes acuáticos de diversas alturas. Además, el parque ofrece toboganes gemelos como los Dueling Demons, que permiten a los aventureros lanzarse en posición vertical, y el Manta Raycers, que habilita a los visitantes a competir entre amigos a través de rampas idénticas. El Screeching Serpent permite otro descenso de alta velocidad y adrenalina, al igual que el espiral Green Mamba. Para los más tranquilos, hay propuestas que garantizan diversión familiar sin miedos, como los seis toboganes que componen la Splash Summit y la Splashaway Bay, para los más chicos.

4. Sus piscinas son mucho más que piscinas. En CocoCay, zambullirse en una pileta va mucho más allá de refrescarse. Dentro del parque Thrill Waterpark se pueden disfrutar olas inmensas en la Wave Pool, y sortear obstáculos divertidísimo al cruzar la Adventure Pool. En la Oasis Lagoon, la pileta de agua dulce más grande del Caribe, uno puede nadar y nadar y nadar ¡y sentirse en el infinito! Y también beber en la barra que está incorporada a la piscina sin tener que salir del agua.

5. Además, se puede volar. La experiencia "Up, Up and Away" está disponible para quienes deseen alcanzar una vista única desde un colorido globo de helio anclado firmemente a tierra por medio de un cable que asciende hasta 137 metros. A esta atracción se le suma una espectacular tirolesa de 487 metros que atraviesa la isla.

6. No sólo hay diversión, también hay calma. Captain Jack's y Skipper's Grill es un espacio de ingreso a una amplia oferta de asientos y mesas para las familias que quieran simplemente pasar un rato de picnic. Pero si la idea es apartarse de los colores y la música, Chill Island, es una playa aislada soñada que ofrece calma absoluta.

7. Hay casitas ¡sobre el agua! con toboganes propios. Quienes viajen durante el verano argentino podrán conocer Coco Beach Club, que será inaugurado en diciembre. Se trata de un complejo de cabañas sobre el agua que cuenta con la Infinity Pool, una pileta infinita de más de 792 metros frente al mar caracterizada por una apacible atmósfera zen. Las cabañas ofrecen comodidades hasta para ocho personas y un nuevo nivel de lujo al contar con sus propios toboganes hacia el mar, hamacas sobre el agua, duchas exteriores y personal exclusivo.

Royal Caribbean ya se encuentra planeando nuevas partidas hacia CoCoCay para este verano ¡Buen viaje!

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.