La hora 25: las marcas buscan capitalizar el tiempo en el auto

Los vehículos autónomos trabajan en la "economía del pasajero"
Los vehículos autónomos trabajan en la "economía del pasajero"
Mariela Mociulsky
Ximena Díaz Alarcon
(0)
29 de junio de 2019  • 00:00

Hoy el manejo del tiempo aparece como una de las principales preocupaciones de los consumidores. Vivimos vidas saturadas de estímulos, con muchas obligaciones y demandas, en días que parecen quedarnos cada vez más cortos. Esta búsqueda de manejar el propio tiempo es una preocupación para el 75% de los consumidores de la región, según datos de nuestro Observatorio de tendencias. ¿Y para qué quieren ese tiempo los consumidores? Para invertirlo en todo aquello que sienten que les aporta algo (gustos, aprendizajes, descanso, hobbies) y "ahorrarlo" en todo lo que los aburre o los cansa (desde hacer las compras, hasta pagar impuestos o hacer trámites bancarios), pero sin dejar de cumplir con sus obligaciones.

Ahora, imaginemos un futuro posible. Seguramente tendremos en el bolsillo algo parecido a nuestros celulares. Internet va a seguir siendo una parte importante de nuestras vidas. Pero por otro lado, algunas cosas básicas de nuestros intercambios con los otros seguirán como hasta ahora: tendremos familias, iremos a trabajar y compartiremos momentos con amigos. Claro que a estas actividades muy probablemente nos lleve un vehículo autónomo... ¿Qué tan cercano está este futuro? En una presentación realizada en abril de este año, Elon Musk, creador de Tesla, expresó que en tres años, "no tener un auto autónomo será como tener un caballo". Una predicción que muchos en la industria automotriz consideraron arriesgada, aunque no hay dudas de que los vehículos autónomos serán protagonistas durante las próximas décadas.

En línea con los cambios en el diseño de las ciudades y con las tendencias en movilidad, hoy se habla de un uso diferente del tiempo durante el transporte: se trata de la "passanger economy" o economía del pasajero. Según un informe reciente de la SAE (Sociedad de Ingenieros de Automoción), esta tendencia proyecta un nuevo uso del tiempo: en la encuesta realizada por esta organización, más del 50% de los conductores de Estados Unidos declararon estar deseando el día en que no tengan que estar atentos al manejo y puedan dedicar su tiempo en el auto a entretenerse o trabajar.

Hoy, cuando los conductores pasan en promedio unos 50 minutos al día al volante, Audi desarrolló un proyecto llamado "Hora 25" en el cual se investiga cómo los autos que se conducen a sí mismos cambiarán nuestra vida diaria. ¿Seguiremos pasando casi una hora al día allí? ¿Cómo se puede usar mejor el tiempo en un vehículo autónomo?

En este sentido, algunos desarrollos conceptuales sobre cómo usar esta "hora disponible" apuntan a consumir experiencias multisensoriales de contenido que combinen audio, video y vivencias táctiles u olfativas. La idea es poder usar el tiempo en el vehículo para aprender distintas actividades (idiomas, programación, música con programas diseñados según el tiempo del viaje) o incluso realizar mindfullness o fitness durante el trayecto. Sin ir más lejos, en la misma encuesta de la SAE (Sociedad de Ingenieros de Automoción) en Estados Unidos, se encontró que el 26% de los encuestados esperaban poder dedicar el tiempo libre dentro del auto al cuidado personal (26%) y los ejercicios (14%).

¿Y si usáramos esa "hora extra" para estudiar? Podríamos elegir autos autónomos que, durante el viaje, nos dieran clase de un nuevo idioma y -en último término- pagaríamos por la lección, no por el transporte. O podríamos elegir vehículos que -además de llevarnos a casa- hicieran diferentes tours por la ciudad y nos hicieran descubrir lugares según nuestros intereses. ¿Historia de la arquitectura? ¿Sociología? Todo se puede enseñar mejor si se le suma un un contenido que -de forma contextual y geoposicionada- sea relevante.

En resumen, "la hora 25 " que generan los vehículos autónomos podría crear el "público perfecto" para las marcas: una audiencia cautiva, que no tiene otra cosa que hacer más que mirar por la ventana, pero con la posibilidad de que en esa ventana aparezcan contenidos clave para nosotros.

Por supuesto que, como toda nueva tecnología, el uso que le demos será la puerta que nos lleve al cielo o al infierno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.