srcset

Antes y Después

Decorar con color. Juegos ópticos para imaginar un gran cambio

(0)
23 de septiembre de 2019  • 13:33

Se agrandó

En lo que alguna vez fue un living clásico con piso de parquet, ahora reinan los colores plenos contra en un blanco sin divisiones. Para llevar la puerta de entrada a la escala del resto de las aberturas, se la la pintó de rojo junto con la pared que la rodea, donde no solo queda camuflada, sino que forma un plano que sigue con el juego de tonos.

Azul, amarillo y rojo. Un trío potente que aceptó el rosa de la alfombra para salir de lo previsible.
Azul, amarillo y rojo. Un trío potente que aceptó el rosa de la alfombra para salir de lo previsible. Crédito: Greg Cox

Colores complementarios

En un piso de Barcelona, el estudio catalán Meritxel Ribé-The Room Studio hizo una reforma integral entre cuyas alegrías estuvo poner al descubierto un antiguo techo de bovedilla. Ese rojizo se complementa con el verde de los calcáreos. Probamos entonces uno y otro para la pared. ¿Cuál prefieren?

La alfombra turquesa

Desde siempre, uno de los fines de la pintura fue crear un efecto trompe l'oeil. Si bien ahora ese fin quedó en manos de la catarata de nuevos empapelados, es fantástico verlo en distintas situaciones, como la alfombra pintada que creó el arquitecto Fernando Malenchini en su casa.

Los tres colores de la "alfombra" se eligieron por la pared turquesa del living, el off white de las cortinas y el negro de sus barrales. El arte de hilvanar los espacios.
Los tres colores de la "alfombra" se eligieron por la pared turquesa del living, el off white de las cortinas y el negro de sus barrales. El arte de hilvanar los espacios. Crédito: Santiago Ciuffo

Elegante y natural

Volvemos a visitar la casa de Rosario Pinasco, llena de bellos detalles, pero esta vez nos detenemos exclusivamente en el baño en suite. Difícil elegir entre el negro y el verde contra el que se apoyan los actualísimos espejos redondos.

Jugarse en los tapizados

"Por mis abuelos, crecí rodeada de diseño escandinavo, y desde chica me atrajo su sofisticación. Súmenle a eso una infancia africana, de experiencias viscerales de la naturaleza, y se imaginarán el combo: colores vibrantes y bulliciosos en formas minimalistas. ¡Una delicia!", nos cuenta Kirsten Goss, una de las diseñadoras de joyas más trendy del momento tras abrir las puertas de su casa en Ciudad del Cabo.

"Tenemos debilidad por los muebles de segunda mano, siempre que sean cómodos y de calidad. Para reunirlos es fundamental que el diseño subyacente sea limpio y elegir colores que los alegren".
"Tenemos debilidad por los muebles de segunda mano, siempre que sean cómodos y de calidad. Para reunirlos es fundamental que el diseño subyacente sea limpio y elegir colores que los alegren". Crédito: Greg Cox

Una variante poco frecuentada

Audacia de artista y paciencia de artesano es lo que aplicó la diseñadora Rosa Benedit en su cocina, de un modo que no podía ser más que original. " Dibujé en paneles de fibrofácil con esmalte sintético un diseño relacionado con las mayólicas verdes existentes y el amarillo del comedor de la casa de Monet en Giverny".

"Me parece fabuloso pintar el techo, una costumbre de siglos que ahora muy pocos practican. Es una buena alternativa para los que no se animan al color de lleno".
"Me parece fabuloso pintar el techo, una costumbre de siglos que ahora muy pocos practican. Es una buena alternativa para los que no se animan al color de lleno". Crédito: Pompi Gutnisky

Distinta temperatura

Fue un gran placer recorrer la casa de la estilista Anita Gil. Ella planteó el quincho combinando madera, hormigón y bancos de mercados de pulgas pintados del mismo color que reina en los interiores. Nos atrevimos a ensayar aquí un cálido amarillo, para estar protegidos del sol al tiempo que lo tenemos a nuestras espaldas.

Intensidad natural

La cocina abierta de la diseñadora textil Sarah Ord se ubica entre el comedor y el estar. Antes blanca de piso a techo, ella le imprimió un intenso contraste con paredes de un verde bien inglés y muebles en azul. "Una vez que empiezo, no puedo parar: el blanco me deja fría, no me dice nada". El gran mapa escolar de los años 60 replica el esquema cromático. Son los colores de la naturaleza, finalmente.

Después de un tiempo difícil en muchos ámbitos, la dueña de casa sentía que necesitaba una inyección de vida. Lo primero que hizo fue pintar la cocina sin medias tintas.
Después de un tiempo difícil en muchos ámbitos, la dueña de casa sentía que necesitaba una inyección de vida. Lo primero que hizo fue pintar la cocina sin medias tintas. Crédito: Warren Heath

Lo que cambió

Hace diez años, parecía que las fachadas podían ser de cualquier color... mientras que fueran blancas. Ahora que los tonos profundos ganaron también los exteriores, probamos el un elegante tono oliva en esta casa de La Pedrera proyectada por el Estudio pap.vodo + gil, que además de vista al mar, tiene el lujo de frente de pino tea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.