Biomimética: ¿la naturaleza ya inventó todo?

Fuente: LA NACION
Mariela Mociulsky
Ximena Díaz Alarcon
(0)
17 de agosto de 2019  • 00:00

Si tuviéramos que pensar en una clave actual, en algo que se busca y se repite, algo a lo que se aspira y se valora, algo sobre lo que se piensa y se escribe, seguramente la innovación sería una de esas palabras que no pueden faltar. Un concepto que define muchas de las búsquedas actuales para las marcas a la hora de desarrollar sus productos, para rediseñar procesos y hasta para pensar en nuevas formas de trabajo e interacción entre las personas.

En esta búsqueda de lo nuevo, hoy los equipos utilizan muchas metodologías distintas para inspirarse y solucionar aquellos desafíos en los que estén trabajando, y sobre los que quieran innovar. Y es así como buscando alternativas frescas y perspectivas diferentes para inspirarse, aparece la posibilidad de cruzar disciplinas y cruces entre campos.

Uno de esos cruces fructíferos a nivel de inspiración es la biomimicry o biomimética, un enfoque de innovación que busca soluciones sostenibles a los desafíos humanos emulando los patrones y las estrategias probados por la naturaleza. De esta forma, se crean productos, procesos y políticas inspirándose en la sabiduría de diseño acumulada por la propia evolución natural.

Si tuviéramos que señalar al "inventor" de la disciplina, Leonardo da Vinci sería un buen candidato, ya que es uno de los primeros casos registrados donde la inspiración en la naturaleza creó un "producto" o concepto. En el caso de Da Vinci, su observación de la forma de vuelo de las aves inspiró el diseño de los distintos modelos de "máquinas para volar". Otro "genio", pero en este caso contemporáneo, también veía los beneficios de la naturaleza como "mejor maestra de diseño e innovación". A pesar de que tendemos a asociarlo más con la tecnología que con la naturaleza, el mismo Steve Jobs habló de esta potencia creadora y señaló: "Creo que las mayores innovaciones del siglo XXI estarán en la intersección de la biología y la tecnología. Una nueva era está comenzando".

Existen distintas entidades que nuclean a científicos que trabajan en el tema y una de ellas es el Biomimicry Institute, donde Janine Benyus, cofundadora del mismo, señala por qué la naturaleza tiene tanto para enseñarnos a nivel de diseño: "La naturaleza ya ha resuelto muchos de los problemas con los que estamos lidiando. Los animales, las plantas y los microbios son ingenieros consumados", plantea.

Algunas de las invenciones o creaciones inspiradas por esta filosofía de diseño e innovación son el velcro (inspirado en cómo se prenden las garrapatas al pelo de los animales), algunos "edificios eco-smart" que no necesitan refrigeración o calefacción porque están inspirados en cómo las termitas distribuyen los orificios de ventilación en sus construcciones, o las superficies antibacterianas creadas por la NASA, inspiradas en la piel del tiburón que por su diseño escamado, repele la presencia de bacterias (algo muy útil, por ejemplo, para ser utilizado en las superficies de hospitales y centros de alto tránsito de personas, donde hay posibilidad de contagio).

La moda no está exenta del uso de la biomimética: Stella McCartney diseñó algunas de sus creaciones utilizando seda ecológica inspirada en la liviandad y resistencia de las telarañas. Otro ejemplo reciente es la firma de accesorios Cylus, que creó una mochila flexible y antirrobo basada en el armadillo.

Lo cierto es que la biomimética gana adeptos y se difunde a través de cursos, al incorporarse cada vez más en las currículas de universidades de Diseño y Arquitectura en todo el mundo, y también estimulada por premios millonarios que lanzan el desafío de solucionar algún problema global, a través de la inspiración en la naturaleza.

Pensando en problemas que nos afectan y afectarán a todos, el calentamiento global parece un buen tema para inspirarse en las soluciones que la biomimética puede ofrecer, porque como proclaman desde el Biomimicry Institute: "Después de miles de millones de años de investigación y desarrollo, las fallas son fósiles, y lo que nos rodea es el secreto para sobrevivir".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.