La manera en la que respirás puede afectar tu memoria

Hacerlo por la nariz tiene más beneficios de los que conocés
Hacerlo por la nariz tiene más beneficios de los que conocés Crédito: Unsplash
Mariana Israel
(0)
16 de noviembre de 2018  • 20:10

Respirar por la boca o por la nariz no daría lo mismo cuando de recordar algo se trata. De acuerdo con un nuevo estudio científico, respirar por la nariz potenciaría la memoria , al mejorar la transferencia de los eventos que experimentamos en la vida diaria al "disco" de memoria a largo plazo.

En la investigación, los participantes que habían sido expuestos a ciertos olores lograban recordarlos mejor si sus bocas habían sido tapadas y respiraban solo por la nariz.

Olfato y memoria, conectados

El olfato en general está siendo evaluado como un sentido clave para el deterioro cognitivo. Por ejemplo, perderlo sería un indicador temprano de enfermedad de Alzheimer, según un estudio reciente publicado en la revista científica J ournal of the American Geriatrics Society.

Otro trabajo publicado en Nature reveló que las personas con una buena memoria espacial serían mejores a la hora de identificar olores.

Ahora, la nueva investigación añade un componente más a la ecuación: el tipo de respiración.

Mejor, por la nariz

Un grupo de expertos del Instituto Karolinska de Suecia les pidieron a 24 voluntarios de 19 a 25 años que recordaran 12 fragancias: la mitad eran conocidas (como el aroma de la frutilla) y la otra mitad eran olores más extraños e infrecuentes.

Luego, debían descansar por una hora, durante la cual respiraban por la nariz (se les tapaba la boca con cinta) o por la boca (se les colocaba clips en la nariz).

En la última parte del experimento, los participantes eran expuestos nuevamente a las 12 fragancias anteriores más 12 nuevas, y debían identificar cuáles habían percibido en la primera parte y cuáles no.

Quienes habían respirado por la nariz fueron casi dos veces más efectivos al reconocer los olores.

"Nuestro estudio muestra que recordamos mejor los olores, si respiramos por la nariz cuando se está consolidando el recuerdo (es decir, durante el proceso que tiene lugar entre el aprendizaje y la recuperación del recuerdo)", explicó Artin Arshamian, uno de los autores del trabajo, publicado en The Journal of Neuroscience, en octubre.

Una posible explicación es que la amígdala, pequeña región cerebral que procesa la información que obtenemos de los sentidos, está cerca del hipocampo, donde almacenamos recuerdos.

En los mamíferos, los olores son procesados en primer lugar por el bulbo olfativo, que comienza dentro de la nariz y recorre la base del cerebro. Al respirar por la boca, nos saltearíamos este circuito.

Inhalar vs. Exhalar

Otro estudio, de la Universidad Northwestern de Estados Unidos, descubrió que las personas serían más propensas a recordar un objeto si se lo encuentran en la inhalación, en lugar de en la exhalación. El efecto desaparece por completo si respiran por la boca.

"Hay una diferencia dramática en la actividad cerebral en la amígdala y en el hipocampo durante la inhalación y la exhalación", indicó la investigadora principal, Christina Zelano. "Al inhalar, descubrimos que se estimulan neuronas en la corteza olfativa, la amígdala, el hipocampo y a través del sistema límbico".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.