Jean-Baptiste Pilou: ojo con el ajo

Crédito: Silvio Zuccheri
Característico de la cocina mediterránea, es un producto versátil y con un sabor que varía si se usa crudo o cocido
Sabrina Cuculiansky
(0)
1 de diciembre de 2019  

Crudo o cocido. La cocción dependerá de la preparación elegida y de la cantidad que se pone. "El ajo crudo es muy fuerte en sabor, con lo cual se usa en recetas específicas y con mucho cuidado. Tiene que aportar sabor pero no tapar al resto de los ingredientes. El ajo cocido se puede usar en cantidades más importantes". No hay un tiempo indicado para cocinarlo, el tema es la temperatura de la cocción.

Infaltable. "El ajo es un producto básico e indispensable de la cocina", arremete el francés Jean- Baptiste Pilou, propietario del porteño Fleur de Sel. "Más allá del sabor, es muy versátil, se puede usar de maneras diferentes. Es característico de la cocina mediterránea". Para pelarlo, el consejo es dejarlo en agua tibia cinco minutos y cortarlo con cuchillo, picado o en láminas.

Crédito: Silvio Zuccheri

Francesa de autor. La cocina de Fleur de Sel (La Pampa 3040) es de autor con impronta francesa, se destaca por preparar todos los productos en el momento y usar todo de estación. Es por eso que la carta cambia cada semana. Para mostrar la versatilidad del ajo preparó un aioli de chernia, una sopa de ajo, unos pimientos del piquillo rellenos con brandade y una pierna de cordero con emulsión de ajo.

El mejor. Lo ideal es usar lo que usualmente se llama "ajo nuevo", es decir los primeros que salen, esos que no tienen brotes y que resultan más suaves y frescos. Allí en la elección hay que tocar la cabeza y ver que esté bien firme. Si de colores se trata, los ajos se dividen según variedades. "El ajo blanco es el más común. Después, están los ajos rosados o violetas. También existe el ajo salvaje".

Crédito: Silvio Zuccheri

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.