srcset

Ideas Living

La cocina como protagonista. 10 ideas para potenciar el corazón de la casa

Mariana Kratochwil
(0)
29 de mayo de 2020  • 00:00

Este tiempo en casa redimensionó la importancia de aprovechar al máximo cada espacio, dándole la funcionalidad necesaria para que nuestros días sean más fáciles, y una cuota extra de calidez, que refuerce el espíritu de refugio. Hoy, de la mano de nuestra directora Mariana Kratochwill, nos concentramos en el corazón del hogar, gran protagonista en esta cuarentena: la cocina. Aquí algunas de sus propuestas para potenciarla:

1. Cómo aprovechar un bajomesada sin puertas

Crédito: Javier Picerno

Tras una temporada en Nueva York, Beatriz Cuello, artista, decoradora y creadora de Bec Art & Deco, se lanzó a la renovación de su monoambiente en Buenos Aires. Para la cocina, eligió una disposición en L, con amoblamiento en MDF (Estudio Durban) que le dio más superficie de apoyo y vista hacia el ventanal. Al bajomesada sin puertas lo resolvió ubicando allí accesorios lindos y elementos de uso frecuente, como sus frascos especieros y vajilla de diario. ¿La clave? Mantenerlo siempre ordenado. Si todo lo que hay es lo que se usa, no hay problema de limpieza.

2. Armar un desayunador, sin que el espacio nos condicione

Crédito: Magalí Saberian

La pareja franco-argentina dueña de este depto lo hizo de la forma más simple y efectiva posible: sumando una pequeña mesa alta de 0,60 x 1,20 mts., medida justa para todo tipo de comidas compartidas de a dos. La acompañaron con baquetas Tolix a tono.

3. Cocinas integradas, una marca de estos tiempos

Crédito: Javier Picerno

Paradigma del modo de vivir contemporáneo, las cocinas integradas ya tomaron el terreno y ahora van por cada vez mayor sofisticación. En nuestra edición especial por los 20 años de Living, les mostramos esta corriente en su máxima expresión en el departamento clásico de Recoleta de la arquitecta y creadora de Estudio Dado, Dolores Otamendi. Para la refacción, combinó muebles y objetos no tan típicos de las cocinas, como la biblioteca que, como columna vertebral del espacio, lo unifica y eleva.

4. Darle vida al blanco con elementos de color

Crédito: Santiago Ciuffo

"Para este espacio nos propusieron de todo, pero yo quería blanco sí o sí. Me la jugué con el toque rojo y con los muebles brillantes: dan mucha luz y tienen un aspecto más cool, menos de cocina", cuenta Mariana, dueña de esta casa, que eligió una lámpara acrílica roja (Costado), banquetas 'Tolix' (desillas.com) y diversos utensilios, en idéntico tono, para lograr dicho efecto.

5. Estantes como espacios de guardado, ¿pueden quedar armónicos?

Crédito: Nina Anton, gentileza Espacio en Blanco Estudio

La respuesta absolutamente afirmativa nos llega desde Barcelona. Acá, se unieron libros y otros objetos que por lo general no asociamos a las cocinas -libros a la cabeza-, con vajilla y accesorios vistosos -como la campana para torta o las cajas organizadoras de estampa floreada-.

6. Alternativas para bajomesada

Crédito: Pompi Gutnisky

Cuando la diseñadora Rosa Benedit nos abrió las puertas de su depto en San Telmo, no sólo quedamos fascinados por los paneles que ella misma pintó para el techo de su cocina, sino también con la forma ingeniosa en la que usó canastos de mimbre a modo de cajones en el bajomesada.

7. Disimular la heladera

Crédito: Santiago Ciuffo

Malena Camps vive en un monoambiente palermitano de 38 m2, en el que el electrodoméstico estrella está ingeniosamente escondido en un gran mueble de melamina que también contiene la barra, elemento fundamental para sectorizar el depto. Otra opción: los nichos pueden funcionar como grandes aliados a la hora de contener y suavizar la presencia de la heladera.

8. Techos altos, espacio que se aprovecha

Crédito: Albano García

Hace exactamente un año atrás, visitábamos este precioso PH de 1920, ubicado en Barracas, íntegramente renovado por el Estudio Moarqs. Aprovechando la altura de este ambiente (que antes era chico y bajo, con habitaciones de servicio arriba), se colocaron estantes por encima del sector de la mesada. Pero ¡ojo!, a no pasarse. Deben llegar solo hasta donde dé la mano (y no más arriba), para que el acceso a los elementos sea amigable y no dependamos de bancos o escaleras.

9. Alacenas: no las cambies, renovalas

Crédito: Javier Picerno

Cuando hay distintos colores de mesada, muebles y piso, quedan muy bien las puertas de vidrio. La abogada Sandra Gerchunof fue por esta vía en el depto que comparte con sus hijos. "Mantuvimos las alacenas originales, con vidrio esmerilado que deja ver la vajilla", cuenta. El resultado es más que satisfactorio.

10. Apostar por el color

Crédito: Magalí Saberian

¿Cómo le dio onda y proyección en altura a su cocina la diseñadora y artista Camila "Mila" Argañaras? Con este increíble tono petróleo. En casa pueden aplicar cualquier tono del azul al celeste(ya sea en todas las paredes, una sola o sectorizado, como vemos arriba), tendencia del momento que a todo lo tiñe con un toque de calma y sofisticación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.