Día del psicólogo: siete chistes para homenajear o vengarse del terapeuta

El 13 de octubre se celebra el día del psicólogo
El 13 de octubre se celebra el día del psicólogo Crédito: Pixabay
(0)
13 de octubre de 2019  • 10:21

El 13 de octubre es el día del psicólogo en la Argentina. La fecha se originó en conmemoración al Primer Encuentro Nacional de Psicólogos y Estudiantes de Psicología que se desarrolló en la ciudad de Córdoba, entre el 11 y 13 de octubre de 1974.

A partir de entonces, se celebra una profesión de una elevada demanda en nuestro país. No en vano, Argentina se encuentra entre los lugares con más psicólogos en el mundo. De hecho, se estima que existen alrededor de 150 por persona.

Una presencia tan importante de profesionales en una sociedad, lleva a que sea muy difícil generalizar. Así que, a continuación van siete chistes de psicólogos en su día. Ellos debería decidir qué se esconde detrás de cada humorada:

1- ¿Cómo se dice psicoanalista en japonés?

Sakudo Tukoko

2- Un hombre va a hablar con su psicólogo:

- Licenciado, siento que soy un perro.

- ¿Y desde cuando le pasa eso?

- Desde cachorro

3- Un hombre pide una pizza a través del delivery y cuando la recibe le pregunta al repartidor:

-¿Cuál es la propina acostumbrada?

- Suele ser el 10 o el 15%, pero mi jefe dice que si logro que el cliente suelte el 5, ya sería un milagro.

-¿Ah sí? - el cliente enojado responde: ¡¡¡Yo doy el 30!!!

-¡Gracias señor! Lo ahorraré para mis estudios.

- ¡Muy bien chico! Y se puede saber: ¿Qué estudias?

- Psicología aplicada, señor

4- El perro de Pavlov presume con sus amigos perrunos:

"La verdad es que me ha costado bastante condicionar a Pavlov, pero lo logré. Ahora, cada vez que empiezo a salivar, él toca una campanita y anota".

5- Un paciente llega a la consulta de un psicólogo:

Paciente: Doctor, creo que tengo complejo de superioridad

Psicólogo: Bueno, vamos a ver ... siéntese, intentaré ayudarle ...

Paciente: ¿Usted?, ¡Necesito un profesional que esté a mi altura!

6- Dos psicólogos se encuentran en un ascensor al final del día tras una dura jornada de trabajo.

Uno de ellos va muy cansado, extenuado, en cambio el otro, va contento y relajado. El primero le comenta: "No entiendo como podés estar así después de doce horas de tratar problemas con tus pacientes". El otro le contesta asombrado: "¿No me digas que vos los escuchas?"

7- ¿Cuántos psicólogos se necesitan para cambiar una lamparita?

Sólo uno, pero la lamparita debe estar dispuesta a ser cambiada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.