Cómo Netflix logró hacerse con los derechos de la historia de la falsa millonaria, Anna Sorokin