srcset

Lifestyle

De principios de 1900. La primera casa de Epuyén, renovada por una pareja belga

Lucrecia Álvarez
(0)
2 de agosto de 2020  

Tras recorrer el mundo y sus delicias, una pareja belga eligió Epuyén, en la provincia de Chubut, como lugar de reposo. Un pacto de nobleza, su recuerdo de la Ibiza de los 70 y el paisaje de la Cordillera de los Andes le dan sabor a esta historia singular.

El revestimiento exterior fue pintado a la cal y patinado por Cathy.
El revestimiento exterior fue pintado a la cal y patinado por Cathy. Crédito: Jade Sívori

La chacra de Don Salim estaba ubicada estratégicamente en un paso obligado del camino a El Maitén. Fue la primera propiedad de Epuyén, con el número 1 en el registro de 1903. Cien años hacia adelante, cuando Renaud y Cathy llegaron a ese paraje, el lugar estaba en ruinas, pero eso no detuvo su anhelo de comprarlo. Se encontraron con una condición, sin embargo: los descendientes de aquel pionero libanés no querían que su historia se demoliera. "Les prometimos que íbamos a respetar su deseo, su legado, y que para eso conservaríamos la estructura original de la casa", nos cuenta Renaud.

La única modificación fue elevarla sobre pilotes para preservarla de la humedad del suelo y garantizar una buena ventilación.
La única modificación fue elevarla sobre pilotes para preservarla de la humedad del suelo y garantizar una buena ventilación. Crédito: Jade Sívori

Muy cerca del pueblo, por un camino de ripio rodeado de árboles centenarios, se llega a esta casa que recrea como una ilusión aquella de principios del siglo pasado.

Entre las instalaciones de la chacra hay que contar una cancha de golf de 9 hoyos, sede de populares torneos con asado y Malbec, un granero y un molino para llenar con agua de perforación la pileta.
Entre las instalaciones de la chacra hay que contar una cancha de golf de 9 hoyos, sede de populares torneos con asado y Malbec, un granero y un molino para llenar con agua de perforación la pileta. Crédito: Jade Sívori

Fueron dos años de obra que la pareja vivió como una aventura más de las que nutren su biografía: ella trabajó en las grandes ligas del diseño interior en su Bruselas natal y estuvo detrás de media docena de los restaurantes más famosos de Ibiza. Él es campeón de esquí, corrió en Fórmula Uno, fue chofer de los Rolling Stones y también actuó en Hollywood. Una dupla talentosa y de espíritu libre. Gente que cumple sus promesas y sabe disfrutar de la recompensa.

Con el encanto de un gabinete de curiosidades

Cathy se ocupó de la ambientación, paredes blancas para mayor luminosidad y colores cálidos en muebles y objetos.
Cathy se ocupó de la ambientación, paredes blancas para mayor luminosidad y colores cálidos en muebles y objetos. Crédito: Jade Sívori

Los vastos intereses del dueño también incluyen la construcción, una pasión que lo llevó a investigar las técnicas tradicionales de la zona para rehacer la vivienda a la vieja usanza: setenta por ciento en madera y treinta en adobe.

Donde se pose la vista, una historia asoma. Personajes misteriosos, plumas y piedras recolectadas durante largas caminatas, vasijas, algún talismán.
Donde se pose la vista, una historia asoma. Personajes misteriosos, plumas y piedras recolectadas durante largas caminatas, vasijas, algún talismán. Crédito: Jade Sívori

Cuando vine por primera vez, tuve una poderosa sensación de inmensidad y libertad. La fuerza de la naturaleza que me conectaba con ella y también con nuestra propia juventud
Renaud

La cocina, el plato fuerte

Las patas de la mesa se hicieron con las columnas de ciprés de la vieja galería.
Las patas de la mesa se hicieron con las columnas de ciprés de la vieja galería. Crédito: Jade Sívori

La casa fue literalmente reconstruida, pero recuperando la mayor cantidad posible de las aberturas (de ahí las ventanas más pequeñas) y la madera original con la que se hizo gran parte del nuevo mobiliario. Los pisos de toda la planta son de pino Oregón tratado con alquitrán y aceite.El volumen de chapa sobre la mesada baja la altura del techo para dar luz sobre la zona de trabajo y oculta el extractor de aire.

Cuadro de la artista Alexandra Sívori también vecina de Epuyén. Vasijas de barro artesanales, palos de golf listos para salir al green de la chacra
Cuadro de la artista Alexandra Sívori también vecina de Epuyén. Vasijas de barro artesanales, palos de golf listos para salir al green de la chacra Crédito: Jade Sívori

Cocineros y propietarios de restaurantes, los dueños disfrutan y comparten este espacio con invitados. En invierno, el plato más pedido es un sabor bien local: la sopa de Cathy hecha con ortiga del jardín.

En esta balanza se pesan los corderos. Al lado, el escritorio de la casa.
En esta balanza se pesan los corderos. Al lado, el escritorio de la casa. Crédito: Jade Sívori

En el interior, la distribución se separó del plano original para integrar el gran sector que contiene la cocina, el comedor, el living y el bar. El resto de los ambientes son un escritorio y dos habitaciones en suite, que recorremos debajo.

Vivir en paz

Este es el dormitorio principal, con un gran ropero de pino recuperado de la vieja construcción.
Este es el dormitorio principal, con un gran ropero de pino recuperado de la vieja construcción. Crédito: Jade Sívori

"Quizás lo más impresionante de estar aquí sea el silencio. Siempre hemos vivido en lugares donde el lujo es la tranquilidad y la simpleza".

La bañadera con patas traen al hoy un cálido pasado.
La bañadera con patas traen al hoy un cálido pasado. Crédito: Jade Sívori

Los dos dormitorios están ubicados a cada lado del área social de 100 metros de superficie.
Los dos dormitorios están ubicados a cada lado del área social de 100 metros de superficie. Crédito: Jade Sívori

Cortes de ciprés y de pino Oregón del viejo almacén de ramos generales de la zona están presentes en las paredes, en los revestimientos y en los muebles de la casa nueva.

Para el piso de los respectivos baños se usaron mosaicos calcáreos comprados en el remate de un antiguo teatro de la ciudad de Rosario.
Para el piso de los respectivos baños se usaron mosaicos calcáreos comprados en el remate de un antiguo teatro de la ciudad de Rosario. Crédito: Jade Sívori

Mirá el video

De principios de 1900. La primera casa de Epuyén renovada por una pareja belga

00:52
Video

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.