srcset

Living20Aniversario

En Saavedra. Una típica casa de barrio renovada según los nuevos modos de habitar

Connie Llompart Laigle
Carolina Otero
(0)
18 de agosto de 2019  

Si alguien preguntara cómo viven las familias hoy, la respuesta sería: "Como en la casa de Santiago Donato y Celeste Maneiro, en Saavedra". Su última reforma estuvo guiada por el nuevo modo de habitar, cuyo imperativo es que la casa se use toda.

El objetivo de la reforma fue lograr más confort en la planta baja: integrar y expandir las áreas comunes, y que la pareja ganara privacidad e independencia
Arq. Santiago Donato

El mural de la fachada hizo de la vivienda una parada del circuito arty de la ciudad. Su autor es Pedro Perelman, artista, muralista y amigo de la familia.
El mural de la fachada hizo de la vivienda una parada del circuito arty de la ciudad. Su autor es Pedro Perelman, artista, muralista y amigo de la familia. Crédito: Daniel Karp

Si hay patio o verde con los que conectarse, ya casi no hay reformas que mantengan las dimensiones de las aberturas antiguas. Ahora, son maxi.

Sin herrajes, el mueble de cocina fue concebido por el dueño de casa como una pared de madera que exalta las vetas de la pino tea. Una nueva tendencia que reúne calidez y fácil mantenimiento: pisos cementicios imitación madera (Portobello).
Sin herrajes, el mueble de cocina fue concebido por el dueño de casa como una pared de madera que exalta las vetas de la pino tea. Una nueva tendencia que reúne calidez y fácil mantenimiento: pisos cementicios imitación madera (Portobello). Crédito: Daniel Karp

Originalmente, se desplegaba en dos plantas más una tercera destinada a la terraza y la sala de máquinas. La pareja se animó a dar vuelta la casa por completo con el objetivo de aumentar el espacio y el confort de la planta baja. Para ampliar la cocina, sacrificaron un retazo de jardín y mudaron el lavadero a la segunda planta.

En pocos o muchos metros, los espacios dejan de ser ceremoniales. Se viven. La apuesta es por un solo comedor, cálido y descontracturado, donde una única mesa reúne familia y amigos cualquier día.

Acá conviven armónicamente un juego de jardín antiguo y sillas Acapulco, verdaderos clásicos moderno. Tras el cerramiento, la parrilla
Acá conviven armónicamente un juego de jardín antiguo y sillas Acapulco, verdaderos clásicos moderno. Tras el cerramiento, la parrilla Crédito: Daniel Karp

"Achicamos el jardín para poder ampliar la cocina, y lo parquizamos para reubicar la parrilla y construir la pileta tratando de mantener la mayor cantidad posible de césped".

¿Para qué destinar metros preciosos solo para guardar el auto? Mejor, transformarlo en un espacio de usos múltiples, como el que se logró con esta galería-garage.
¿Para qué destinar metros preciosos solo para guardar el auto? Mejor, transformarlo en un espacio de usos múltiples, como el que se logró con esta galería-garage. Crédito: Daniel Karp

Para transformar los metros del garage en un espacio flexible de estar -que funciona como extensión del comedor y del living sin limitar la posibilidad de guardar el auto- se incorporaron muebles fáciles de mover, como los pufs geométricos de acrílico (Analía Espiga). Para hacer más cálido el espacio, vistieron el muro con estantes de petiribí y las tan populares suculentas, favoritas desde hace unos años por sus formas esculturales y bajo mantenimiento.

En el living, alfombra (Olivia D), mesa ratona de petiribí diseñada por Santiago y pufs geométricos en pana (Analía Espiga).
En el living, alfombra (Olivia D), mesa ratona de petiribí diseñada por Santiago y pufs geométricos en pana (Analía Espiga). Crédito: Daniel Karp

Los espacios van siendo conquistados por cuadros de amigos, de nuestra propia autoría, obras de pequeño formato, vinilos ultra personalizados o pósters urbanos que hablan a las claritas de lo que nos identifica.

El perchero a la altura de los chicos los invita a organizar y manejar con soltura sus propias cosas. La toalla de hilo y los jabones del toilette de Claudia Adorno.
El perchero a la altura de los chicos los invita a organizar y manejar con soltura sus propias cosas. La toalla de hilo y los jabones del toilette de Claudia Adorno. Crédito: Daniel Karp

Primer piso

"Concebimos el primer piso como la zona para nuestras hijas: demolimos el cuarto principal y lo transformamos en un playroom que funciona como distribución hacia el dormitorio de ellas, el de huéspedes, el lavadero y la terraza de tendido y servicio".

Otra tendencia: el gris en sus cien tonos posibles copó los ambientes infantiles, como en este playroom con amplio sillón con funda y pufs (Carlos Méndez).
Otra tendencia: el gris en sus cien tonos posibles copó los ambientes infantiles, como en este playroom con amplio sillón con funda y pufs (Carlos Méndez). Crédito: Daniel Karp

"Todos los muebles nuevos son de diseño personal, algo que siempre me ha atraído y que he realizado para mí y para amigos habitualmente durante mi vida".

"Elegimos el gris porque resalta muy bien la madera. Además, como la casa es bastante luminosa, regula el brillo mientras está todo abierto". Cama marinera de estilo nórdico (Romeo y Julieta) y ropa de cama y almohadones de En Abundancia.
"Elegimos el gris porque resalta muy bien la madera. Además, como la casa es bastante luminosa, regula el brillo mientras está todo abierto". Cama marinera de estilo nórdico (Romeo y Julieta) y ropa de cama y almohadones de En Abundancia. Crédito: Daniel Karp

Los empapelados y telas no se limitan lo que está entre las tapas de un catálogo. Ahora, mucho se hace a medida, como este mural que recrea un bosque.

Segundo piso

Más allá de la clásica del respaldo, en esta suite el azul oscuro conquistó dos paredes en ángulo. El contraste lo dan un par de mesitas de luz amarillas (Carlos Méndez) y el cuadro de Nora Maneiro.
Más allá de la clásica del respaldo, en esta suite el azul oscuro conquistó dos paredes en ángulo. El contraste lo dan un par de mesitas de luz amarillas (Carlos Méndez) y el cuadro de Nora Maneiro. Crédito: Daniel Karp

Destinar un espacio íntimo para la pareja es una de las constantes en las reformas y nuevos proyectos. En este caso, en el segundo piso se construyó una suite del tamaño de un dos ambientes con baño, vestidor y acceso a una terraza privada.

El ambiente se equipó con una lámpara de brazo flexible (Iluminación Agüero), una cama vestida con un edredón de hilo blanco, coloreado por almohadones a tono con el pie de cama (En Abundancia). Alfombra (Olivia D).

Cada cajón de este mueble de madera tiene el tamaño de una caja de zapatos.
Cada cajón de este mueble de madera tiene el tamaño de una caja de zapatos. Crédito: Daniel Karp

Un tiempo atrás, los vestidores estaban reservados para las construcciones de alta gama. Hoy, la comodidad de este espacio hace que todos busquen (y encuentren) la manera de configurar uno en su propio hogar.

Santiago diseñó el vestidor en roble americano como si fuera el mueble de un local de ropa: es modular y tiene ruedas, con lo cual todas las partes se pueden cambiar de lugar. Lo llevó a cabo el carpintero Alejandro Oliva, de Urunday Muebles a Medida.

Más tendencia

Mirá más notas sobre las nuevas maneras de vivir la casa que exploramos en nuestro número especial aniversario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.