srcset

Lifestyle

Abrazada a la montaña. Una típica casa de Mykonos, renovada a través de la deco

Lucrecia Álvarez
(0)
26 de octubre de 2020  

Los llevamos a una típica casa de Mykonos. Esas con gruesas paredes de rutilante blanco que, abrazadas a la montaña, ofrecen soporte frente a la hipnótica imagen de un mar de belleza sublime y míticos ecos.

"Según la tradición, las puertas y ventanas de quienes trabajaban en la pesca se pintaban de azul, y las de quienes lo hacían con la tierra, de rojo. Esa costumbre fue cediendo, y aparecieron, entre otros, el verde oliva".
"Según la tradición, las puertas y ventanas de quienes trabajaban en la pesca se pintaban de azul, y las de quienes lo hacían con la tierra, de rojo. Esa costumbre fue cediendo, y aparecieron, entre otros, el verde oliva". Crédito: Rocío Petalás

La diseñadora de interiores Rocío Petalás es descendiente de griegos y comparte la pasión de su colectividad por la tierra de sus ancestros. "Mi papá me hablaba en griego, fui a un colegio griego, en mi casa siempre sonaba música griega. Cuando terminé mis estudios de diseño de interiores, la embajada griega en la Argentina facilitaba intercambios de estudio y trabajo. Partí por tres meses y (después de instalarme en Atenas, ir y venir, trabajar y aprender) ahora vivo en Mykonos, pero vuelvo a la Argentina en la contratemporada", nos cuenta.

Vista del contrafrente en barranca. El mar es una presencia constante, pero lo cierto es que las casas de Mykonos están clavadas en montaña, por lo que tienen varios niveles.
Vista del contrafrente en barranca. El mar es una presencia constante, pero lo cierto es que las casas de Mykonos están clavadas en montaña, por lo que tienen varios niveles. Crédito: Rocío Petalás

"María, la dueña de esta casa tan típica de la isla, me pidió ayuda para refrescarla: con el tiempo se había ido desvirtuando la ambientación y decía que la sentía cada vez menos suya. Antes de sentarme a bocetar o encarar compras de muebles, le sugerí que miráramos lo que tenía guardado en bauleras y placares. Finalmente, todo quedó renovado rescatando y reacomodando lo que ya tenía. El resultado es una casa más clara, armónica y en sintonía con la tradición", dice Rocío, a quien el largo periplo familiar y propio no le hizo olvidar ninguna de sus patrias.

De estilo mediterráneo

Desde la calle y a través del hall se llega al living y la cocina. Abajo está la suite con salida a la terraza, y arriba, otros dos dormitorios.
Desde la calle y a través del hall se llega al living y la cocina. Abajo está la suite con salida a la terraza, y arriba, otros dos dormitorios. Crédito: Rocío Petalás

Los sillones de obra, de formas orgánicas modeladas a mano, son característicos de las islas Cícladas. "Es cierto que condicionan al momento de redistribuir muebles, pero lo sintético de su estilo y la identidad que transmiten bien los valen".
Los sillones de obra, de formas orgánicas modeladas a mano, son característicos de las islas Cícladas. "Es cierto que condicionan al momento de redistribuir muebles, pero lo sintético de su estilo y la identidad que transmiten bien los valen". Crédito: Rocío Petalás

"Cuando llegué, cada colchoneta estaba cubierta con un textil diferente. Quise respetar el estilo Mediterráneo, que siempre tiene una base blanca combinada con un solo color. Viendo que la mayoría de los almohadones existentes eran de un verde oliva muy agradable, le propuse a María esa dupla, presente desde la fachada. En este espacio también fue un modo de destacar las líneas de la arquitectura".

Mi gran mesa griega

La cocina, en el nivel de entrada, continúa en la terraza.
La cocina, en el nivel de entrada, continúa en la terraza. Crédito: Rocío Petalás

"Esta cocina conserva mucho de las tradicionales, como el piso de terracota y los muebles patinados, que ya no se ven tanto. Para acentuar el concepto, sacamos de las alacenas los platos artesanales de uso diario, ahora en exhibición permanente".

El espacio es sobre todo un lugar de preparación, ya que la isla (en los mismos tonos de la alzada, el piso y el mimbre) se usa las más de las veces como superficie de trabajo y apoyo. Es natural, teniendo la vista del Egeo a un paso.

A la mesa de madera maciza, resistente y del tamaño ideal para la terraza, María la heredó de su suegro.
A la mesa de madera maciza, resistente y del tamaño ideal para la terraza, María la heredó de su suegro. Crédito: Rocío Petalás

Si hay algo que distingue a Mykonos son sus trescientos días de sol al año, el viento y el hecho de que, en quince minutos como máximo, se llega a una playa divina.
Rocío Petalás, estilista a cargo de la ambientación

Las colchonetas hechas a medida para estos bancos de obra se completaron con unos almohadones que estaban escondidos en el cuarto del hijo de la dueña de casa. "Y listo, sin llenar de más. No hay decorado que supere esta vista".

Suite con terraza

En la suite, solo se agregaron fundas a tono para terminar de cerrar una cama bien vestida y confortable dentro de un clima acogedor. Continuando la tesitura de "blanco + un color", el permitido fue el rojo ladrillo, en la pantalla y los cortinados que protegen las puertas-ventana.
En la suite, solo se agregaron fundas a tono para terminar de cerrar una cama bien vestida y confortable dentro de un clima acogedor. Continuando la tesitura de "blanco + un color", el permitido fue el rojo ladrillo, en la pantalla y los cortinados que protegen las puertas-ventana. Crédito: Rocío Petalás

"Esta manta se usaba para proteger los muebles cuando se cerraba la casa en invierno. Quedo perfecta acá. No solo porque sigue los tonos del ambiente, sino también porque su dibujo acompaña el trazado de las vigas.

Simples a primera vista, los muebles de exterior tienen pequeños y delicados dibujos labrados.
Simples a primera vista, los muebles de exterior tienen pequeños y delicados dibujos labrados. Crédito: Rocío Petalás

"Este juego de mesa y sillas para dos estaba plegado en la baulera. Lo llevamos inmediatamente afuera para darle a la salida del cuarto una sensación de disfrute y privacidad".

Cuartos con vista en el último piso

La misma idea de la suite se llevó a uno de los cuartos de los chicos, solo que jugando con la paleta del azul.
La misma idea de la suite se llevó a uno de los cuartos de los chicos, solo que jugando con la paleta del azul. Crédito: Rocío Petalás

"Había una multitud de espejos colgados sin mucho orden aquí y allá o, directamente, guardados. Ahora todos tienen un uso en composiciones armónicas. Son elementos preciosos para decorar y crear reflejos".

La casa es parte de un complejo otras ocho similares que comparten la pileta, pero con un paisajismo tal que el camino se recorra como si fuera propia. "Algo que como interiorista aprecio es el hecho de que, al estar regulada, la construcción en Mykonos es homogénea, lo que hace a la isla tan p
La casa es parte de un complejo otras ocho similares que comparten la pileta, pero con un paisajismo tal que el camino se recorra como si fuera propia. "Algo que como interiorista aprecio es el hecho de que, al estar regulada, la construcción en Mykonos es homogénea, lo que hace a la isla tan p Crédito: Rocío Petalás

"Al sol y al viento, la construcción autóctona le opuso el blanco, para reflejar la luz; muros bien gruesos, para que los interiores se mantengan frescos, y terminaciones redondeadas, para que el viento 'resbale' y no genere zumbidos al rozar la casa".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.