Cuáles son las categorías de los huracanes

La escala Saffir-Simpson se usa para medir las características de los huracanes, dividiendo a estas catástrofes naturales en 5 categorías que varían de acuerdo a la velocidad de los vientos, potencia de las precipitaciones y nivel de daño
La escala Saffir-Simpson se usa para medir las características de los huracanes, dividiendo a estas catástrofes naturales en 5 categorías que varían de acuerdo a la velocidad de los vientos, potencia de las precipitaciones y nivel de daño Crédito: Pexels
(0)
5 de septiembre de 2020  • 13:02

Un huracán es una tormenta tropical de fuertes vientos y precipitaciones cuya velocidad puede superar los 240 kilómetros por hora.

Caracterizados por su famoso "ojo", un espiral de hasta 25 kilómetros de diámetro alojado en el centro y rodeado por una potente pared de nubes, los huracanes pueden arrasar con ciudades enteras y generar desastres catastróficos.

Inundaciones, árboles arrancados de raíz, destrucciones completas de edificios y tejados de los techos, son solo algunos de los daños que un huracán puede ocasionar, dejando a su paso una gran cantidad de personas enfermas, inmensas pérdidas económicas y muchos fallecimientos.

No obstante, la famosa escala "Saffir-Simpson", creada por el director del Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos (Herbert Saffir), es la herramienta con la que se mide a los huracanes, dividiendo a estas catástrofes naturales en 5 categorías que varían de acuerdo a la velocidad de los vientos, potencia de las precipitaciones y nivel de daño.

Si bien todas son preocupantes y requieren de medidas de protección especiales, la escala va ascendiendo y determina daños de menor o mayor medida en las ciudades por las que da su paso, que generalmente son las regiones del Caribe y las costas de Estados Unidos.

Categoría 1

  • Se puede decir que este tipo de huracanes es "de los menos dañinos". Un ejemplo es el huracán Newton, que ocurrió en la costa oeste de México manifestándose solo como una gran tormenta.
  • En los huracanes de categoría 1 la velocidad de los vientos oscila entre los 119 y 153 kilómetros por hora. Las olas provocadas por sus precipitaciones pueden aumentar hasta 1,5 metros por encima de su dimensión normal.
  • Si existen viviendas no ancladas, muchos escombros, letreros y árboles jóvenes, los huracanes de categoría 1 arrasarán con ellos. También serían normales inundaciones leves y daños en zonas costeras, como por ejemplo en los muelles.

Categoría 2

  • Como ejemplo de un huracán de categoría 2, es posible citar al "Catarina", que golpeó Brasil en el año 2004. Con un total de 3 fallecidos y 75 personas heridas, ya aumenta la complejidad y el peligro en esta categoría.
  • Los vientos aquí suelen ser de entre 154 y 177 kilómetros por hora, con olas de hasta 2,4 metros de alto. Arranca todo tipo de árboles, muelles y cartelería. Las edificaciones tampoco resisten a este tipo de huracanes, especialmente en lo que respecta a sus puertas, techos y ventanas.

Categoría 3

  • Entrando en una categoría más peligrosa, el ejemplo más conocido es el "Sandy", el cual dejó muchas zonas afectadas incluyendo Estados Unidos, Cuba, Haití y Canadá. Fue en el año 2012 y dejó más de 200 fallecimientos.
  • En la categoría 3 un huracán puede alcanzar 209 kilómetros por hora en las velocidades de sus vientos, y olas de hasta 3,6 metros. Los daños ya son estructurales y destrozan edificaciones y árboles gigantes.

Categoría 4

  • En un nivel de peligro alarmante, el huracán Earl, transcurrido principalmente en Puerto Rico, Bahamas y Estados Unidos, costó unos 25 millones de dólares de recuperación en las principales ciudades afectadas.
  • Siendo totalmente destructivos, los vientos alcanzan velocidades de entre 210 a 249 kilómetros por hora, con oleajes de más de 5 metros de altura.

Categoría 5

  • Como ejemplo más "famoso" de un huracán de categoría 5, se puede citar al "Katrina", ocurrido en 2005 principalmente en Estados Unidos.
  • Se trata del tipo más peligroso, catastrófico y mortífero de huracanes. Sus vientos suelen superar los 250 kilómetros por hora y sus olas han alcanzado los 6 metros. Estos huracanes arrasan con todos los techos de las viviendas, e incluso pueden elevar en el aire edificaciones pequeñas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.